ECONOMIA
FEEDLOT

AFIP incautó 10 mil toneladas de maíz “trucho” en Chaco

 20220911_evasion_granos_cereales_afip_telam_g
Cereales. Evasión de divisas en un campo de granos. | telam

Cada dólar cuenta y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) lo sigue, como el Banco Central, al pie de la letra. AFIP informó que incautó más de 10 mil toneladas de granos en un feedlot ubicado en la localidad chaqueña de Tres Isletas, que no habían sido declaradas.

El organismo interdijo 6.200 toneladas de maíz picado y 3.900 de maíz partido, tras detectar irregularidades en la declaración de las existencias, que equivalen a la carga transportada por 336 camiones y permitiría alimentar 2.315 novillos durante un año entero.

El control de existencias, junto al cotejo registral y documental, permitió verificar que los derivados del maíz usados en la alimentación del ganado no estaban debidamente registrados,según informó la AFIP.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

El personal de las áreas en actividad agropecuaria de la Dirección General Impositiva (DGI), acompañado por la Policía local, realizó una inspección presencial en el establecimiento ubicado en la zona rural de la localidad de Tres Isletas, provincia de Chaco.

Durante el operativo, los agentes de la AFIP llevaron adelante tareas de cubicaje para determinar las existencias de los subproductos granarios encontrados, informó el organismo.

Luego del cotejo documental y registral, el propietario del establecimiento no pudo justificar el origen y la tenencia de las más de 10 mil toneladas destinadas al consumo de la hacienda.

Debido a las irregularidades detectadas, se interdijo la mercadería y los inspectores de la AFIP iniciaron las actuaciones sumariales correspondientes por las inconsistencias encontradas.

Días atrás, el mismo organismo realizó otro operativo de control sobre una empresa dedicada a la minería de criptomonedas, que funcionaba en un predio declarado para otros fines comerciales y cuya documentación no pudo justificar los elementos allí encontrados. A partir de esa documentación se pudo determinar la explotación dentro de un establecimiento vinculado a otra firma, que declara realizar actividades distintas a las halladas al fiscalizar.