sábado 14 de diciembre de 2019 | Suscribite
ECONOMIA / Paulo guedes, el asesor
domingo 14 octubre, 2018

Efecto Bolsonaro: plan para flexibilizar el Mercosur

El posible ministro de Economía de Brasil coincide en la agenda de Cambiemos: reforma laboral, previsional y tributaria; apertura económica y atracción de inversiones. Dudas sobre el crecimiento económico del socio mayor.

por Patricia Valli

Think Tank. El economista fundó el Instituto Millenium, donde promueve reformas para achicar el peso del Estado y la apertura económica. Foto: CEDOC PERFIL
domingo 14 octubre, 2018

La victoria en primera vuelta del candidato de la derecha Jair Bolsonaro y las encuestas que lo dan como favorito hacen pensar a los  analistas en que habrá una redefinición del Mercosur y una posible competencia por las inversiones.
Bolsonaro, que admira abiertamente a Donald Trump, considera que Brasil está condiciones de ser el Estados Unidos de la región. La incógnita hasta ahora es si, como Trump, se apoyará en el crecimiento interno o prevalecerá el Chicago Boy que es un candidato a ministro de Economía, Paulo Guedes.
El seguidor de Milton Friedman fue uno de los fundadores del que hoy es el mayor banco de inversión regional, el BTG Pactual, firma que desembarcó el año pasado en la Argentina, después de que el Gobierno de Mauricio Macri levantara los controles de capitales. “Vemos cambios estructurales”, señalaron sus economistas.
El economista liberal sirve como garantía para el establishment de que Brasil no romperá contratos frente a un Bolsonaro más imprevisible, aunque en los últimos días el garantizó que seguirá en el Mercosur.
En el gobierno argentino, que tendrá la presidencia pro tempore del bloque a partir de diciembre, busca anticiparse al cambio y ya se trabaja en “un proyecto para flexibilizar” las normas del Mercosur, según indicaron fuentes del sector. La gran discusión postergada es la actualización del Arancel Externo Común (las barreras de acceso al mercado de los cuatro países), en el contexto de un mundo más cerrado.
Para el ex secretario de comercio brasileño, Welber Barral, las elecciones de la Argentina en 2019 y de Francia después, podrían volver a dilatar el acuerdo.
Macri quiere seguir adelante con los pactos comerciales que negocia el bloque, con la Unión Europea a la cabeza, aunque no se prevé que se firme este año. A ese convenio se suma la negociación con Canadá, el EFTA, Singapur y Corea del Norte, entre otros. Guedes coincide con la política apertura.

Agenda. En los papeles, el equipo de Bolsonaro llega con el mismo brío que ostentaba en la teoría la Fundación Pensar de Mauricio Macri, planes que el Gobierno, obligado a construir consensos legislativos, no pudo aplicar con la intensidad deseada.
En el think tank del Instituto Millenium, Guedes plasmó su intención de reformas. “La modernización exige la reforma política que valorice a los partidos, la reforma del Estado para asegurar el control del gasto público, la reforma fiscal para descentralizar recursos, reforma tributaria para reducir drásticamente el número de impuestos, desburocratización radical, marcos regulatorios para atraer inversiones, apertura de la economía, reforma laboral y previsional para bajar cargas y ampliar la base de contribuyentes”.
La coincidencia con el programa argentino es clara cuando se trata de Guedes. Bolsonaro, en cambio, puede generar sorpresas. “Brasil va a ayudar a la economía argentina o tendrá una crisis por estos cambios?”, se preguntó el analista Miguel Ponce, para quien la incertidumbre está en la reacción de la economía y si se volcará a un programa más ortodoxo o, como Trump, apuntará al crecimiento del mercado interno.

FMI: la letra chica, a fin de mes
La letra chica del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional se conocerá a fin de mes, según indicaron en la reunión del organismo en Bali. “La junta directiva se reunirá antes de fin de mes y a partir de allí los documentos serán publicados y se podrá ver el informe del staff”, explicó Nigel Chalk, vicedirector del departamento occidental del FMI.
El FMI estima que la economía argentina caerá 1,6% en 2019, mientras que el Presupuesto prevé una baja del 0,5% del PBI el año próximo. Sin embargo, Chalk consideró que esa diferencia no implicará un ajuste mayor. “Establecimos un marco con el gobierno argentino que está alineado con nuestro pronóstico”, dijo.
“No se necesitan más medidas fiscales. Tenemos confianza en que las medidas que se proponen en el Presupuesto serán suficientes para alcanzar el déficit cero, aunque haya diferencias en la composición de los números macro”, agregó.
En Brasil afecta las nuevas condiciones financieras globales “y las dudas sobre las elecciones de octubre”, según explicó el titular del departamento Occidental, Alejandro Werner. El menor financiamiento internacional y las tensiones comerciales son riesgos para la región.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4843

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.