domingo 26 de septiembre de 2021
ECONOMIA Para enfrentar cualquier presión cambiaria
03-08-2021 11:29
03-08-2021 11:29

El Gobierno analiza un acuerdo intermedio con el FMI y mantener los DEG en las reservas

Una de las opciones que se están analizando sería realizar un pago “simbólico” en septiembre. Una alternativa similar se hizo en el año 2002, que sólo fue considerada como excepcional.

03-08-2021 11:29

El Gobierno recibió la mejor noticia económica del año, al confirmar el Fondo Monetario Internacional (FMI) la aprobación de la ampliación de los Derechos Especiales de Giro (DEG) a nivel global, que particularmente para Argentina representa u$s 4.300 millones, que pasarán a engrosar las reservas monetarias a partir del 23 de agosto y por lo que se buscará conservar ese monto, por lo que se analiza algún acuerdo intermedio con el organismo de cara al vencimiento que hay en septiembre.

Si bien aún es preliminar, en las últimas conversaciones que ha mantenido el Gobierno con funcionarios del organismo multilateral se ha esbozado la posibilidad que la Argentina haga un pago “simbólico” al Fondo Monetario en septiembre, pero sin cubrir todo el vencimiento de casi 2.000 millones de dólares que hay por el stand by de 45.000 millones que tomó la gestión anterior.

Según comentan en el Ejecutivo, el objetivo sería concretar un acuerdo intermedio, por el cual la Argentina realizaría un pago por un monto mucho menor al vencimiento de septiembre y de esa manera el grueso de los compromisos de este año que pasen a integrarse al nuevo acuerdo de facilidades extendidas que se suscribiría a fines de 2021 o comienzos de 2022.

FMI: Argentina pagó un vencimiento de intereses por US$ 345 millones

“Esto ya se hizo a fines de 2002, fue un momento excepcional, es decir, se hizo un pago simbólico en ese momento y luego en enero de 2003 se firmó un stand by corto por un año”, recordó un funcionario de Casa de Gobierno.

Hay que considerar que por el stand by de 2018 la Argentina tiene que hacer frente este año a vencimientos con el FMI por 4.000 mil millones de dólares y claramente lo que busca el Gobierno es evitar pagar o minimizar las cancelaciones para tener mayor nivel de reservas monetarias.

Con ese monto de acumulación de reservas, en el Ejecutivo resaltan que hay mayores herramientas para enfrentar cualquier presión sobre el tipo de cambio que podría ocurrir en vísperas de las elecciones de este año.

“Además hay un tema que reiteramos en cuanto a un concepto central. Si al Gobierno anterior le dieron un financiamiento récord por motivos políticos a nosotros también el FMI nos tienen que contemplar algún acuerdo especial que permita recomponer al país del desastre que heredamos y que encima se complicó por la pandemia”, agregó un funcionario del Gobierno.

Por lo pronto, oficialmente, el propio ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó en el último fin de semana que los fondos serán destinados a fortalecer la reservas del Banco Central.

Martin Guzmán: "Argentina no tiene la capacidad de pago para hacer frente a la deuda con el FMI"

Qué son los DEG y quiénes los recibirán

La nueva asignación se distribuirá entre los países según su cuota de participación en el organismo, y la Argentina recibirá US$ 4.355 millones y la intención del Fondo es que las naciones mas poderosas redistribuyan esos recursos entre otras más necesitadas.

Los DEG son un activo multilateral creado en 1969 por el FMI, que complementa las reservas oficiales de los países miembros, da liquidez, pero no constituye una moneda en sí misma en el sentido estricto, sino un derecho potencial sobre un conjunto de monedas.

En la actualidad esas monedas son el dólar estadounidense, el euro, el renminbi chino, el yen japonés y la libra esterlina, y el precio del DEG está determinado por el valor ponderado de dichas monedas.

"Esta es una decisión histórica: la mayor asignación de DEG en la historia del FMI y una inyección de ánimo para la economía mundial en medio de una crisis sin precedentes", afirmó la directora Gerente del Fondo, Kristalina Georgieva.

En un comunicado difundido por el organismo, agregó: "La asignación de DEG beneficiará a todos los países miembros, abordará la necesidad de reservas a escala mundial y a largo plazo, generará confianza y promoverá la resiliencia y estabilidad de la economía mundial".

"En particular, ayudará a los países miembros más vulnerables que están luchando contra los estragos de la crisis provocada por la COVID-19", remarcó Georgieva.

Según indicó el FMI, la asignación general de DEG entrará en vigor el 23 de agosto y serán acreditados a los países miembros del FMI en proporción con sus actuales cuotas en la institución.

El FMI proyectó una mejora en el crecimiento económico de la Argentina para 2021

Aproximadamente US$ 275.000 millones (alrededor de DEG 193.000 millones) de la nueva asignación se destinará a países de mercados emergentes y en desarrollo, incluidos países de bajo ingreso.

"Asimismo, seguiremos trabajando activamente con los países a fin de identificar opciones viables que permitan canalizar voluntariamente DEG de los países miembros más ricos a los más pobres y vulnerables, para apoyar su recuperación de la pandemia y para que logren un crecimiento resiliente y sostenible", sostuvo Georgieva.

El organismo precisó que "una de las principales opciones es que los países miembros que tienen posiciones externas sólidas distribuyan voluntariamente una parte de sus DEG para ampliar los préstamos a los países de bajo ingreso que pueden acceder a través del Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (FFCLP) del FMI".

"El FMI también está estudiando otras opciones para ayudar a los países miembros más pobres y vulnerables en sus esfuerzos de recuperación. Podría considerarse un nuevo Fondo Fiduciario para la Resiliencia y la Sostenibilidad para facilitar un crecimiento más resiliente y sostenible a mediano plazo", agregó.

LR