jueves 01 de diciembre de 2022
ECONOMIA PROYECCIONES A LA BAJA

Los mercados se sacudieron por temor a que la economía mundial entre en recesión

24-09-2022 03:18

Un combo letal entre la suba en las tasas de interés de referencia de los Bancos Centrales de los principales países del mundo, más el anuncio de la flamante premier británica. Liz Truss, de un paquete de asistencia histórico encendieron el pánico por un parate mundial en la economía.

Los mercados internacionales tuvieron una jornada negra que, por supuesto repercutió en la plaza latinoamericana y en la nacional.

Esa suba en las tasas apuntó a combatir la alta inflación  en la Unión Europea y en los Estados Unidos, donde los aumentos acumulan 9% anual (casi lo que en Argentina se obtiene en un solo mes).

Las tasas de referencia de los Bancos Centrales aumentaron en promedio 2% con relación a 2021, pero podría ser necesario un incremento equivalente para llevar la inflación hacia los objetivos que se plantean, según un estudio del organismo con sede en Washington. Un aumento de esta magnitud podría generar una nueva merma de la actividad económica mundial, subrayó el Banco Mundial, que, por si fuera poco, afrontó versiones de renuncia de su titular debido a declaraciones poco felices sobre el cambio climático.

“El crecimiento mundial se desacelera fuertemente y lo hará aún más a medida que más países entren en recesión. Mi preocupación es ver si esta tendencia persiste, con consecuencias a largo plazo devastadoras para los países emergentes y en desarrollo”, declaró el presidente del BM, David Malpass, en un comunicado.

El producto interior bruto (PIB) del conocido como Grupo de los Veinte (G20) se contrajo un 0,4% en el segundo trimestre respecto a los tres meses anteriores, cuando registró un crecimiento del 0,5%, según informó esta semana  la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Se trata del peor dato para las veinte principales economías del mundo desde el segundo trimestre de 2020, cuando se contabilizó una contracción económica del 6,4% como consecuencia de la pandemia global del covid.

Por si fuera poco, en el contexto del impacto de la Guerra en Europa y el aumento de los costos energéticos, el gobierno británico presentó ayer ante el Parlamento un cóctel de medidas para relanzar la economía y atenuar la inflación, que incluye el congelamiento de las facturas energéticas, una baja de impuestos y desregulación en el sector bancario.

El paquete de la primera ministra conservadora Liz Truss puede tener efectos secundarios graves para las finanzas públicas de un Reino Unido al borde de la recesión, y con una inflación en torno al 10%, un nivel máximo en 40 años.

“Durante la peor crisis energética en generaciones, este gobierno está al lado de la gente”, afirmó en el Parlamento.  En el caso de las empresas, el gobierno financiará casi la mitad de las facturas durante seis meses.

En esta Nota