miércoles 28 de septiembre de 2022

Ricardo Arjona apuntó al lenguaje inclusivo: "Es mucho tiempo libre desperdiciado"

Tras su discurso "en defensa de los hombres", el cantante guatemalteco volvió a generar polémica por sus comentarios sobre la identidad de género.

17-08-2022 01:40

El músico Ricardo Arjona volvió a ser cuestionado por sus dichos "machistas" luego de apuntar contra el lenguaje inclusivo. El cantante guatemalteco había sido criticado la semana pasada por su discurso "en defensa de los hombres".

Arjona brindó un concierto ante 20.000 personas en Asunción, Paraguay, donde nuevamente sus opiniones entre canción y canción generaron polémica.

El músico comenzó criticando la cuarentena por la pandemia del coronavirus: "Han pasado muchas cosas desde que no nos vemos. Hubo muchos fenómenos, entre ellos el peor de todos. Nos encerraron dos años, nos pusieron mascarillas, nos dejaron ahí sin nada que hacer con el celular en la mano, con redes sociales y con mucho tiempo libre y echamos todo a perder".

Inmediatamente, criticó el lenguaje inclusivo y extrañas definiciones sobre la identidad de género.“Entonces empezaron a aparecer cosas vulgares, aparecieron 32 géneros como si importante fuera sumar géneros y no respetar por lo que quiera ser. Gente que desfilaba por las calles tratando de cambiar las vocales a las palabras y yo tendría que saludar esta noche a todes, por ejemplo. Eso es mucho tiempo libre desperdiciado”.

“Después apareció gente desfilando por la calle diciendo que las mujeres debían ganar igual que los hombres, y yo decía que porqué no pueden ganas más”, finalizó Ricardo Arjona y luego siguió con su show.

El discurso "en defensa de los hombres" de Ricardo Arjona

La semana pasada, Arjona había estado en el centro de la polémica por su discurso "en defensa de los hombres" en Buenos Aires.

“Los hombres perdimos el territorio que habíamos ganado porque nos portamos mal. Por allá, a mediados de los años 90, todo ese poder masculino, se fue por la borda, ¿no? Perdimos todo. Hoy, seamos claros, los hombres estamos en el último de los escalones sociales. Mucho después de las mascotas”, señaló el músico.

Asimismo, siguió: "Usted puede decir cualquier cosa que se le ocurra de un hombre que no le va a pasar nada. Yo escuché a una señora la semana pasada en un programa importante, calificar a los hombres, abiertamente dijo: ‘Hombres, cavernícolas descerebrados’”.

 

"En el programa la celebraron así, la aplaudieron, todo. La señora agarró su carro, se fue para su casa, nadie le dijo nada en el barrio, conservó su trabajo. Vaya a decir usted ‘descerebrado’ a una mascota... ¡le quitan el trabajo!”, continuó.

Y agregó: "Pero con los hombres no pasa nada, hay que azotarlos, se portaron mal. Y yo creo que si nos merecemos ciertas cosas, va siendo hora de ir suavizando la situación”.

"Lo único que tenemos nosotros es una dificultad hoy para acercarnos... y eso no le conviene a nadie. Por ejemplo, en el universo femenino habitan dos clases de hombres: están los que a usted les gusta y están los que no les gusta. ¿Cómo sabemos nosotros a qué grupo pertenecemos si no nos acercamos?”, dijo explicando su postura.

Lenguaje inclusivo: cómo se aplica en distintos países

En ese sentido: subrayó: “Usted está en un boliche, sentadita, y viene un tipo que tiene la inmensa suerte de ser el que a usted le gusta, se abre paso en la multitud y se acerca con una típica frase cursi masculina. Y le dice: ‘Hola, buenas noches, quiero decirte que llevo tres noches sin dormir pensando en las 25 maneras que podría inventar para quitarte ese vestido’. ¡Atrevido el tipo!”.

Y Arjona ahondó: "Él es de los que a usted les gusta. Entonces le dice: ‘¿Me permite un momentito?’. Y agarra su celular, se mete en el chat con sus amigas y les dice: ‘Acabo de conocer a un hombre salvaje pero tierno. No saben qué maravilla. Las dejo, voy con él’. Pero después usted está sentada en el mismo lugar y se viene abriendo paso un tipo que la única culpa que tiene es que es del grupo de los que a usted no les gusta. Entonces el tipo se acerca y le dice: ‘Buenas noches, quiero decirte que llevo tres noches sin dormir pensando en las 25 maneras que podría inventar para quitarte ese vestido’. Y usted le dice: ‘¿Me permite un momentito?’ Y llama al 911″.

Finalmente, cerró su discurso: “¿Cómo sabe ese pobre muchacho a qué grupo pertenece? Ahí estamos viviendo hoy. Cómo hago yo para volver a tener el valor como compositor de gritar a los cuatro vientos cosas como: ‘No es ninguna aberración sexual, pero me gusta verte andar en cueros’”.

ED