sábado 28 de enero de 2023
DEPORTES Mundial Qatar 2022

Argentina barrió a Polonia, se quedó con el grupo C y ahora empieza otro mundial para la Scaloneta

Con un control casi absoluto del partido, sin sufrir en defensa y hasta errando un penal, la albiceleste superó 2 a 0 a los polacos y enfrentará a Australia el sábado 3. Análisis de los jugadores donde no hubo puntos bajos.

30-11-2022 18:52

La sorpresiva derrota ante Arabia Saudita modificó el camino de la Selección Argentina en este mundial de Qatar 2022. Desde esa derrota, todo fue pesado, angustiante, porque no había chance para más errores. Cada partido era “por eliminación”. Después de superar a México con lo justo, con más angustia que solvencia o fútbol, fue el turno de Polonia, que con 4 puntos, era el puntero del Grupo C.

El partido comenzó con un rival al que le alcanzaba el empate para pasar de ronda. Pero los polacos  no se refugiaron atrás, ni cuidaron el empate, sino que se pararon para jugar el partido de igual a igual. En los primeros minutos manejaron la pelota. Pero la Argentina no perdió la calma y esperó su chance. Claro, la ilusión polaca duró cinco minutos.

Porque cuando la Scaloneta agarró la pelota, no la largó más. Con errores, con imprecisiones, pero con convicción. ¿La primera? Casi a los diez minutos, Messi pisó el área con pelota dominada, se acomodó para su mejor perfil y probó al primer palo pero el arquero polaco Szczesny desvió al córner.

Lionel Scaloni ya salió Campeón del Mundo

Ya era todo de Argentina, y así sería durante todo el partido, tras unos primeros minutos donde Polonia intentó. Las situaciones empezaron a sucederse aunque tampoco tuvo muchas. Sobre la primera media hora, una gran jugada colectiva terminó con un remate cruzado de Acuña, que se fue a centímetros del segundo palo.

Buen primer tiempo de la Argentina, se podría decir que le faltó el gol, y quizá alguna variante más para ver si podían marcar. No se pudo ni de penal en la zurda de Messi, ni olímpico, como intentó Di María. Con la misma sensación que el primer partido ante Arabia saudita al terminar el primer tiempo, que algunos alarmistas temieron durante el entretiempo.

Cuando comenzó el complemento, un minuto tardó la albiceleste, vestida de violeta en meter cuatro pases seguidos para la definición mordida de Alexis Mac Allister y meterla junto al palo derecho del arquero polaco. Faltaba mucho, muchísimo para el final del partido, pero se iban acomodando las cosas.

Argentina venció 2-0 a Polonia y clasificó a los octavos de final del Mundial de Qatar

El segundo tiempo, con la ventaja, Argentina intentó manejar la pelota, pero sin lograr mucha profundidad. Polonia fue una sombra de equipo mundialista, comida por los nervios, por los goles de México que acercaban a los aztecas a la clasificación, que en algún momento hasta pudo definirse por tarjetas amarillas.

Sí, la Scaloneta le ganó a una selección floja, que no propuso ni aguantar el 0 a 0 y no reaccionó ni cuando iba perdiendo uno a cero, ni cuando perdía por dos. Pero lo poco que hicieron los polacos fue también porque la Argentina hizo todo bien, marcó cuando fue necesario, jugó todo el tiempo y cuidó la pelota, con convicción, con certezas, con precisión y con paciencia para abrir los espacios, que se abrieron, y pudo convertir. No fue de penal, ese “penal VAR” (todavía menos que aquel “penal mancha” que a veces se cobra) a lo que tenemos que acostumbrarnos. Pero fue como más nos gusta a los hinchas de la Scaloneta, tocando, con paciencia, con cambio de ritmo y con sorpresa, que de eso se trata el viejo y querido fútbol argentino. Aquel que nos dio prestigio en todo el mundo, que nos dio títulos continentales y mundiales, y que nos puso como ejemplo a lo largo de la historia.

México venció 2-1 a Arabia Saudita pero no le alcanzó para clasificar a octavos de final

Emiliano Martínez. Espectador de lujo de la Scaloneta. Hizo un par de saques de arco, cortó un centro fácil y poco más. Habrá transpirado más en los festejos que durante los 90 minutos reglamentarios.

Nahuel Molina bien clausurando su lateral, controlando los intentos por su sector.

Nicolás Otamendi. Una fiera en el fondo, corriendo, cerrando, poniendo el alma en cada pelota cuando le tocó defender, pero también para ayudar en la marca a sus compañeros.

Cristian Romero. Sólido en defensa, sin complicarse demasiado, tuvo un blooper sin consecuencias.

Marcos Acuña. Tuvo buenas proyecciones, lo dejó solo Messi con un pase de 40 metros, pero le quedó para la zurda y remató desviado. En una jugada muy similar, solo frente al arco, eligió cabecear al arco en lugar de meterla al medio, y se fue fácil para el arquero. Muy comprometido con el equipo en el tiempo que le tocó jugar, salió en el segundo tiempo, porque estaba amonestado cuando Argentina controlaba pelota y partido.

Rodrigo de Paul. Bien en los pases, movedizo, concentrado en el partido. Jugando y haciendo jugar. Fundamental su levantada para la levantada de todo el equipo. Fue pieza clave en la actuación argentina.

Enzo Fernández tuvo un par de malos pases, pero se acomodó siempre para recuperarse del error. Bien movedizo por toda la cancha, pase muy bieno para el segundo gol argentina, gran recuperación bajando en uno de los pocos intentos polacos. Gran partido, en un equipo sin puntos bajos.

Alexis Mac Allister Golazo que definió mordido una buena jugada colectiva, le dio confianza y redondeó un gran partido, jugando, quitando, asociándose muy bien con sus compañeros. Había tenido un buen desempeño en el primer tiempo, y su golazo le dio convicción para terminar con una gran actuación.

Lionel Messi. Pases milimétricos, una gran jugada en la que le sacó el gol el arquero polaco. Las intentó de todas las maneras. Hizo casi todo bien, pero siempre los argentinos tenemos un pero con la mano cambiada, a su izquierda, el arquero le sacó el penal. Paradójicamente, cuando falló en los 12 pasos, levantó la Argentina y jugó los mejores minutos del primer tiempo. En el segundo, quiso revancha, ayudado porque el equipo iba en ventaja. No pudo, hasta que dejó de empecinarse con su gol y volvió a asociarse con sus compañeros como mejor sabe. Aún con el penal fallado, fue su mejor partido en el mundial, como lo fue de toda la Scaloneta.

Julián Alvarez. Movedizo, participativo. No tuvo muchas chances, pero... En un jugadón de Alexis Mac Allister lo dejó solo pero se la sacó el arquero polaco. En el rebote, tiró el centro para la cabeza de Lío Messi, a quien el arquero polaco rozó y que el VAR y el árbitro decidieron que había sido penal. En otra jugada, después del penal, tuvo el gol, definió muy bien, pero pudo rechazar bien el arquero. Finalmente, tuvo una en el segundo tiempo, del otro lado, sí, pero le pegó como Enzo Fernández ante México y le dio la tranquilidad a la Argentina, con el 2 a 0 definitivo que alivió a todos. Es el gol que necesitaba el país para sentir que sí, que enderezamos el mundial.

Angel Di María Como contra México, se movió por izquierda y por derecha, aprovechando los espacios. Tiró un corner y casi logra algo único en la selección nacional: un gol olímpico en los mundiales. Protagonista de casi todos los ataques argentinos, también participó del primer gol argentino. Muy buena actuación del “Fideo”, que fue reemplazado.

Además del invicto de 36 partidos, Argentina perdió ante Arabia Saudita un récord casi centenario

Nicolás Tagliafico. entró por Acuña, que estaba amonestado por si los polacos tiraban algún centro al área. Pero su trabajo fue más de la mitad de cancha para adelante que en defensa. ¿Su primera participación? Un excelente avance de Argentina, que terminó en las manos del arquero. En el final del partido, le sacaron un mano a mano al corner, tras un jugadón de la Sccaloneta.

Leandro Paredes, Guido Pezzella y Thiago Almada entraron poco en juego, se asociaron bien y no participaron demasiado porque Polonia no intentó ni aún perdiendo por 2 a 0.

Lautaro Martínez. Tuvo una, un regalo de la navidad polaca, controlo bien, pero se le fue un metro afuera del segundo palo. Entró para renovar el aire de los jugadores argentinos y cumplió.