viernes 30 de septiembre de 2022
ECONOMIA CLIMA EXTREMO

Ola de calor: el Gobierno importa combustible para que las industrias no sufran cortes de luz

Ante la mayor demanda energética que se espera por las altas temperaturas esta semana, Cammesa decidió la compra de 150.000 metro cúbicos de gasoil.

10-01-2022 14:45

El Gobierno importó 150.000 metros cúbicos de gasoil para evitar que posibles cortes de energía por la ola de calor perjudiquen a las industrias. La operación estuvo a cargo de la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (Cammesa) y el gasoil combustible llegaría al país la semana próxima.

La decisión de importar gasoil tiene por objetivo recuperar el nivel de reserva de combustibles para las centrales eléctricas y, así, garantizar el abastecimiento, sin recurrir a cortes programados para grandes usuarios, como ocurrió entre 2013 y 2015.

El Gobierno prevé aumentar un 20% la luz y el gas en 2022

Así, Cammesa licitó el viernes último la adquisición de 150.000 metros cúbicos de gasoil, publicó este lunes el sitio especializado EconoJournal.

Los combustibles líquidos juegan un rol fundamental en una situación como la actual, dado que la oferta de gas natural está limitada por la ausencia de capacidad de transporte disponible desde la cuenca Neuquina y la declinación de la producción en las cuencas Austral y Noroeste. A eso se suma que Bolivia tiene problemas para enviar más gas natural hacia la Argentina.

En numerosas regiones del territorio nacional se aguardan temperaturas superiores a los 40 grados y, en consecuencia, se estima que el sistema de generación eléctrica opere a niveles máximos e, incluso, con nuevos récords de demanda.

Detalles de la importación

Se estima que el 18 de enero llegue al país el gasoil importado y, según especialistas, estas licitaciones suelen realizarse con un margen entre 45 y 60 días, por lo cual el escaso plazo para la entrega hace suponer que los precios serán más caros.

En esta operación "relámpago" podrían participar solo tres compañías (Trafigura, Vitol y Glencore) que son las que disponen de capacidad de almacenaje instalado en la Argentina y suelen transportar derivados de combustibles en Paraguay y Bolivia.

En septiembre de 2021, Cammesa estimó que el consumo de gasoil de las centrales eléctricas treparía a 600.000 metros cúbicos este año, pero esa cifra podría superarse por la sequía de la cuenca del Paraná-Paraguay, el bajo nivel de reservas hídricas de la región del Comahue -en la Patagonia- y los inconvenientes para importar gas desde Bolivia.

LM / ds