sábado 25 de junio de 2022
DEPORTES televisación del fútbol

Un negocio que está fuera de foco

La fusión Fox-ESPN sigue en revisión. Turner podría quedarse con todos los derechos y cederle partidos a la Televisión Pública. En Disney no quieren dejar el negocio. ¿En qué canales se verá el fútbol?

Si nadie puede dar certezas reales sobre cuándo se reiniciará el fútbol argentino, esa misma sensación de incertidumbre es la que predomina en las oficinas de las cadenas televisivas. Aunque la incertidumbre no solo es por la vuelta del fútbol, algo que preocupa e inquieta cada vez más, sino por saber cómo continuará el negocio y en qué canales se transmitirá la Liga Profesional en su regreso.

Esta semana surgieron algunas noticias y versiones sobre la estudiada fusión de Fox-ESPN (propiedad de Disney) y sobre la posibilidad concreta de que Turner se quede con la totalidad de los partidos a televisar. En uno de los bocetos a los que accedió PERFIL, la Televisión Pública tendría dos partidos en 2020, y tres en 2021, siempre con la premisa de transmitir al menos uno en el Interior. Un Fútbol para Todos moderado, acaso una versión albertista del programa que se creó en 2009. 

Sin embargo, a pesar de ciertos avances o indicios, aún nada está definido.   

Si en 2017, cuando se quedó con los derechos de transmisión, la alianza Turner-Fox fue graficada a este diario como un “matrimonio por conveniencia”, por estas horas, ese matrimonio atraviesa una crisis producto de esta incertidumbre.

Porque si bien hubo algunos grupos nacionales interesados en ingresar al negocio, los elevados montos en dólares filtraron el negocio para que quedaran solo cadenas extranjeras. Eso hizo que los dos socios se convirtieran, a la vez, en potenciales adversarios: en caso de que el Estado falle en contra de la fusión Fox-ESPN, Turner tomaría ese 50% en litigio.

Un sector del Gobierno cuestiona el manejo que está haciendo la AFA del tema. “No hay centralidad”, sintetizan. Quizás por eso son pocas las personas que se atreven a pronosticar en qué canales se verá el fútbol argentino. Nadie quiere ponerse en el medio de un negocio que a la Liga le representa un ingreso de 620 millones de pesos por mes. 

Legajos. De acuerdo a lo que pudo averiguar PERFIL, la fusión Fox-ESPN sigue en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia. Aún no llegó al Enacom, el organismo que debería determinar si la unión de estas dos empresas ubican a Disney en una posición monopólica dentro del mercado del deporte televisado. Algunos dirigentes deslizan que el Gobierno ya tiene una decisión tomada, pero que calibra el tiempo político y ultima los detalles técnicos y teóricos para dar el paso. 

Hay un consenso de que, de mínima, el Estado argentino le pediría a Disney que venda o se desprenda de algunos de sus canales. La otra posibilidad es que el Estado la rechace. En los dos escenarios, la señal Fox es la que debería venderse.

Desde Disney aseguran que no tienen ninguna intención de dejar el negocio, y muestran como argumento lo que sucedió en otros países como Brasil, México o Chile, donde los diferentes gobiernos aprobaron la fusión pero con modificaciones.

El lento vaciamiento de Fox Sports podría entenderse a partir de esa premisa. Las mayores figuras de ese canal se están mudando a ESPN, la otra señal de Disney. Esta semana, el que dio el paso fue el relator y periodista Mariano Closs, que dejó Torneos (la empresa que produce Fox) luego de 28 años. En Disney reconocen esto, pero se lo atribuyen a una estrategia de carácter internacional, que no tiene nada que ver con las vicisitudes domésticas: Disney quiere fortalecer a ESPN y posicionarla como su marca distintiva en el ámbito deportivo.

Como fuera, nada está claro. Casi como la fecha de regreso del fútbol argentino. 

En esta Nota