miércoles 07 de diciembre de 2022
ECONOMIA Protección

10 años de desarrollo y u$s 200 millones: el costo de desarrollar una nueva molécula

Luego de casi 10 años de trabajo y más de 200 millones de dólares, FMC lanza una nueva molécula para proteger a la soja y al maní. Y adelanta nuevos lanzamientos.

14-11-2022 15:42

La investigación y el desarrollo se han convertido en áreas imprescindibles para las empresas dedicadas a la protección de cultivos agrícolas. A medida que se intensifican las demandas de los productores por tener una mayor paleta de productos para rotar principios activos y evitar la mentada resistencia de las malezas, las compañías deben invertir en nuevos productos, en especial aquellos banda verde, con menor impacto ambiental. 

En esta línea de sustentabilidad viene trabajando FMC desde hace casi una década para desarrollar una nueva molécula, que le permitió recientemente lanzar un primer producto elaborado en base a la carboxamida Fluindapyr, para soja y maní que, según adelantan, se caracteriza por su menor impacto ambiental, al tiempo que ayudará a potenciar el rinde final. "Es una carboxamida inédita en el mercado que le llevó a la compañía una inversión de más de 200 millones de dólares y entre 8 y 10 años de desarrollo", aseguró a PERFIL Florencia Bedacarratz, gerente de Marketing para el cono sur de la multinacional. ​

La empresaria caracterizó al lanzamiento como "una nueva era" y aseguró: "implica romper un paradigma para mostrar una molécula que forma parte de este primer lanzamiento", aseguró. Y en la misma línea adelantó que pronto llegarán dos nuevos productos, entre ellos un herbicida, en la carrera por acercarle nuevas opciones al productor, para armar un sistema de control.

Una apuesta con mirada de futuro

Y los lanzamientos no paran. "Para los próximos 5 años tenemos en carpeta 2 nuevos fungicidas, además de este Onsuva que estamos lanzando. Uno de ellos será para controlar rye grass resistente en trigo, y el otro es una nueva formulación de Coragen - producto líder de la marca-, que será más concentrado y eficaz", explicó.

La sequía golpea a la fábrica de dólares argentina: la soja

Y también aseguró: "Tenemos otros tres lanzamientos de productos en desarrollo".

Respecto al 2023, Bedacarratz adelantó que será un año complicado para el sector, porque la sequía le está complicando los números al productor. Sin embargo se mostró complacida con la buena performance de la marca: "Venimos creciendo en forma rápida, en portafolio y ventas", dijo y agregó: "Este ha sido un buen año también, que nos permite seguir consolidándonos en el mercado".

"En cuanto al mercado en sí, será muy difícil para toda la industria, no sólo por un tema económico sino por el clima que está jugando un rol complicado. No hubo barbecho corto ni largo, no hubo trigos y, por las condiciones climáticas, es posible que muchos de los cultivos implantados no lleguen a cosecha", explicó.

"Por otro lado, también podría haber impacto en el cultivo de maíz que se vio afectado por una menor cantidad de cultivos de primera. Esperemos recuperar con más hectáreas de soja, pero hay que ver cómo sigue el clima para implantar", explicó. 

El contexto internacional y qué hará el productor

Bedacarratz también se refirió a un contexto internacional "tormentoso" por la invasión Rusa a Ucrania y caracterizó la manera en que esta situación está interfiriendo en los precios internacionales. "Los precios de los granos están en suba, eso genera que el productor quiera vender al mejor precio posible. No creo que vaya a haber mucha disponibilidad del negocio en los próximos meses, sino que tratarán de vender más a futuro", explicó.

La crisis rusa marca un punto de inflexión para la energía mundial

En la misma línea reconoció que el dólar soja "fue un éxito en ventas de granos", aunque reconoció que no de insumos. "Fue menor la compra de insumos (con los pesos obtenidos de la venta de soja) que el nivel esperado, no sólo para FMC sino también para toda la industria", aseguró Bedacarratz, aunque reconoció que el sector que cerró mejores ventas fueron los "fertilizantes".

"El productor va a pagar a cosecha porque quiere hacer rendir mejor los granos", estimó.

Finalmente, en cuanto a la tendencia de los precios de los insumos, explicó que los aumentos que se vieron disparar con la pandemia, por los aumentos incrementales de la logística en China tienden a estabilizarse. "Se ve que están volviendo parámetros más normales", concluyó.

LR