Parcialmente nublado
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 21 de julio de 2019 | Suscribite
DEPORTES / en avellaneda
sábado 10 agosto, 2013

Con una paliza a Racing, San Lorenzo se bancó bien la chapa de candidato

Ante un estadio sin público, el equipo de Pizzi jugó bien, venció 3 a 0 a la Academia y tiene puntaje ideal. Cauteruccio, Cetto y Villalba anotaron los goles. Racing, una sombra.

por Redacción Perfil

Foto:

La orquesta de San Lorenzo sonó sin oyentes. El triunfo mudo dejó la sensación que el candidato ayer sostuvo el cartel con estilo. Por la hipocresía de algunos dirigentes, el partido de ayer se jugó sin público; los de Racing pagaron el castigo por el velorio en su cancha dedicado a Independiente con la anuncia de la comisión directiva, y los de San Lorenzo porque los visitantes son la raza prohibida. De la hipocresía, nació el partido auténtico. Cuando Ricardo Centurión le pisó la pelota y le tiró un caño a Matías Catalán no fue para la tribuna. Sin demagogia, el volante encaró por la punta izquierda y definió sin potencia. Luciano Vietto también tiró un taco; no había nadie para festejarlo con un “ole”. Racing, en definitiva, tuvo a futbolistas aislados. San Lorenzo fue el bloque, la ieda conjunta. De a poco se tragó a un rival que también amagaba en la previa del torneo Inicial con la candidatura. El Ciclón mostró argumentos y plataforma. Lo de Racing sigue siendo testimonial.

La marca del gol. El plus es Martín Cauterruccio. El delantero abre partidos y contagia a sus compañeros. Rápido y furioso, hizo diferencias cuando todavía no había grietas. El gol cobra aún más valor porque dejó sin recursos al mejor arquro del fútbol argentino. Sebastián Saja voló para intentar la ataja imposible. Cauteruccio ubicó la pelota en el ángulo y a San Lorenzo en la cima del partido. Después el delantero sacó a pasear al arquero de Racing afuera del área y le entregó el gol a Juan Mercier, que demoró en una ejecución sencilla. Hasta ahí parecía la complicidad de un jugador con la estadísitca: sólo Cauteruccio había marcado para San Lorenzo en el arranque del campeonato.

En el segundo tiempo, el delantero falló dos chances claras; un remate pegó en el palo y el otro fue directo al cuerpo de Saja. Faltaron los “uhh”.

Racing no reaccionó a los avisos y el Ciclón no sucumbió ante las oportunidades perdidas. En una jugada de pelota parada surgió efecto el doble cabezazo: peinó Emmanuel Mas, convirtió Mauro Cetto. Dueño del encuentro, el equipo visitante decoró el resultado con un gol de Héctor Villalba. El nombre no dice tanto como el cambio: el pibe había ingresado hacía doce minutos por Cauteruccio, nada menos.

El resto fue un trámite para que el equipo ganador hiciera ostentación de la tenencia de pelota. San Lorenzo fue una orquesta de fútbol, sin música de fondo.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4697

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard