ECONOMIA
Sector Inmobiliario

En los últimos 3 años, los alquileres aumentaron más del 200%

Desde que entrara en vigencia la Ley de Alquileres el 1 de julio de 2020, hasta el 1 de marzo último, los valores sumaron 32 meses de alzas.

Alquileres
Acceso a la vivienda | Telam

La constante suba de precios, como consecuencia de la inflación permanente en Argentina, es una de las principales preocupaciones de la gente. En ese sentido, el costo de los alquileres no es la excepción.

Según un análisis realizado por el Centro de estudios de la Nueva Economía de la Universidad de Belgrano, desde la ley de alquileres, la cual entró en vigencia el 1° de julio de 2020, hasta el 1° de marzo, sus valores se dispararon un 245%. Esto significa un alza consecutiva de 32 meses. La curva descrita por el índice también muestra que desde junio de 2022 la misma aceleró su crecimiento con valores de doble dígito, que vieron su pico en enero de 2023 para luego bajar unos puntos en febrero y marzo.

Alquileres: confirman “fuerte proceso de polarización habitacional” y subas para renovar en marzo

“Si bien entre los meses de febrero y marzo de 2023 notamos una desaceleración en el índice de ajuste de precios de alquiler, dado que estuvieron en el orden de 17 y 16 puntos porcentuales frente a los 19 de enero, lo cierto es que la curva sigue mostrando una tendencia ascendente”, señalaba el licenciado Víctor A. Beker, director del Centro de estudios de la Nueva Economía de la Universidad de Belgrano.

alquileres de la Universidad de Belgrano

Cabe recordar que, según la normativa actual, los contratos de alquiler para vivienda se deben realizar por un plazo de 3 años, por lo que muchos de los nuevos vencimientos se darán durante este 2023.

Boom del alquiler temporario: los motivos detrás de una tendencia que crece día a día

Los monoambientes son lo más vendidos en CABA

En 2022, el valor de las propiedades tocaron su piso. En la Ciudad de Buenos Aires, los precios de venta de los monoambientes alcanzaron precios similares a los que se comercializaban en el año 2012. Esto provoco que se convirtieran en el producto más demandado, tanto en el mercado de usados como en el emprendimientos desde pozo.

Según el relevamiento elaborado por Predial, el 46% de las ventas concretadas de unidades usadas durante el año pasado fueron de monoambientes, seguidas por los departamentos de dos ambientes (32%), tres ambientes (18%) y cuatro ambientes (2%).

En tanto, en el segmento “a estrenar”, estos departamentos acapararon el 40% de las operaciones inmobiliarias con la diferencia de que los de dos ambientes también tuvieron alta demanda (38%). Por detrás de ellos, se ubicaron los de tres (20%) y cuatro ambientes (2%).

Las compra y venta de propiedades aumentó casi 9% en la provincia de Buenos Aires

El año pasado, los precios promediaron los u$s 65.300 para los monoambientes nuevos y u$s 55.600 mil los usados. Mientras que los dos ambientes cotizaron u$s 102.800 y u$s 76 mil, respectivamente.

En cuanto a los barrios donde se concretaron mayores ventas el informe señala que “se impusieron Palermo, Belgrano y Caballito por ser zonas con más poder adquisitivo”, tanto en el segmento de unidades nuevas como usadas.

Entre los factores que explican esta tendencia, Gabriel Brodsky, CEO de Predial, señaló que “la gente no llega a unidades más grandes por la pérdida de poder adquisitivo y la falta de crédito, principalmente”. Y agregó otro motivo: “Vemos que hay un movimiento floreciente de inversores que apuntan a explorar las unidades en Airbnb y los monos son las más redituables para el alquiler temporal”. 

Asimismo, hizo hincapié que “al no variar demasiado el valor del alquiler de un mono respecto a un dos ambientes hace que los compradores opten por los primeros porque la inversión del capital es menor”.

RM / ED