miércoles 21 de abril de 2021
EDUCACIóN Restricciones
02-04-2021 10:31

Un nuevo "cierre de aulas" podría quebrar al 40% de los colegios privados

El estudio afirma que la mora en el pago de las matriculas y la disminución de los alumnos que se anotan para ingresar son los problemas más graves.

02-04-2021 10:31

En plena segunda ola de casos de COVID-19 en Argentina, una de las principales preocupaciones es la continuidad de las clases presenciales, después de un 2020 que tuvo las aulas cerradas todo el año en la mayor parte del país. Mientras los gremios docentes y algunos grupos de padres piden dar marcha atrás con estas medidas, un estudio advierte que el cierre de las escuelas podría tener un efecto devastador.

De acuerdo a un estudio del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM), un nuevo cierre de las aulas llevaría a la quiebra a un 40% de los colegios privados. El atraso en los pagos de las cuotas, la caída en la matriculación del nivel inicial y la demora de pago de las matrículas son tres de los factores que el análisis ubica como los principales problemas. 

En sus conclusiones, INDECOM sostuvo que un 39,8% de las escuelas privadas “no podrían afrontar un nuevo cierre total de aulas”. En ese marco, el viceministro de salud bonaerense, Nicolás Kreplak, afirmó que desde el ejecutivo provincial no quisieran perjudicar el proceso educativo, pero que había probabilidades de retroceder en cuanto a la presencialidad escolar.

Macron cierra escuelas durante tres semanas ante la ola de contagios por Covid-19 en Francia

La imposibilidad de las familias para pagar la mensualidad de la educación de sus hijos ha sido el inconveniente principal a causa de la pandemia. El propio INDECOM había indicado a fines del 2020 cifras contundentes para entender el paño de los colegios privados y las dificultades que enfrentaron por la pandemia.

De acuerdo a ese estudio de diciembre del año pasado, el promedio por morosidad en el pago de las cuotas alcanzaba un total de 61,3%. De ese total, la tercera parte de los padres aseguró no haber podido abonar la mensualidad por recibir menos ingresos a causa del coronavirus. En esa línea, el 12% afirmó que no pagaba por considerar que la virtualidad educativa no estaba a la altura, y un 13% restante dijo que había perdido el empleo.

La falta de liquidez por parte de las instituciones dañó de manera severa los planes de las administraciones escolares. El INDECOM sostuvo que “el 71 % de las instituciones ya mantenían deudas en los impuestos, servicios públicos, aportes previsionales y proveedores en general”. La llegada de la pandemia agravó la sangría.

El presidente de INDECOM, Miguel Calvete, explicó que el actual estudio se llevó a cabo entre el 18 y 23 de febrero y tuvo como objeto de estudio a 197 instituciones educativas de la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, Mar del Plata, Rosario, Santa Fé, Mendoza, La Pampa, Neuquén y Río Negro. En esa línea, Calvete sostuvo que fueron analizados los tres niveles de enseñanza de cada escuela: inicial, medio y superior.

Colegio Nacional: pedido desesperado de los padres para que haya clases presenciales

El sondeo revela que “si bien la mora en los pagos se redujo al 37,6%, las deudas promedio que mantienen los padres con los colegios se siguen ubicando entre los $ 25.000 y los $120.000”. También hubo una disminución de los alumnos matriculados que se ubicó en un porcentaje del 18,5% en los tres niveles, un 6,1% superior a lo que había proyectado en estudio de INDECOM de diciembre. 

Desde la cúpula de los colegios afirman que un retroceso confirmaría el atraso en el pago de las matrículas y la acumulación de deudas se volverían impagables. En números, el 43,4% aseguró que no cerraría sus puertas pero que le llevaría tres años reordenar sus números. Sólo el 16,8% aseguró que “el nivel socioeconómico de la comunidad a la que pertenecen les permite mantener toda su estructura de trabajo”.

En cuanto a los niveles maternal e inicial, el estudio afirmó que “se produjo una caída del 35,6 % promedio en el número de inscripciones en el nivel maternal e inicial con respecto al mismo período del 2019/20, mostrando una baja en la nómina de alumnos del 7,6 % por sobre lo que se proyectaba (27 %)”. Además, sostuvo que “al no ser un nivel obligatorio, y ante la imposibilidad de cumplir el horario completo de manera presencial, muchas familias desistieron de la matriculación”. 

 

GI/FF