Despejado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 21 de septiembre de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / POLITICA Y TERRITORIO
domingo 1 septiembre, 2019

Todas las ramificaciones del imperio Saillén

El gremio del Surrbac tuvo su semana más tensa con los líderes detenidos, hijos imputados y la falta de respaldo gremial. El impacto de la causa en la política.

por Gabriel Silva

¿SE BAJA?. Desde Buenos Aires llegaría la orden para que el candidato a diputado Franco Saillén decline su candidatura. En el Surrbac, lo descartan. Foto: Cedoc Perfil

Las detenciones de Mauricio Saillén y Pascual Catrambone, el 1 y el 2 del Surrbac, el gremio de los recolectores de residuos en Córdoba, se convirtió rápidamente en el tema de la semana por la implicancia que la causa tiene no sólo en ámbitos de la Justicia federal, sino también por el impacto en la vida política, sindical y hasta empresarial de Córdoba. 

La cúpula del gremio supo tejer en estos doce años vínculos con todos los sectores del poder. Desde la política, hasta el fútbol, pasando por los empresarios, todos tuvieron actores con algún grado de vínculo con los Saillén, cuyo líder se convirtió en el primer detenido en Córdoba entre los sindicalistas de peso que se encuentran alojados en distintas cárceles del país. Y en esta ocasión, al igual que sucedió con las detenciones de Omar “Caballo” Suárez, en 2016; o de Herme “Vino Caliente” Juárez en Rosario, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, monitoreó la detención de Saillén y Catrambone a cargo de la PSA (Policía de Seguridad Aeroportuaria). 

En algún momento del martes, incluso, se barajó la posibilidad del arribo de Bullrich a Córdoba para las detenciones a los líderes del gremio de los recolectores, pero lo desactivaron de inmediato. Sobre todo, porque la tensión estaba creciendo con los camiones paralizando la ciudad. 

El impacto político. Sin un partido, pero con el control del gremio más poderoso de Córdoba, los Saillén se las ingeniaron para hacer su arribo a la vida política por los centros vecinales. Advirtieron falencias de las distintas gestiones municipales para hacer política en esos territorios y fueron inyectando fondos y presencia. Se quedaron con el de Villa El Libertador -el barrio más populoso-, terreno que retuvieron este año con la reelección de Aldo Ortega, y controlan además los de barrio Comercial y Zepa B, entre otros. 

“Todos los que aspiramos gobernar la ciudad, sabemos que hay que poner un pie en Villa El Libertador. Y hoy tenemos un pedacito cada uno, aunque ellos manejan el centro vecinal”, reconoció a PERFIL CÓRDOBA un dirigente de la capital cordobesa que se anima a compararlo con La Matanza en Buenos Aires. 

Pero el impacto político no se agota en los barrios. La imputación de Franco Saillén, hijo de Mauricio y legislador provincial por el kirchnerismo cayó como un balde de agua helada en San Telmo, en la usina política de Alberto Fernández en calle México. 

El hijo del sindicalista detenido en Bouwer es el quinto en la lista de candidatos a diputados nacionales en la boleta del Frente de Todos.

Casillero al que llegó presionando con los hombres del sindicato -algunos hablan de golpes de puño a referentes de Nuevo Encuentro en esa agitada noche de sábado- y desplazando a Martín Fresneda de ese lugar. 

“Por los números que manejamos es difícil que entre. El tema es que la imagen perjudica al resto de la lista y hay enojo en Buenos Aires”, reconoció un referente del espacio que entiende que el mensaje de Mauricio Saillén en su Instagram el pasado jueves tuvo como destinatario al propio Alberto Fernández. “No habrá neoliberales disfrazados de peronistas en llegada que puedan borrar la historia de esta organización”, publicó el administrador de esa cuenta el jueves. 

El gremio había sido uno de los que más movilizó al cierre de campaña de Alberto F. en el Orfeo. Y esa muestra de poder se la disputó con otros gremios: Luz y Fuerza y los mercantiles que responden a Pablo Chacón, tercero en la boleta, hombre de Sergio Massa en Córdoba y hasta hace algunas semanas, rival acérrimo de los Saillén. 

Se había firmado la paz en un asado hace dos semanas, aunque ahora no hubo respaldo.

A esto no lo van a reconocer los integrantes de la lista del Frente de Todos, pero algunos esperan que exista un llamado desde Buenos Aires pidiendo que Franco Saillén se aparte. Aunque en el entorno de los líderes del Surrbac descartan esa posibilidad. 

Este ruido entre los candidatos de la fórmula FF generó cierta comodidad en el oficialismo provincial. Los impulsores de la boleta corta del gobernador Juan Schiaretti creen que esto los dejará más cerca de retener las dos bancas en Diputados, y hasta están los optimistas que se animan a aspirar a un tercer escaño. 

Silencio sindical. Al margen del respaldo de Gabriel Suárez, el líder lucifuercista, no hubo otras muestras de respaldo de peso a la situación de la cúpula del Surrbac. Esto generó enojo en las bases de los recolectores, porque aparecen aquellos que señalan que “la gente de Mauricio estuvo con todos y ahora nadie dice nada”. 

La división de la CGT, con los cruces que la familia Saillén tuvo siempre con la conducción de José “Pepe” Pihen, sumado a la interna que se vivió en su momento con el propio Hugo Moyano, abrió varios frentes también en lo sindical. Y hasta ahora, los sindicatos más poderosos no se manifestaron. 

“Salvo que desde Nación manden la intervención del gremio. Ahí sí, porque termina en paro, caos y el apoyo del resto de los sindicatos”, advirtió un conocedor del paño.

El vínculo con el fútbol. La barra de Talleres, denominada “la Fiel”, también tiene relación con los Saillén. Tejido a partir de la relación entre el propio Mauricio y Darío Cáceres, líder de la barra -también detenido en Bouwer-, y vínculo impulsado por empresarios que intentaron, sin éxito, desembarcar en el Mundo Talleres. 

Cáceres, paradójicamente, también oriundo de Villa El Libertador, construyó una relación con los recolectores que derivó en el ingreso de miembros de la hinchada al ESyOP municipal que dirigen los recolectores y prestan los servicios de fuerza de choque cuando el gremio así lo requiere. 

Sin contar además el equipo de AmSurrbac, que compite en la Liga Cordobesa y que ya tuvo su clásico con Camioneros, en un celoso operativo de seguridad para un partido del fútbol de los barrios. 

Todos ingredientes que describen y muestran el impacto del golpe del que trata de recuperarse el Imperio Saillén. 
 


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4759

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.