2nd de March de 2021
ECONOMIA Cuarentena
18-05-2020 21:00

El gobierno prorrogó por dos meses la prohibición de despidos

Extendió hasta el 31 de julio la prohibición de despidos sin justa causa o bajo el argumento de parálisis económica.

18-05-2020 21:00

El gobierno extendió por 60 días la prohibición de que las empresas despidan trabajadores sin causa justificada o alegando falta o disminución de trabajo y fuerza mayor por el impacto del freno de la actividad económica, consecuencia de la pandemia de coronavirus.

“En el contexto de la emergencia pública en materia económica, social y sanitaria, y con el objetivo de continuar implementando medidas dirigidas a mantener el ingreso y el empleo de la población, el Gobierno Nacional resolvió prorrogar la prohibición de efectuar despidos sin justa causa, y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor, por el plazo de 60 días”, anunció Jefatura de Gabinete este lunes mediante un comunicado.

Además, el gobierno incluyó en el decreto que se publicará en las próximas horas en el Boletín Oficial la prohibición de efectuar suspensiones con las mismas causales, “quedando exceptuadas aquellas que se efectúen en los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo, es decir, aquellas pactadas individual o colectivamente u homologadas por la autoridad de aplicación”.

El Gobierno congela las tarifas de telefonía fija y móvil, internet y TV paga

“Aquellos despidos o suspensiones que se dispongan en violación a lo dispuesto por este decreto no producirán efecto alguno, y se mantendrán vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales”, señaló Jefat

El gobierno había dispuesto la prohibición de despidos el 31 de marzo con el DNU 329/2020 , con lo cual la medida vencía originalmente el 31 de mayo, pero ante el deterioro que muestra el mercado laboral, decidió extender ese impedimento por dos meses más, o sea hasta el 31 de julio. Fue clave en la decisión el análisis del deterioro del mercado laboral verificado en marzo,

Según últimos los datos laborales oficiales, el empleo registrado en el sector privado registró en marzo una caída de 0,5% respecto a febrero, la contracción más pronunciada para ese mes desde la crisis de 2002. En marzo, la cuarenta impactó solo los últimos diez días del mes, con lo cual se prevé que en abril el escenario laboral lucirá peor.

En ese sentido, el informe del Ministerio de Trabajo difundido la semana pasada indicó que la caída del empleo formal en marzo "no se debe al incremento de las desvinculaciones ni al crecimiento de los despidos, sino a la contracción de las incorporaciones de personal",.

“Como producto del aislamiento social y la paralización de gran parte de las actividades económicas, se espera un mayor impacto en el empleo en los próximos meses. En este sentido, las expectativas empresarias relevadas durante el mes de abril, lo anticipan. Las expectativas netas de aumento de personal, se ubicaron en el valor más bajo de la serie (-6,5%)”, precisó el estudio de la cartera laboral.

UIA En sintonía, un documento de la Unión Industrial Argentina (UIA) dado a conocer este lunes planteó que el avance del coronavirus en el país “está impactando fuertemente en el sector productivo y en su capacidad de contener y generar empleo”. 

De acuerdo a una encuesta realizada por la entidad fabril a más de 1.300 empresas entre el 24 y 28 de abril, “es muy significativa la cantidad de empresas con serias dificultades”, y se evidencia una interrupción de la producción y de las ventas tanto en las empresas de actividades esenciales como no esenciales y un importante ahogo financiero.

Según el sondeo, el 56% de las empresas tenía la producción totalmente paralizada y el 63% de las empresas había sufrido caída de las ventas mayor al 60%.

En cuanto a los costos, el informe enfatizó que aunque el pago de salarios fue una prioridad, el 12% de las compañías encuestadas “no pudo pagarlos en marzo”.

El relevamiento arrojó mayores incumplimientos en rubros como: el pago a proveedores (48%), tarifas servicios públicos (37.6%) e impuestos (57%).

“Frente a esta situación, el avance del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y el acuerdo de suspensiones significaron un alivio muy importante para las empresa, que ya venían de dos años recesivos en la actividad que habían impactado en el empleo”, aseguro la UIA.


MC

En esta Nota