sábado 13 de agosto de 2022
ECONOMIA Vaivenes del mercado

Ni peso ni dólar: en el norte argentino los ahorristas ya prefieren la moneda boliviana

El peso boliviano se convierte en refugio de valor para los ahorristas del norte argentino, al tiempo que los pesos argentinos son cada vez menos aceptados en Bolivia.

04-07-2022 13:10

Mientras se atraviesa una etapa de convulsión de mercados ante la renuncia del ministro Martín Guzmán como titular del Palacio de Hacienda, y a la espera de que asuma la nueva designada, Silvina Batakis, un dato curioso se registra en el territorio nacional, donde los ahorristas recurren a los pesos bolivianos para hacer frente a la depreciación del peso argentino, tal como lo consigna Bloomberg en Línea en una nota. 

La moneda boliviana tiene la particularidad de ser más accesible que el dólar, que vino escalando fuerte en la última semana, superando los 280 pesos en su versión "blue" en la city porteña a partir de hoy, lunes 4 de julio.

Mercados alterados: la cotización del dólar blue ronda los $ 280 antes de que asuma Silvina Batakis

Bloomberg en Línea señala que la moneda boliviana ha sido un verdadero refugio de valor para los ahorristas quiaqueños en los últimos cinco años, sobre todo en relación al peso argentino. Así, los datos muestran que en julio de 2017 con un dólar se compraban 6,81 pesos guaraníes; en tanto hoy se consiguen 6,87 pesos guaraníes. 

Los locales advierten que se trata de un proceso cíclico: frente a la debilidad de la moneda nacional también crece la demanda de pesos bolivianos para comprar bienes en Argentina, en precios que pueden llegar a ser hasta un 50% más baratos.

El reporte de Bloomberg Línea señala que en Bolivia, además, rechazan los pesos argentinos o los aceptan a un tipo de cambio muy poco conveniente para quienes se trasladan desde el norte argentino. 

Un grupo de bonistas "prendió fuego" al gobierno por la designación de Silvina Batakis

¿Qué compran los bolivianos en nuestro país?

La Quiaca tiene unos 24.000 habitantes, está situada en el Altiplano y tiene un puente internacional que la comunica con la boliviana Villazón, una ciudad del sur de Bolivia con unos 30.000 habitantes. 

En La Quiaca hay un fuerte interés de los bolivianos por comprar todo tipo de bienes, desde indumentaria hasta electrodomésticos, pero en general lo que más de vende son bebidas y alimentos. 

"Los bolivianos compran todo tipo de cosas. Especialmente comestibles, grasas, aceites, bebidas y artículos de higiene", señaló a Bloomberg Línea Miguel Angel Tito, titular de la empresa de Transporte de pasajeros Evelia.

"Esto es cíclico. Cuando las economías de los países están más o menos sanas las cosas de equilibran", agregó Tito. "Se ve además mucha venta porque es una zona andina y no se puede sembrar. La población se tiene que alimentar y es mucho más barato hacerlo en la Argentina", señaló. 

 

LR