ECONOMIA
EL IMPACTO EN EL PRECIO DE LOS ALIMENTOS

Inflación, medida en canastas básicas: fue de 719% desde diciembre de 2019

Hace cuatro años una familia tipo necesitó $38.960 para no ser pobre, una cifra que hoy asciende a $319.422. Entre los productos que más aumentaron se encuentran algunos de primera necesidad como los huevos, la leche, la carne y el arroz. Si bien los alimentos se ubicaron por debajo de la inflación general en octubre, las consultoras privadas estiman que en noviembre esta tendencia se va a revertir, y vaticinan un incremento de precios por encima de los dos dígitos.

Inflación acumulada en seis productos de la canasta básica
Inflación acumulada en seis productos de la canasta básica. | Elaboración propia en base a datos del Indec

Según los datos del Indec, el valor de la canasta básica aumentó 719% de diciembre de 2019 a octubre de 2023. Algunos productos, como el arroz, incrementaron su valor más de 1200% en el mismo periodo. Hace una semana el Indec dio a conocer el porcentaje de inflación de octubre, que fue de 8,3%, y los alimentos estuvieron por debajo, en 7,7%. Sin embargo, algunas consultoras estiman que esta tendencia comenzó a cambiar este mes.

“En la primera mitad de noviembre vemos que la dinámica del precio de los alimentos se aceleró un poco respecto al mes anterior y empujará a la inflación de noviembre hacia arriba”, aseguró a PERFIL Lautaro Moschet, economista de la fundación Libertad y Progreso. “Con esto esperamos que la inflación del anteúltimo mes del año vuelva a acercarse a los dos dígitos, aunque la incertidumbre propia de la contienda electoral dificulta suponer qué va a pasar”, agregó.

La Fundación realizó un estudio comparativo de crecimiento de precios y salarios. Señalaron por ejemplo que mientras en un año los salarios aumentaron 132%, alimentos como las naranjas y el arroz incrementaron su precio un 339%. Muy por encima de la suba de los ingresos están también las papas (334%), los huevos (253%), el azúcar (277%), la carne picada (172%), la yerba (152%) y el pan (167%).

Durante los últimos cuatro años, además, estos mismos productos aumentaron entre 890% y 1300%.

Sin embargo, tal como anticiparon algunos economistas a PERFIL, la inflación reprimida podría ser cercana al 40%. “Si bien el dato de octubre mostró una aparente desaceleración respecto a la inflación de septiembre, hay que tener en cuenta que venimos transitando por una economía sumamente distorsionada y con muchísimos precios congelados”, continuó Moschet. “Esto es insostenible en el tiempo y la inflación reprimida saldrá a la luz tarde o temprano. Por eso esperamos que, pese a la baja puntual del mes anterior, los próximos meses sigan siendo altos”, explicó.

Los números de octubre también están relacionados con el valor del dólar. “En el dato de octubre se eliminó el efecto directo de la devaluación post PASO, que dejó un fuerte arrastre estadístico en septiembre. Por lo tanto, octubre fue el primer mes ‘limpio’ de tal efecto”, agregó Moschet.

Pero, si se miran los datos a largo plazo “y si se compara con el mes previo a la devaluación, es decir, julio, la inflación mensual de octubre se encuentra 2 puntos porcentuales por encima, dejando en evidencia que la tendencia sigue siendo creciente”, concluyó el economista.

De hecho, esta tendencia a la suba de alimentos ya se hizo patente en supermercados. Según un informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), la inflación semanal (del 6 al 13 de noviembre) en las grandes superficies fue de 2,3%. De acuerdo con este documento, la inflación mensual, del 16 de octubre al 13 de noviembre, fue de 9,4%, y los alimentos se ubicaron por encima del promedio, en 11,1%. Entre los productos que más aumentaron están las pastas secas (18,1%), la yerba (15,6%), las frutas y verduras (14,2%) y pescados (13,9%).

Según le explicó a PERFIL el economista de este Centro de estudios, Federico Zirulnik, "en la última semana hubo una desaceleración respecto a la semana previa, en donde la inflación fue del 4,1%. En general, la primera semana se concentró una mayor cantidad de aumentos. Y en esta ocasión se sumó el fenómeno del Cyber Monday, que suele generar un incremento de precios en la previa”.

Otras consultoras, como Ecolatina, informaron que durante la primera quincena de noviembre los precios crecieron 11,9% respecto a la primera quincena de octubre, con lo que la inflación volvió a los dos dígitos mensuales.

El informe detalló que los incrementos estuvieron impulsados por la categoría “Estacionales”. En este mes, agregaron desde la consultora, “alimentos y bebidas vuelve a subir por encima del promedio (12,9%), tras haber subido por debajo del nivel general el mes pasado”.

Para noviembre Ecolatina espera un índice de inflación de 12,5%. Entre las principales explicaciones de esta aceleración está “la incidencia de la generalización del ‘dólar exportador’; la mayor incertidumbre sobre los costos de reposición producto de las acentuadas restricciones a las importaciones; y algunos aumentos puntuales. La mayor incógnita pasa por lo que sucederá una vez conocido el resultado del balotaje”, explicaron. Según este estudio, la inflación rondará el 185% interanual.

Para la consultora C&T Asesores Económicos, aún con la desaceleración de octubre, la inflación interanual acumulada, que es de 142,7%, es la más elevada desde agosto de 1991.

“En lo que va de la segunda semana de noviembre hubo una moderación, aunque concentrada en rubros como indumentaria y productos electrónicos, que se vieron incluidos en el Cyber Monday”, explicó la consultora, que espera un piso inflacionario del 10% para noviembre.

Camilo Tiscornia, economista de C&T, aseguró a PERFIL que “durante la primera semana de noviembre hubo bastantes ajustes que el gobierno fue postergando por las elecciones y después las terminó validando”. Sin embargo, el comportamiento de los precios de ahora en más “dependerá de si empiezan a descongelar el tipo de cambio y a qué ritmo lo harán después de las elecciones, así como de cuándo empezarán a corregir precios contenidos”. Por lo tanto, sintetizó el economista, “es muy difícil estimar un valor para noviembre”.

Lo cierto es que una familia tipo en diciembre de 2019 necesitaba $38.960 para cubrir los productos de la canasta básica, y en octubre de 2023 necesita $319.422.