3rd de March de 2021
ECONOMIA La deuda bonaerense
14-05-2020 17:31

La provincia entró en default y Kicillof reclama una contrapropuesta

Hoy venció el plazo de gracia para pagar US$ 113 millones pero para la Provincia es el límite es el 26 de mayo, cuando cierra la oferta.

14-05-2020 17:31

Un grupo de bonistas con títulos de la provincia de Buenos Aires advirtió que hoy vence el plazo para que el Gobierno de Axel Kicillof pague US$ 113 millones y evitar un default. Para el área económica bonaerense no hay cesación de pagos: "todo sigue abierto hasta el 26 de mayo", nueva fecha en la que cierra la oferta de canje. En el mercado, sin embargo, advirtieron que los bonos provinciales cotizarán sin cupón, en línea con una en cesación de pagos.

El ministerio de Hacienda y Finanzas respondió con un comunicado, donde asegura que "está haciendo un gran esfuerzo para avanzar en una solución" y agrega que sigue el diálogo con quienes no aceptaron la oferta aún"Les hemos solicitado una contrapropuesta que sea plausible de implementar en el marco de la grave situación que atraviesa la Provincia y en el marco de sostenibilidad que hemos definido. Ahora reside en ellos lograr los acuerdos necesarios que nos permitan avanzar", indicó el área a cargo de Pablo López.

A nivel nacional, el Gobierno de Alberto Fernández también está a la espera de contrapropuestas. Los bonistas no pudieron unificar un reclamo, mientras que los que entraron al canje de 2005 y 2010, reclaman un trato preferencial frente a los grandes fondos que suscribieron los "bonos Macri".

Argentina aseguró al G20 que el objetivo es "normalizar la deuda heredada"

El comité del grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos de la Provincia de Buenos Aires, que representa el 42% de la deuda elegible, según sus estimaciones, consideró que incumplir con el pago "agravaría más la situación financiera de la provincia y la incertidumbre económica".

"Estamos decepcionados porque los bonistas y sus asesores están más preocupados por enviar comunicados de prensa que por presentar una contrapropuesta, en el marco de un diálogo de buena fe y que sea sustentable para la Provincia de Buenos Aires. El diálogo con los acreedores sigue abierto porque creemos en soluciones consensuadas", indicaron fuentes del gobierno bonaerense.

Desde varios frentes, los funcionarios del gobierno bonaerense mostraron la caída de los ingresos. "Nos encontramos ante desafíos extraordinarios. Según las estimaciones, se prevé una caída de la actividad económica provincial en torno al 10% anual durante el mes de marzo y una contracción de la recaudación tributaria cercana al 30% en abril", indicó Hacienda. Unas horas antes había sido el titular de ARBA, Cristian Girard, quien resaltó que “la mitad de los ingresos de la provincia provienen de la recaudación de impuestos propios".

El mapa que preocupa a Kicillof: 1824 villas y 423 mil familias bonaerenses en riesgo
 

Mientras que los acreedores calculan ingresos por US$ 20 mil millones para la provincia en base a cifras de años anteriores, desde La Plata aclararon que previo a la pandemia, la pobreza en los partidos del gran Buenos Aires superaba al 40% de las personas. "Esto nos obliga a poner en el centro de nuestras prioridades la contención del impacto de la crisis sanitaria y económica sobre los sectores más frágiles".

"Los acreedores conocen muy bien esta situación y está en su buena fe incorporarla en cualquier contrapropuesta", agregó el comunicado del gobierno bonaerense, que marca que "la capacidad de pago de la Provincia es muy limitada".

Los acreedores también invocaron negociaciones "de buena fe". Pero recordaron a los bonistas que ya dieron su consentimiento a la oferta que "conservan su derecho de revocar los mismos y hacer una resolución conjunta con el Grupo ad hoc.

MC