domingo 02 de octubre de 2022
ECONOMIA Recursos humanos

Qué información no puede faltar a la hora de armar un CV

Cuando se tiene que armar un CV es necesario pensarlo como si fuera nuestra carta de presentación, la cual contiene un mensaje determinado, un contenido y está dirigida a un receptor particular.

30-08-2022 15:23

Armar un buen Curriculum Vitae parece tarea fácil pero es uno de los principales déficits de muchos candidatos, de los más senior a los junior y desde las industrias más creativas a las más tradicionales.

Cuando se tiene que armar un CV es necesario pensarlo como si fuera nuestra carta de presentación, la cual contiene un mensaje determinado, un contenido y está dirigida a un receptor particular.

Entonces la primera opción es comenzar investigando distintos modelos de CV y buscar plantillas que pueden encontrarse online fácilmente, descargarse una y volcarse a la tarea. Sino la otra opción es empezar redactando el contenido y empezar a analizar todos los datos que se quieren comunicar para identificarlos, ponerlos en orden, prepararlos. Pero lo que no se puede perder de vista es quién es el receptor de ese CV, porque eso va a condicionar completamente el formato y el contenido del curriculum.

Empresas que no solo piensan en la supervivencia

Entonces empezar poniendo al “cliente” en el centro es la mejor alternativa, porque si nos ponemos en el lugar de quien va a leer esa hoja de vida, el candidato puede encontrar recursos muy valiosos para ser interesante, atractivo y retener la atención del lector.

Por lo general, ese receptor va a recibir más de un CV y en el caso de que sea una persona del equipo de adquisición de talentos del área de recursos humanos de una empresa o un head-hunter de una consultora, podemos estar seguros de que ese “cliente” se dedica a realizar búsquedas laborales en su día a día, que posiblemente sean más de una búsqueda en simultáneo y que entonces, dedique más de la mitad de su jornada laboral a ver CV. Habiendo descubierto que el cliente de todo candidato es un especialista en recibir, filtrar y leer CV, y que seguramente mire más de 100 CV de diversos candidatos diariamente.

Habiendo identificado quien es el receptor, que mira, que lee, que piensa y que busca, podemos entender que dispone de unos segundos para abrir el documento, encontrar la información que necesita para cubrir la posición requerida y contactar al candidato.

¿Qué no info no puede faltar en mi CV?

Lo que no puede faltar a la hora de armar un CV:

-       Datos de contacto;

-       Nombres de las empresas en los que se ha trabajo;

-       Las posiciones ocupadas en cada empresa;

-       Los períodos de tiempo exactos;

-       Las principales responsabilidades y logros alcanzados en cada rol

-       Luego, siempre hay tiempo para agregar información numérica que contextualice la experiencia y además, el idioma adicional que se maneja y su nivel.

¿Qué información puede evitarse?

Hay información que no es necesaria y puede evitarse, porque se mezcla con los datos relevantes que busca el receptor.

Muchas veces se encuentran CV que tienen más de 4 páginas, que tienen una carta de presentación al inicio, o con foto y demasiado grande o con tanto diseño que el espacio para el texto es poco y hace compleja su interpretación.

En un contexto de escasez de talento, ¿qué beneficios se ofrecen para retener empleados clave?

Uno de los errores más comunes es incluir una descripción personal sumamente pensada pero que poco valor agrega, dado que no es información relevante para quien mira 100 CVs diariamente y la percepción propia de un candidato sobre su excelente capacidad de liderazgo y su brillante capacidad de comunicación, queda expuesta rápidamente ante un entrevistador sagaz.

Con toda esta información, solamente queda por agregar que lo que debe hacerse es un CV de una sola página, simple y directo, lo que representa una tarea titánica para muchos candidatos.

Nunca debemos olvidar que un buen CV funciona como una publicidad cuya finalidad es atrapar al lector, disparar una acción y generar una conversación.

Luego ya habrá tiempo para conversar durante la entrevista y amplificar la información, respondiendo a las preguntas del interlocutor, escuchando con atención y agregando esa información valiosa que no incluimos pero que sabemos que puede ayudar a que nos conozcan más, quieran avanzar a una próxima instancia en el proceso de selección y así poder acceder a una nueva oportunidad laboral.

* Co-Founder & COO High Flow Latam