martes 15 de junio de 2021
CóRDOBA INDUSTRIA FARMACEÚTICA
23-05-2021 00:22

Savant, l'entrepreneur de la Ruta 19

23-05-2021 00:22

Visité la planta de Savant el pasado 12 de mayo, en compañía de mi colega, el contador Pablo Hormaeche. Nos recibió un miembro del directorio, el también contador Leandro Roberi. Para mi regocijo pleno, los dos profesionales dieron sus primeros pasos en mi oficina: hoy son destacados expertos que gozan de gran prestigio.

Más salud, mejor vida

En Savant entienden que la salud es lo más valioso. Ese compromiso y la vocación emprendedora que lleva más de 25 años, derivó en el complejo industrial en la localidad de El Tío, Córdoba. En un predio de tan grande (110.000 m2) como prolijo y de buen gusto.

La producción está basada en estándares internacionales y el complejo industrial se encuentra equipado con la más alta tecnología. ¿Hay otros laboratorios en Argentina? Sí, pero Savant fue el primero en incorporar el equipamiento necesario para producir cápsulas blandas. Dos de sus productos (Fabogesic y Almáximo) son, en su clase, los más vendidos del país.

Bolivia, Paraguay y Uruguay son algunos de los destinos de sus exportaciones. La facturación al mercado externo supera ya el 50 % del total, aportando las valiosas divisas que el país tanto necesita.

Lo que más me asombró es el vértigo inédito del desarrollo. Alberto Bono (padre de los fundadores), en su época, optó, siendo empleado del Banco Nación, por la actividad privada. Siguiendo su ejemplo, Mauro Bono emprendió la fabricación de especialidades medicinales en un garaje, en la ciudad de Arroyito y tuvo un crecimiento vertiginoso. En pocos años la planta de la localidad de El Tío pasó de 30 a 230 empleados (2002 a 2013).

La sede corporativa: curiosidad pandémica

Duele a menudo ver la centralidad existente en Argentina. Recuerdo que me causó pena creer que la sede corporativa aún continuaba en la provincia de Buenos Aires. No obstante, la sensación fue ambivalente porque ese edificio de 1180 m2 en el partido de Vicente López era un enclave cordobés cerca del puerto.

Pero la pandemia determinó el home office, el cierre de la citada sede y el retorno como base central a la localidad de El Tío, donde Savant “aprendió” a inventar una Argentina floreciente.

Por las justificadas y afectivas loas hacia Savant, el preciso aclarar que esta no es un espacio publicitario. Nuevamente, lo que se procura visualizar aquí es que en Córdoba hay ejemplos para inspirarse.

Gestor de patrimonios financieros y Contador PúblicO
[email protected]

En esta Nota