miércoles 30 de noviembre de 2022

"Es una tortura producir en Argentina", dicen los fabricantes de maquinaria agrícola

Eduardo Borri, presidente de CAFMA, afirmó que se frenaron las ventas de equipos y los faltantes de piezas importadas, condicionan la producción.

04-10-2022 16:20

Desde finales de 2019, las ventas de maquinaria agrícola mostraron una curva ascendente. En el segundo trimestre de 2022, se registraron aumentos de 40,3% en la cantidad de cosechadoras vendidas y de 26,3% en la de tractores, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

El organismo precisó que se hicieron operaciones por 348 cosechadoras y 2.291 tractores. En tanto, se observó un alza de 6,9% en sembradoras (867 unidades) y de 3,7% en implementos (2.861 unidades).

A partir de julio de 2022, el panorama para los fabricantes comenzó a cambiar. “Esos números se van a ir deteriorando, ya que en marzo teníamos tasas de interés del 30% y hoy superan el 120%, para el productor que tiene más del 5% en stock de granos”, indicó Eduardo Borri, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA).

Menos producción y aportes de dólares del campo en 2023, las nuevas proyecciones

Según Borri, “desde 2020 veníamos con un crecimiento del 20% por año, pero en 2022 va a costar llegar a esa cifra, por faltante de insumos. Tenemos que ponernos contentos si empatamos el año pasado”.

En agosto, las ventas cayeron entre un 30% y 50% con respecto al año pasado “porque se apagó el financiamiento a una tasa razonable. Todavía no es dramático, porque tenemos producción con demora de 6 meses para entregar”.

“Se tendrían que adecuar las estructuras industriales a esta nueva demanda. El riesgo es la mano de obra”, agregó el empresario en declaraciones a PERFIL.

Maquinaria agrícola

Cepo importador

Las empresas sufren el cepo a las importaciones de insumos que no se producen en Argentina. “Hace un año, el único faltante para la maquinaria eran los neumáticos. Hoy dejaron de ser el principal problema para los fabricantes, ya que el 30% de las piezas vienen de afuera".

"Es una tortura producir en Argentina, porque tenemos que pedir permiso para producir, cuando estamos generando riqueza con mayúsculas”, aseguró el presidente de CAFMA.

“Antes eran los neumáticos, pero hoy cualquier cosa importada que falta como rulemanes o rodamientos que no se producen acá, impiden terminar una máquina. No vendemos nuevas máquinas y no podemos producir por falta de insumos. De seguir así, se va a tornar más problemático que el año que viene. Hay varias luces amarillas”, alertó el fabricante.

LM / MCP