jueves 24 de junio de 2021
CORONAVIRUS COLAPSO SANITARIO
24-05-2021 17:00

Joven de 22 años murió de COVID-19 tras no encontrar cama en hospitales

Lara Arreguiz falleció por una neumonía bilateral a causa del coronavirus, luego de haber sido trasladada por sus padres a distintos centros médicos en búsqueda de una cama disponible.

24-05-2021 17:00

En el marco de la segunda ola de COVID-19 en el país, una joven santafesina de 22 años falleció el pasado viernes por una neumonía bilateral luego de contagiarse de coronavirus y ser trasladada a distintos hospitales en búsqueda de una cama disponible en medio del colapso sanitario de la provincia de Santa Fe.

Lara Arreguiz, la joven santafesina que falleció de COVID-19, comenzó con una leve tos el pasado 13 de mayo, que con el correr de los días empeoró hasta desencadenar en una neumonía bilateral causada por haberse contagiado de coronavirus.

En total fueron tres los centros médicos que tuvo que recorrer la familia de Lara para dar finalmente con una cama disponible en el medio del colapso sanitario de la provincia para internar a la joven, cuyo cuadro de neumonía bilateral empeoró dramáticamente en cuestión de días.
 

Joven Santa Fe 2

El recorrido de la familia para encontrar una cama disponible para Lara Arreguiz

Ante la dificultad para respirar, tres días después del primer síntoma Lara Arreguiz fue trasladada por sus padres al Hospital Protomédico Manuel Rodríguez en la capital provincial. "Nos dijeron que podía ser COVID, pero que en ese momento no tenían los medios para atenderla y nos mandaron a casa", declaró su mamá Claudia Sánchez ante los medios locales, y contó que recién al otro día la hisoparon, le hicieron placas, le suministraron antibióticos y le recomendaron seguir con las nebulizaciones.

En tan solo dos días Arreguiz contrajo una neumonía bilateral, y, ante la ocupación total de camas de ese centro médico, la familia decidió trasladarla al nuevo Hospital Iturraspe, también en la capital provincial. En la guardia tan solo la anotaron y la dejaron esperando en un pasillo donde la joven se recostó en el suelo tras la negativa del personal de Seguridad de recostarse en una camilla, pese a que la joven se mostraba descompuesta y con dificultades para respirar. "Nos vio una señora que nos prestó su campera para taparla por el frío. Yo entiendo el colapso sanitario pero me duele haberla visto tirada en el piso sin respirar y que nadie haga nada", contó la mamá.

Covid-19 y colapso en Santa Fe: la capital provincial, Rosario y Rafaela no tienen camas de terapia

El cuadro de COVID-19 de Lara siguió empeorando y no fue hasta que se descompensó que la atendieron y le suministraron oxígeno. Pese a que lograron estabilizarla, los médicos le informaron a los padres de la joven que el hospital no contaba con camas disponibles para internarla.

ras permanecer varias horas en el nosocomio del norte de la ciudad, fue trasladada en ambulancia al viejo Hospital Iturraspe, donde consiguieron una cama que había sido liberada. "Yo misma la ayudé a caminar y el chofer de la ambulancia me preguntó por qué la tocaba si tenía COVID", lamentó Claudia.

Al día siguiente, la joven fue derivada a una sala intermedia en donde mediante una bomba de hidratación le controlaban la insulina y los niveles de azúcar en sangre. La situación empeoró y desde el hospital le avisaron a la madre de Lara que habían tenido que pasarla a terapia intensiva para entubarla y allí permaneció durante algunas horas hasta que, finalmente, falleció.

Confinamiento: Carla Vizzotti advirtió que podría haber "cierres intermitentes" durante todo el invierno

Quién era la joven santafesina que falleció de COVID-19

Joven Santa Fe

Lara Arreguiz tenía 22 años y estudiaba Ciencias Veterinarias en la Universidad Nacional del Litoral. Vivía en Esperanza, a 38 kilómetros de la capital provincial, en un departamento que le habían alquilado sus padres. Además, era voluntaria de la organización S.O.S. Caballos. La joven era población de riesgo por ser insulinodependiente y comenzó con síntomas el jueves 13 de mayo. 

"La gente no entra en razón de lo que está sucediendo. Muchos dicen que todo esto es mentira. Pero cuando te toca en carne propia hay que vivirlo y es lo peor que te puede pasar estar de hospital en hospital con un ser querido y no tener una cama o un médico que te ayuden. Espero que lo que nos pasó sirva para concientizar a la gente, que esto le puede pasar a cualquiera", lamentó el papá de Lara, Alejandro Arreguiz, en declaraciones con medios locales. 

cd / ds