domingo 01 de agosto de 2021
ESPECTACULOS Matías Umpierrez
27-06-2021 03:13

“El texto de Macbeth traspasó los siglos”

Con intérpretes de trascendencia internacional, el creador argentino presentó su videoinstalación en Madrid. Describe su creación y juega con Shakespeare.

27-06-2021 03:13

Fue diseñador gráfico de obras de teatro, actor, director, dramaturgo y también gestor cultural. Será por todo esto que a Matías Umpierrez se lo considera un artista transdisciplinar. En el 2007 fue nombrado Coordinador del Área de Teatro del Centro Cultural Ricardo Rojas (UBA) y siete años después creó el Festival Internacional de Dramaturgia Europa + América, en Buenos Aires. Hoy está casi radicado en España, acaba de estrenar su videoinstalación, Museo de la Ficción I. Imperio, y en su elenco figuran dos artistas claves: Ángela Molina y Robert Lepage. 

Dice Umpierrez: “Durante el 2018 y 2019 lo presenté en Berlín con el programa Rolex, que es uno de los coproductores. Después fuimos a San Sebastián y Moscú”. Desde hace muy pocos días está en las Naves del Español, Madrid luego viajará a Canadá, México, posiblemente Colombia, Brasil, Suiza y otras ciudades españolas. 

—¿Podrías describir ‘Museo de la Ficción I. Imperio’?

—Al igual que otros proyectos míos está en una frontera entre varias disciplinas, dentro del arte. También tiene otra perspectiva con respecto a los géneros, artes visuales, audiovisual como el cine, e invoca a la teatralidad, las artes performáticas y al escenario. El público se encuentra con tres instancias. La primera es una instalación, después hay un gran salón rojo donde verá montada sobre la pared principal nueve pantallas de LED, en cada una observará a los intérpretes, preparándose para la escena. Los vemos haciendo ejercicios. Más tarde llegará otra sala, allí se los ubicará en el centro y estarán rodeados por cuatro grandes pantallas, que son las paredes del lugar y de la teatralidad. Miden nueve por cinco metros. Provocan una sensación audiovisual inmersiva. Propongo sumergirnos en una ficción. Aquí los espectadores están rodeados y deberán elegir qué ver, por eso habrá un movimiento circular. Están libres de moverse y acercarse a la pantalla que prefieran. 

—¿En qué momento aparecen en el elenco Ángela Molina y Robert Lepage?

—Robert Lepage es además de director, actor y logramos que se sumara al proyecto. Ángela fue la primera actriz que pensé por su trayectoria, su experiencia como actriz de cine, como musa de Luis Buñuel y también de Pedro Almodóvar. Tiene mucha trayectoria en el teatro, incluso trabajó con Bob Wilson. Quise que fuera ella y se sintió atraída por este tipo de propuesta. Les interesó el proyecto a Elena Anaya –intérprete de La piel que habito de Almodóvar y Rifkin’s Festival de Woody Allen, entre otras–, Ana Torrent recordada por Cría cuervos de Saura o Tesis de Amenábar. También actúan: Chema Tena, Adolfo Fernández, Javier Pereira, Tessa Andonegui, Javier Tolosa, Bore Buika y Alfonso Bassave. Todos estuvieron interesados por esta idea. Les propuse trabajar en otro tipo de dispositivo y en diferentes espacios, como los museos. 

—¿Por qué una adaptación de “Macbeth” en los museos?

—Hace algún tiempo mis propuestas fueron presentadas en los museos y a partir de su definición “espacio que guarda para la posteridad el conocimiento humano” me pregunté dónde estaba la ficción. Por eso creé este dispositivo para que las personas entren en la experiencia del arte y puedan apreciar una ficción de manera performática. En este caso elegí Shakespeare, porque sentí que la primera pieza debería ser de un autor significativo. Creo que el texto de Macbeth traspasó los siglos y las artes. Es una pieza que encontró distintas formas de relacionarse con el público. Muestra el uso y el abuso del poder.

 

Ampliar fronteras

Entre tantas particularidades que tiene Museo de la Ficción I. Imperio es que juega con dos idiomas. “La pieza está en castellano y en francés – Aclara su creador Matías Umpierrez–. Los encuentros secretos entre Macbeth y su esposo están dichos en francés, porque son los momentos en que conspiran. Busqué un cambio y transgredí los géneros. Aquí el papel de Macbeth está interpretado por Ángela Molina y Lady Macbeth por Robert Lepage”. 

Recuerda: “En España estuvimos confinados desde marzo hasta junio del 2020. Después se buscó habilitar espacios con protocolos, aforos reducidos y mucho cuidado sanitario. No solo cómo entra el público a las salas, sino también cómo salen de ellas. Mi experiencia es en la comunidad de Madrid. Se pudo seguir presentando el trabajo de los artistas, al igual que los museos, que estuvieron abiertos”.

Confiesa: “El teatro argentino a mí me dio muchas posibilidades de formación y experiencia y esto es muy valorado aquí, en Europa. Mi trabajo generó mucha trascendencia en Latinoamérica. Nosotros en Argentina tenemos una estrecha relación con la tecnología, mucho antes de la pandemia. Creo que hoy tiene una enorme incidencia en cómo nos relacionamos con la escena, las tradicionales siguen estando y continúo disfrutándolas muchísimo. No hay que inhibir lo que hay, sino ampliar nuevas fronteras. Creo que hay que generar otro tipo de diálogo. Siempre me sentí muy valorado desde Buenos Aires y las provincias. Creo que hay otros modos de comunicaciones, tal vez las dificultades estén en las producciones”.

En esta Nota