martes 05 de julio de 2022
CULTURA Primer diario patrio

Día del Periodista: 7 curiosidades sobre la Gazeta de Buenos Ayres, el periódico creado por Mariano Moreno

Hace 212 años, el secretario de la Primera Junta fundó el diario que, a pesar de las limitaciones de la época, expresaba y difundía las ideas de la Revolución de Mayo.

07-06-2022 14:22

Cada 7 de junio se celebra en Argentina el Día del Periodista. Esa fecha quedó establecida porque fue la misma que, en 1810, el político; abogado y partícipe de la Revolución de Mayo, Mariano Moreno, publicó La Gazeta de Buenos Ayres, el primer periódico en el país con un gobierno autónomo.

La institucionalización de este día fue decidido por el Primer Congreso de Periodistas, que se reunió en la provincia de Córdoba el 25 de mayo de 1938 y tuvo en cuenta la fundación del diario que se creó tan solo nueve días después que la Primera Junta de Gobierno, de la cual Moreno era secretario.

Qué periódicos había antes de la Gazeta de Buenos Ayres

La Argentina ha tenido y continúa teniendo una tradición periodística y de medios muy importante en su producción. Antes de la publicación de Moreno había sido fundado en 1801 El Telégrafo Mercantil, creado por Francisco Cabello y Mesa a instancias de Manuel Belgrano, en ese entonces secretario del Consulado de Comercio, y el virrey Gabriel de Avilés.

Mariano Moreno 20220303

El creador de nuestra bandera también fue una figura importante para apoyar al Semanario de Agricultura, Industria y Comercio (publicado entre 1802 y 1807), de Juan Hipólito Vieytes, y el Correo de Comercio (entre 1810 y 1811), de fines de la etapa virreinal, del cual fue su principal redactor. Pero la Gazeta de Moreno fue sin dudas el portavoz difusor de las ideas promovidas por el gobierno revolucionario de mayo, bien consciente de su poder como herramienta de propaganda en aquella época.

"El pueblo tiene derecho a saber la conducta de sus representantes"

La Gazeta se imprimió por primera vez en 1810 y continuó durante once años. Su edición fue a encargada al sacerdote Manuel Alberti, uno de los vocales de la Junta, pero muchos de los documentos fueron redactados por Moreno.

Mediante un decreto, la Junta estableció: "El pueblo tiene derecho a saber la conducta de sus representantes, y el honor de éstos se interesa en que todos conozcan la execración con que miran aquellas reservas y misterios inventados por el poder para cubrir sus delitos. El pueblo no debe contentarse con que sus jefes obren bien, debe aspirar a que nunca puedan obrar mal. Para logro de tan justos deseos ha resuelto la Junta que salga a la luz un nuevo periódico semanal con el título de Gazeta de Buenos Ayres".

Día del Periodista: desintoxicando discursos 

El lema de un historiador romano

El paso de la fuerte censura de la corona española a los cambios políticos y sociales que introdujo la Revolución de Mayo acarreó nuevas experiencias en la libertad de expresión. Después de todo, el 7 de junio fundamentalmente es eso, una jornada para celebrar este principio junto al derecho a estar informados.

Aunque esta libertad no era total, el contraste con el sistema del virreinato era muy alto. Precisamente, el lema de la Gazeta de Buenos Ayres era: "Tiempos de rara felicidad, son aquellos en los cuales se puede sentir lo que se desea y es lícito decirlo", del político e historiador romano Cornelio Tácito

Las limitaciones para la impresión

La imprenta disponible en la ciudad era la que se encontraba en la Casa de los Niños Expósitos (niños recién nacidos abandonados) donde se realizaban todos los trabajos de impresión desde 1780. Estaba ubicada junto a la Iglesia San Ignacio de Loyola, hoy en día en las calles Alsina y Bolívar del centro porteño. El artefacto era muy rudimentario, similar al que había inventado Johannes Gutenberg tres siglos antes.

Mariano Moreno 20220607
Mariano Moreno falleció envenenado en alta mar el 4 de marzo de 1811, en un viaje como diplomático a Gran Bretaña.

A pesar de sus tipos móviles gastados y su capacidad de producción baja, comparada a las que existían en países de Europa en ese momento, la Real Imprenta fue la responsable de los primeros periódicos antes mencionados y donde Mariano Moreno publicó la traducción del Contrato Social de Jean-Jaques Rousseau y su tratado de economía conocido como "La representación de los hacendados".

Todo por un peso

La Gazeta de Buenos Ayres tenía una frecuencia semanal, una extensión de un pliego y medio y se vendía por suscripcióna un peso por mes en Buenos Aires; a diez reales “en los pueblos comprendidos por la Administración principal de Correos”; y a doce reales en Chile y Perú.

En todos los casos los pagos debían efectuarse de manera anticipada y se hacía en la Casa de los Niños Expósitos. Para Buenos Aires la suscripción era mínimo por tres meses, mientras que para el resto de los destinos era de seis.

De lectura obligatoria en la Iglesia

El periódico tuvo un rol decisivo en la formación de opinión de la sociedad y se concibió como el vínculo fundamental entre el pueblo y sus representantes. Sin embargo, el secretario de gobierno y guerra de la Primera Junta sabía que su principal limitación estaba en el alto porcentaje de analfabetismo, ya que poca gente sabía leer.

Gazeta de Buenos Ayres

Por ese motivo, durante los días festivos y después de oficiada la misa su lectura fue declarada obligatoria para los curas hacia sus feligreses, con el fin de llegar a mujeres, niños y ancianos. Se estableció lo mismo para los cuarteles, para difundir la información entre los hombres, teniendo en cuenta que por entonces la ciudad estaba muy militarizada. 

El fin de la Gazeta de Buenos Ayres

Además de Moreno, Alberti tuvo un rol muy importante en el diario ya que hacía las veces de director, recibiendo los escritos a publicar. Otros colaboradores fueron Belgrano y Juan José Castelli y algunos de sus redactores destacados fueron Gregorio Funes, Pedro José Agrelo, Vicente Pazos Kanki, Julián Álvarez, Bernardo Vélez, Manuel Antonio Castro y Bernardo Monteagudo, que tuvo una labor como columnista luego de la muerte de Moreno en alta mar, en 1811.

La Gazeta de Buenos Ayres desapareció el 12 de septiembre de 1821, cuando el ministro de Gobierno y Relaciones Exteriores, Bernardino Rivadavia, decidió sustituirla por el Registro Oficial.

cp