7th de March de 2021
ECONOMIA Fintech
16-12-2020 16:29

Bancos digitales: las finanzas estarán cada vez más bajo el control de los usuarios

La enorme penetración de smartphones en la sociedad argentina, les da un rol preponderante a los bancos digitales, que tienen la posibilidad de impulsar la formalidad de la economía.

Sebastián Pujato
16-12-2020 16:29

Desde hace algunos años, el uso de dinero electrónico está aumentando significativamente. Además, la creciente utilización de tarjetas de crédito y débito, junto a los sistemas de cobro a través de código QR y otras tecnologías móviles, han facilitado la reducción del uso de efectivo. No obstante, con la bancarización como norte, el camino por delante es muy largo y lleno de desafíos.

¿Qué rol tienen los bancos digitales en pos de la modernización de las finanzas?

Según datos de FIEL Argentina tiene apenas un 50% de usuarios bancarizados; esto, repercute de forma directa en la inclusión financiera, en el acceso al crédito y en la formalización de la economía. Además, según el Banco Mundial en Argentina 8 de cada 10 personas que tiene una cuenta bancaria, retira mes a mes todos sus ingresos, dejando como resultado que buena parte de ese dinero vuelva a la informalidad.

El nivel de acceso al crédito en el país también es bajo; apenas el 24% de la población tiene tarjetas de crédito, y el crédito interno al sector privado representa sólo el 15% del PBI.

Boom de las fintech por pagos digitales, préstamos y servicios

Ahora bien, ¿cómo encontrar soluciones eficientes y sostenibles, que permitan revertir esta situación de una forma rápida?

La coyuntura trae enormes oportunidades de crecimiento de la mano de los bancos digitales. Esto se debe, entre otros factores, a que en la Argentina según cifras del INDEC hay 1,5 smartphones por habitante. Esta enorme penetración de dispositivos móviles en la sociedad, les da un rol preponderante a los bancos digitales, que por su carácter dinámico, tienen la posibilidad de incorporar metodologías ágiles para adaptarse, crecer y evolucionar rápidamente en función a las necesidades de sus clientes.

En este contexto, los bancos digitales pueden trabajar para la sociedad y mejorarla en tres grandes aspectos.

1) Impulsar la formalidad de la economía, ya que la digitalización de las operaciones financieras es trazable en el mundo digital, algo muy difícil de hacer con el dinero en efectivo.

2) Pueden influir en la seguridad, porque sus aplicaciones incluyen factores de autenticación de distintos niveles para asegurarle al cliente que su dinero está protegido.

3) Llevan adelante el desarrollo de la inclusión: si todas las personas tienen un dispositivo móvil, entonces todas las personas pueden tener acceso a una cuenta de un banco digital. Y todo esto, además, ocurre con el respaldo del Banco Central de la República Argentina (BCRA), lo que asegura las transacciones y garantiza la transparencia.

Lugares con mayor acceso a servicios financieros

Las grandes ciudades y regiones como el AMBA, Córdoba, Rosario, Mendoza o Mar del Plata, son las que históricamente tuvieron mayores ofertas y acceso a los servicios financieros en Argentina.

En este sentido, el crecimiento del uso de dinero electrónico, según Red Link, fue superior al 70% en promedio en provincias tales como Buenos Aires, CABA, La Pampa, Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe, Neuquén, San Juan, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Por eso, es fundamental llegar a las ciudades pequeñas del país con soluciones para todas las personas que las necesiten y acercarles productos y servicios de calidad sin que tengan que trasladarse para acceder a la mejor oferta financiera. Este es otro plus de los bancos digitales, ya que la presencia es absolutamente federal.

De aquí en más, las finanzas estarán cada vez más bajo el control de los usuarios, quienes tendrán en la palma de su mano la oportunidad de decidir sobre su futuro financiero.

Durante la pandemia se incorporaron 4.9 millones de usuarios a las distintas plataformas de dinero electrónico, como cajeros automáticos, computadoras, celulares y las aplicaciones de pago, cobro y transferencia entre cuentas.

 

Para lograrlo, los bancos digitales deben ofrecer las mejores opciones, personalizando los productos y soluciones para que cada uno pueda obtener la comodidad que busca y la cercanía que necesita. La clave está en ofrecer un amplio abanico de productos financieros con la innovación y la flexibilidad de un banco digital, y el valor agregado de la atención personalizada. 

Un reciente informe sobre uso de dinero electrónico (UDE) realizado durante la pandemia y elaborado por Red Link, indica que se incorporaron 4.9 millones de usuarios a las distintas plataformas de dinero electrónico, como cajeros automáticos, computadoras, celulares y las aplicaciones de pago, cobro y transferencia entre cuentas.

La adopción tecnológica viene dando enormes pasos hacia adelante en los últimos años y su techo parece estar lejos; hasta el momento, se consolidó un crecimiento de usuarios de más de 36,1 millones en las distintas plataformas. En síntesis, los bancos digitales son una pieza fundamental y aportan en el desarrollo social, económico y productivo del país que, en el corto plazo, ayudará a poner de pie a la Argentina.

* Gerente General Banco del Sol