viernes 30 de septiembre de 2022
SALUD Anticipo editorial

Un libro plantea que el envejecimiento es una enfermedad que podemos prevenir

En "¿Qué comemos?", el doctor Jorge Dotto, evalúa los rasgos genéticos de cada persona para diseñar un plan alimenticio ideal. Cómo la alimentación puede modificar hasta el estado de ánimo y qué cambios se recomiendan.

15-09-2022 19:51

"¿Qué comemos?", la pregunta del libro escrito por el médico Jorge Dotto va más allá de diseñar una dieta estricta para tener una vida saludable. Comienza por explicar cómo la genética de cada individuo establece la predisposición a ciertas enfermedades, afecciones y hasta cómo se perciben los sabores y si se tiene una predilección por lo dulce o lo salado.

Sin embargo, reconoce, que lo genético marca tendencias pero no determina, y con cambios de hábitos se puede detener o suavizar esas posibles fallas en el organismo que generarán una peor calidad de vida. El texto detalla cómo la alimentación puede modificar hasta el estado de ánimo y qué pequeños de cambios recomienda implementar.

portada Que comemos
Tapa del libro "¿Qué comemos?", de Jorge Dotto

Extracto del libro:

“El envejecimiento es una enfermedad que podemos prevenir”

Investigadores de la Universidad de Bergen, de Noruega, desarrollaron un modelo matemático publicado en el sitio web (food4healthylife.org), que predice la expectativa de vida de acuerdo a las elecciones de la alimentación. Sería una calculadora que tiene 2 columnas con botones, la primera para incluir lo que estás consumiendo ahora y la segunda
para incluir los objetivos por cumplir como parte del cambio de alimentación. Los 14 ítems que utiliza esta calculadora para predecir la expectativa de vida son: 1) cereal integral, 2)verduras, 3) frutas, 4) nueces, 5) legumbres, 6) pescado, 7) huevo, 8) leche/productos lácteos, 9) cereal refinado (harina blanca), 10) carne roja, 11) carne procesada (embutidos),
12) carne blanca, 13) gaseosas y 14) aceite agregado a la comida.

El veganismo podría reducir el hambre en el mundo
 

Pequeños cambios en la alimentación podrían generar una ganancia de hasta 10 años o más de vida si se realizan a los 20 años de edad, pero también si la persona los realiza a los 60 años. Cuando una persona cambia su alimentación típica occidental a una más saludable, la expectativa de vida podría aumentar:

  • 10,7 años para las mujeres y 13 años para los hombres, si el cambio lo hace a los 20 años de edad;
  • 8 años para las mujeres y 8,8 años para los hombres, si el cambio lo hace a los 60 años de edad;
  • 3,4 años para mujeres y hombres, si el cambio se realiza a los 80 años de edad

Si una persona tiene menos de 60 años o está cercana a esa edad, los cambios que se mencionaron podrían ayudar a ganar 10 años de vida, un número realmente importante. Aunque, si tiene 80 años, el impacto en la ganancia es menor, pero igualmente serían 3,5 años más, un número que también debería ser muy valorado. De acuerdo a un estudio científico publicado en la revista PLoS Medicine en febrero de 2022, las mayores ganancias en años en la expectativa de vida se obtendrían al comer:

1) más legumbres (las mujeres ganarían 2,2 años de vida y los hombres 2,5 años);

2) más cereales integrales (las mujeres ganarían 2 años de vida y los hombres 2,3 años);

3) más frutos secos (las mujeres ganarían 1,7 años de vida y los hombres 2 años);

4) menos carne roja (las mujeres ganarían 1,6 años de vida y los hombres 1,9 años);

5) menos carne procesada (embutidos) (las mujeres ganarían 1,6 años de vida y los hombres 1,9 años).

Si sumamos los años de estos 5 puntos anteriores, nuevamente está claro que una alimentación basada mayormente en plantas es la clave para aumentar la longevidad. Como parte de su conclusión, los autores proponen que la calculadora Food4HealthyLife podría ser útil tanto para los médicos, como para los encargados de formular políticas de salud y el público general, de manera que cada persona entienda el impacto que tienen en su salud sus decisiones alimentarias.

Los cinco hábitos saludables para prolongar la vida diez años o más

Estos 5 hábitos saludables son el resultado de un estudio científico –publicado en 2018 en la revista Circulation–, que demostró que su incorporación generaría una ganancia a la expectativa de vida de 10 años. Los investigadores analizaron los datos de más 123.000 personas: 78.865 mujeres con seguimiento en el período 1980-2014 y 44.354 hombres con seguimiento entre 1986 y 2014.

1. Alimentación saludable
2. Peso corporal saludable (índice de masa corporal de 18.5-24.9 kg/m2)
3. Ejercicio moderado o intenso de treinta minutos o más por día
4. Ingesta moderada de alcohol (1 copa de vino por día para mujeres y hasta 2 para hombres)
5. No fumar

Si volvés a leer el listado, te vas a dar cuenta de que solo hay que hacer 5 cosas para poder tener una mayor longevidad. No tenemos la necesidad de implementar algo nuevo o totalmente radical. Uno de los desafíos que tenemos los seres humanos es poder mantener en el tiempo una acción, en este caso, los hábitos saludables. A veces, es difícil lograr todas estas acciones de manera constante. Todos hacemos lo que podemos todos los días. Algunas personas, con el objetivo de sentirse mejor, empezaron a practicar el ayuno intermitente; otras, como herramienta para mejorar su salud y su expectativa de vida.

Los datos de Jorge Dotto

Médico, cofundador del Centro de Genética Jorge Dotto. Egresado de la Universidad de Buenos Aires, realizó el Internado Anual Rotatorio allí y en las universidades de Harvard, Mayo Clinic Rochester (Estados Unidos) y Florencia (Italia). Fue jefe de residentes en la Yale University School of Medicine, donde realizó su especialización en anatomía patológica, y patología ginecológica y mamaria. Es especialista en patología molecular y genética de la Harvard Medical School. Es autor de tres libros: Genética, El ADN del placer y Nutrición y genética.