lunes 21 de junio de 2021
CóRDOBA EL HUMOR AL PODER
16-05-2021 00:47

Viaje a Vacunalandia

16-05-2021 00:47

En medio del éxodo de miles de ‘balseros’ argentinos que llegan a Miami y se agolpan en los vacunatorios con el mismo entusiasmo con que antes arrasaban los shoppings, Mauricio Macri reveló que él también se había plegado a esta tendencia.

Desde el PRO se habrían visto obligados a desmentir que el expresidente haya exigido sentarse en una reposera mientras le aplicaban la dosis. De paso, aprovecharon para negar que Patricia Bullrich haya propuesto que, cuando se produzca la detención de motochorros, se utilicen pistolas Taser para tomarles la temperatura antes de ingresarlos en una celda.

En Córdoba, desde las agencias de turismo calcularon que han sido unas 500 personas las que viajaron a la Florida en un tour que incluye pasaje ida y vuelta, alojamiento y vouchers de pinchazo libre como parte de la estadía. Esa gente que odia tanto el comunismo que ni siquiera la ensalada rusa quiere probar, sería la que opta por volar a Estados Unidos, espantada frente a la posibilidad de que le inoculen la Sputnik o la Sinopharm y, a través de ellas, la adoctrinen con ideas marxistas o maoístas. O, lo que es peor, que después el pelo le quede igual al del Pollo Sobrero.

Entre tantos viajeros, también Alberto Fernández levantó vuelo, aunque en su caso el motivo fue más bien opuesto al de su predecesor: el actual presidente viajó a Europa para evitar que lo vacunen… en el Fondo Monetario Internacional. Por las dudas la titular de ese organismo, Kristalina Georgieva, le dijera que “a ustedes no los salva ni Dios”, el mandatario argentino se reunió previamente en el Vaticano con el papa Francisco, con quien habría dialogado sobre temas trascendentes como la pobreza, la pandemia, el aborto legal, el conflicto en Medio Oriente y la continuidad de Marcelo Tinelli al frente de San Lorenzo de Almagro.

Y así, mientras Fernández procuraba reunir apoyos externos para su gestión, el oficialismo veía diluirse (más rápido que promesa electoral) su respaldo interno, tras una poco feliz explicación de Carlos Zannini, cuando lo consultaron sobre por qué su nombre figuraba en la lista de supuestos vacuna - dos VIP. El funcionario alegó que ese privilegio le correspondía por ser mayor de 60 años con enfermedades prevalentes y por ser “autoridad decisional”, aunque esta última categoría suena medio ambigua: los zorros grises, los coreógrafos, los maestros mayores de obra, los profesores de Tai Chi, los croupiers de la ruleta y los calesiteros que sostienen la sortija, también son “autoridades decisionales” y no han invocado esa condición para que los vacunen antes.

Tampoco en Córdoba las tiene todas consigo el Frente de Todos, en cuya boleta se anotaría a Carlos Caserio como primer candidato a senador, una postulación que para algunos es un sapo muy difícil de tragar. “Viene del delasotismo, apoyó a Schiaretti y ahora está con Alberto. ¿Quién te asegura que un día de estos no se convierta en libertario, bromosódico o trumpista republicano?", chicaneó un militante barrial que, si pudiera, mediría la pureza doctrinaria a través de un PCR. De todas formas, el FdT cordobés deberá esforzarse mucho para que quienes encabecen sus listas lleguen al Congreso, salvo que estén dispuestos a lanzarlos mediante una catapulta o que los arrojen con paracaídas en un operativo comando.

El intendente Martín Llaryora, en cambio, busca posicionarse con miras a la elección de gobernador de 2023 y, entre otras medidas innovadoras, ha anunciado que se labrarán multas de tránsito a través de las cámaras de vigilancia policial. Aunque no han sido tipificadas en la normativa, entrarían en desuso antiguas costumbres como tener sexo en el auto, apretarse puntos negros con la ayuda del espejo retrovisor o cantar a los gritos canciones de Ricardo Arjona mientras se va manejando, frente al peligro de que los videos que capturen esas conductas se viralicen y dañen la reputación de los involucrados. También deberán contenerse quienes disfrutan con sacar el brazo con el pucho por la ventanilla, hacer fuck you al que les tocó bocina o asustar a los peatones apoyando el trasero contra el vidrio, porque el valor de las multas se rige por la cotización de la nafta, que ya parece bandera de escuela: la suben todas las mañanas.

(*) SOMMELIER DE LA POLITICA

En esta Nota