viernes 13 de diciembre de 2019 | Suscribite
CULTURA / Critica
domingo 17 noviembre, 2019

Una atenuada locura

La derrota del Vestido azul radica en ignorar los motivos. Y comete algo peor: omite el discurso de la enferma mental.

Galería de imágenes

por Omar Genovese


Fotogalería
DESBORDES. Fue una premiada escritora francesa fallecida en 2006. Foto: Michèle Desbordes

Esta novela reconstruye la personalidad tormentosa de la escultora francesa Camille Claudel. Desbordes fracasa, su prosa nunca se sale del carril descriptivo de las distintas voces, o de la suposición, donde prevalece cierto capricho obsesivo. La reconstrucción idealiza el “salirse de sí”, más bien por amor que por alguna convicción profunda. De hecho, la trama se expone tras un velo donde Camille espera la visita de su hermano Paul, el poeta y diplomático católico ejemplar francés, que siempre se difiere, o cuando ocurre, es un acontecimiento irregular en los treinta años que estuvo retenida en una clínica psiquiátrica. La temporalidad del relato migra del pasado infantil a la pasión de la protagonista con Rodin, pero evocada con cierto prurito vergonzante, al punto que desliza que la locura de Camille fue producto del fin de tal pasión. Esa joven artista tuvo el apoyo e influencia cultural del amante, una serie de vínculos críticos que la destacó entre las mujeres, pero la novela no pone luz si era por mérito propio o como premio a la carnalidad.

La derrota del Vestido azul radica en ignorar los motivos. Y comete algo peor: omite el discurso de la enferma mental, ¿cómo escribe Camille en sus pequeñas libretas? ¿De qué toma nota la locura en la espera? ¿Cuál era el sufrimiento de esa mujer expulsada de la existencia? La madre de los Claudel queda en sospecha con algún mandato, pero en nada sugiere su intervención decisiva. Esta institucionalización de la locura como corset de omisión del otro se describe desde una perspectiva naturalista adecuada para que el lector responda con sentimientos comprensivos, incluyendo la piedad, muy al estilo hipócrita de Emmanuel Carrère. Pero toda mediocridad esconde una intención: ocultar, otra vez, el talento estético tras una anomalía inexplicable. El artista, entonces, es un loco suelto, devaluando su sensibilidad y mirada sobre lo real. Quedan Las conversadoras, la escultura de Camille donde cuatro mujeres urden el chisme y sus consecuencias.

 

El vestido azul

Autora: Michèle Desbordes
Género: novela
Otra obra de la autora: La petición
Editorial: Periférica, $ 1.380
Traducción: David M. Copé

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4842

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.