domingo 14 de agosto de 2022
ECONOMIA Comercio regional

Con un Mercosur en crisis, Argentina se resiste a la actualización del Bloque

De todos los pactos de integración que existen en el mundo, que son algo más de 20, el que menos participación del comercio internacional tiene con relación a su PBI es el Mercosur, ¿por qué?

19-07-2022 15:46

Este miércoles se dará inicio a la sexagésima cumbre del Mercosur en la ciudad de Luque, Paraguay, en la que se abordará una serie de temas económicos, entre los que sobresalen el análisis de la política arancelaria de Brasil, que en mayo dispuso una rebaja unilateral de sus tarifas; la posibilidad de un acuerdo comercial "de última generación" con Singapur y el ímpetu uruguayo de avanzar con un Tratado de Libre Comercio con China en solitario. 

El encuentro se desarrollará en el Centro de Convenciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y cuenta con la presencia confirmada de tres de los cuatro presidentes de los países que integran el bloque: Alberto Fernández; el anfitrión, Mario Abdo Benítez; y Luis Lacalle Pou de Uruguay.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anticipó el fin de semana que evaluaba asistir a la cumbre de líderes luego de descartarlo en varias oportunidades, para después confirmar este lunes que “finalmente” no participará. “Lo decidimos en reunión con el Gabinete. No iré a Paraguay”, dijo el líder brasileño a CNN Brasil y alegó problemas a resolver dentro de su jurisdicción. 

Cumbre del Mercosur: Fernández viaja a un encuentro marcado por las tensiones con Lacalle Pou

No obstante, Brasil estará representado por sus ministros de Economía, Paulo Guedes, y de Relaciones Exteriores, Carlos Alberto Franca, quienes defenderán ante sus pares de la Argentina, Paraguay y Uruguay uno de los aspectos más controversiales dentro del bloque, como es la rebaja unilateral de 10 puntos porcentuales del Arancel Externo Común (AEC).

¿Cuál es la crisis dentro del Mercosur?

Brasil y Uruguay perciben que hay problemas en el Mercosur que se tienen que solucionar o, simplemente, actualizar para tener una mejor competencia en el comercio mundial. Es por este motivo que cada uno de ellos está avanzando en solitario con acuerdos que están por fuera de lo pactado en el bloque, para entenderlo mejor, PERFIL consultó a Marcelo Elizondo, especialista en negocios internacionales y Presidente de la oficina de Argentina de la International Chamber of Commerce (ICC). 

“El Mercosur se creó hace 30 años para integrar a los cuatro países socios. Se redujeron los aranceles entre socios, pero se mantuvieron altos para el comercio con el resto del mundo. Hace tres décadas eso era bastante lógico, pero en 30 años el mundo se abrió y el arancel promedio bajo mucho. Hoy el arancel promedio en el planeta es del 5% y cuándo se fundó el Mercosur era de 15%”, comenzó diciendo. 

El Mercosur en ebullición moviliza a Alberto Fernández para el próximo round semestral

“El Bloque mantuvo el arancel elevado y no lo bajó. Más o menos está en el 12 o 13%, lo que significa una carga arancelaria alta. A esto se suma que el Mercosur no avanzó en acuerdos comerciales con terceros mercados, salvo algunos bilaterales regionales. Hoy en el mundo el 60% del comercio entre países ocurre entre naciones que han suscripto acuerdos de Libre Comercio entre sí, porque tienen facilitado el comercio bilateral”, explicó el experto. 

La interna del Bloque

“Como el Mercosur ha celebrado pocos acuerdos con terceros, tiene a socios que para ingresar a los mercados tienen que pagar un alto arancel. Solo el 10% de las exportaciones del Mercosur ingresan en mercados con acuerdos arancelarios. Esto deriva en que los países socios están viendo dificultades para ingresar en nuevos mercados o para importar tecnologías e insumos”, comentó. 

 Marcelo Elizondo, analista financiero internacional 20210324
Marcelo Elizondo 

 

“Esto explica por qué Brasil está impulsado negociaciones del Mercosur con terceros mercados como Japón, La India, Corea del Sur, Canadá, pero no está encontrando mucho apoyo en los demás socios, en particular Argentina, que es la que más se resiste. Brasil no quiere romper el Mercosur, pero el Gobierno avanza en una política de reducción de costos productivos y de mejora de competitividad con la que busca bajar la carga arancelaria”, explicó Elizondo. 

Flexibilizan el cepo a las importaciones

“Cuando el arancel es alto, el acceso a tecnología, bienes de capital sofisticados es muy caro. Entonces Brasil comenzó a reducir sus aranceles unilateralmente porque el Mercosur no lo acompaña. Ya lo hizo en tres ocasiones: bajó el 10% de alícuota al 87% del nomenclador. Después bajó unilateralmente a 0% el arancel para acceso a insumos de la industria alimenticia y últimamente volvió a poner una reducción del 10% a casi todos los bienes que importa. Esto lo hace porque está en el marco de otras reformas como la regulativa, laboral, que busca bajar los costos de producción”, aseguró. 

El caso de Uruguay

Por su parte, “Uruguay busca una internacionalización. No como Brasil, impulsando negaciones con terceros, sino que Montevideo avanza en negaciones unilaterales con China, que es lo que más a mano tiene al ser un exportador agropecuario y el gigante asiático un importador agropecuario”.

“Uruguay también tiene algunas negociaciones avanzadas con Turquía, y mucho menos avanzadas con el Reino Unido y Estados Unidos. Pero todo esto está muy verde. Lo que esto expone es que Uruguay y Brasil reaccionan a un problema que existe dentro del Mercosur y lo están haciendo a partir de instrumentos que el Bloque no permite”. 

“El Mercosur no permite acuerdos unilaterales como quiere Uruguay, tampoco reducciones arancelarias unilaterales como quiere Brasil. Lo permite pero con consenso entre todos los países socios. Entonces, acá lo que hay es una crisis de funcionamiento por una antigüedad del Mercosur que quedó muy cerrado”. 

Macron retira apoyo al acuerdo Unión Europea - Mercosur por la conducta de Brasil

“De todos los pactos de integración que existen en el mundo, que son algo más de 20, como el Caricom, la Unión Europea, la Alianza del Pacífico, de todos esos, el que menos participación del comercio internacional con relación a su PBI es el Mercosur”, señaló Elizondo. 

“Como no hay consenso para enfrentar esa dificultad y Argentina quiere mantener el modelo cerrado, ocurren estas reacciones individuales que ponen en crisis al Bloque", sentenció Elizondo.  

Si se llegase a dar el TLC entre China y Uruguay, el especialista señaló que las consecuencias para la Argentina y el Mercosur tendrían un principal efecto negativo, que es que se debilitaría el bloque como espacio de generación de negocios común. También remarcó la posibilidad de perder prioridad en el financiamiento de obras de infraestructura.

LR