domingo 02 de octubre de 2022
ECONOMIA Día del productor lanero

El país se hizo fuerte por su tradición ovina, pero hoy el "desánimo" golpea a los productores

Enrique Jamieson, Presidente Sociedad Rural Río Gallegos, escribió un duro editorial para honrar el día de los productores ovinos a los que la coyuntura sume en un gran desencanto.

16-09-2022 11:18

A finales del siglo XIX la Argentina contaba con 74 millones de cabezas de ovinos, stock que se fue reduciendo considerablemente con el correr de los años y ya para la década del '60 el rebaño se situaba en los 48 millones de cabezas; hasta que en el año 2002 sólo llegaba a 12,5 millones, según cifras del INDEC. Y esa cifra es muy similar a las existencias actuales.

Claro que como contrapartida creció el stock bovino, y la agricultura se fue extendiendo en base a genética, manejo y cambio climático incluido. Pero la tradición ovina de la Patagonia argentina no es un hecho histórico aislado, sino una de sus actividades constitutivas. Por eso hoy los "ovejeros" muestran con preocupación el mal momento que transitan. 

Argentina crea un nuevo tipo de cambio para los exportadores de soja

Hoy, que se conmemora el Día del Productor Lanero, el presidente de la Sociedad Rural de Río Gallegos, Enrique Jamieson, expresa la preocupación que los atraviesa. 

“No es un día de festejo. El productor lanero está pasando por una situación muy crítica y una rentabilidad negativa con un desánimo muy grande”, afirma.

El dirigente remarca que los laneros, “somos productores primarios: el mercado de la producción es externo. Se exporta el 97% de la lana y la parte cárnica se exporta entre un 40 y 50% de lo que es cordero y el 80% de lo que es adulto. Sabemos que la zafra lanera es muy corta, no hay capacidad ni de frío ni de financiamiento para solventar, procesar, guardar y elegir cuándo vender, por lo que se produce todo muy rápido”, añade.

Para Jamieson “en un momento donde no hay financiación para apoyar importaciones ni créditos a una tasa razonable, con un tipo de cambio de $140, más el aumento de todos los insumos, el desánimo se apropia también de los proyectos a futuro”.

Además recalca que “es preocupante el panorama con el que se enfrenta la juventud, porque es muy difícil encarar un montón de proyecciones cuando no ves un horizonte".

Inclusive, explica que muchos campos que estaban alquilados hoy no son rentables para quien tomó la iniciativa e hizo la inversión. "Este tipo de cambio, tan pisado, asfixia una de las economías regionales más importantes, como lo es la ovina”, agrega.

Economía regional complicada

Pese a la dura situación país, a la que Jamieson vincula con el resto de las economías regionales y de la población, “venimos acompañando el aumento de la masa salarial a razón de un 70%, soportando la inflación y los aumentos en todos los insumos, pero seguimos estancados", indicó.

Para el presidente de la SRRG, "la solución no pasa porque nos den un mejor subsidio. Lo que estamos pidiendo es un tipo de cambio real. Queremos acompañar, trabajar, producir, invertir”, reclamó el productor.

Un informe advierte que el dólar soja impactará en la inflación

El Día del Productor Lanero “nos encontró ante una crónica anunciada de una especie en extinción, porque el campo que se cierra, es muy difícil que vuelva a abrir. Campo que se desalquila, es muy difícil que se vuelva a alquilar, y no podemos darnos ese lujo”, dijo el presidente de la SRRG. “Tenemos un sentido pesar por lo que le está ocurriendo al productor lanero. Sobre todo no vemos una toma de posición desde los sectores políticos ni oficiales ni de la oposición”. 

Para la entidad ruralista, “más que festejar, este día es para preocuparnos y para tratar de buscar una reacción. Cuando hablamos de federalismo, decimos que necesitamos que nuestra provincia salga a plantear este tema fuertemente en defensa de una de sus producciones más importantes”.

Hay mucho para hacer y la SRRG tiene una batería de propuestas para aumentar la productividad lanera. Según concluyó el dirigente ruralista, hay situaciones que “no las puede salir a arreglar el productor y que tampoco dependen solamente de la gobernadora. Pero quién mejor que ella para salir a pelear por nosotros”, completó.