ESTADOS UNIDOS
CALENTAMIENTO GLOBAL

Científicos advierten que los virus zombis del Ártico pueden provocar una nueva pandemia global

En Siberia las actividades de explotación marítima descontrolada incide en un aumento de las probabilidades de un brote de microbios que se encuentran atrapados hace milenios. ¿De qué se trata el "virus zombie" que puede causar una nueva crisis sanitaria global?

Los virus zombis del Ártico en Siberia
Los virus zombis del Ártico en Siberia | Agencia Shutterstock

La comunidad científica reitera su advertencia sobre los virus que se encuentran congelados en el permafrost ártico.

El calentamiento global puede ser el desencadenante de una nueva pandemia, al provocar la liberación de los microbios de Matusalén, también conocidos como virus zombi. Estos causaron, hace miles de años, enfermedades entre nuestros ancestros.

En la actualidad, es insistente el pedido de los investigadores de intentar frenar la crisis climática, para evitar otra catástrofe sanitaria. 

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Alarma en Estados Unidos por la misteriosa enfermedad del "ciervo zombie"

Los virus zombis del Ártico en Siberia

¿Cómo es el trabajo de los científicos para prevenir el contagio del virus zombi?

En el Ártico se creó una red de vigilancia que aspira a funcionar como un método de detección temprana de la enfermedad que puede ser generada por estos microorganismos ancestrales. 

Se prevé que en caso de registrarse casos, se implementara un sistema de cuarentena a las personas infectadas para que el virus no se propague en otros territorios del mundo. 

La OMS alerta sobre una posible enfermedad 20 veces más mortal que el Coronavirus

Los virus zombis del Ártico en Siberia

En declaraciones a la prensa internacional, la viróloga Marion Koopmans, del Centro Médico Erasmus de Rotterdam afirmó:

"No sabemos qué virus hay en el permafrost, pero creo que existe un riesgo real de que haya alguno capaz de desencadenar un brote, por ejemplo de una antigua forma de polio. Tenemos que asumir que algo así podría ocurrir".

El genetista Jean-Michel Claverie, de la Universidad Aix-Marseille dirigió en 2014 a un equipo que se encargó de aislar virus vivos en Siberia.

Luego de este experimento científico lograron comprobar que estos organismos mantenían su capacidad de infectar a organismos unicelulares. Aun siendo que estuvieron enterrados en el permafrost durante miles de años.

Multimillonarios de EEUU construyen búnkeres ante la guerra y el cambio climático

Los virus zombis del Ártico en Siberia

A esto, se le suman otras investigaciones que se revelaron en el 2023 y hallaron distintas cepas víricas que proceden de siete yacimientos distintos de Siberia. Pese a que algunas de estas muestras tenían 48 500 años, se demostró que podían infectar células cultivadas. Al respecto, Claverie afrmó que:

"Los virus que aislamos solo eran capaces de infectar amebas y no suponían ningún riesgo para el ser humano. Sin embargo, eso no significa que otros virus no puedan desencadenar enfermedades en humanos"

 

¿Qué es el permafrost de la tierra?

Se conoce bajo este término a cualquier terreno que se encuentre congelado. En el hemisferio Norte estos sedimentos de tierra y roca amalgamados por el hielo ocupan una quinta parte del territorio. Claverie explica la clave de este espacio para conservar material biológico: 

"Lo crucial del permafrost es que es frío, oscuro y carece de oxígeno. Podrías poner un yogur en el permafrost y aún sería comestible 50.000 años después".

Los peligros que plantean la desmedida actividad económica humana es que el cambio climático afecta principalmente al Ártico que "se está calentando mucho más rápido que el ritmo medio de aumento del calentamiento global", según datos de meteorólogos.
 

Cambio climático: preocupa la temperatura de los océanos

Los virus zombis del Ártico en Siberia

Sin embargo, Claverie plantea que el peligro no se vincula directamente a la progresiva desaparición del permafrost, sino al deshielo marino ártico.

Mientras se da este proceso, la industria ve una oportunidad: aumentar la navegación para la explotación minera y petrolera en Siberia. Esto, inevitablemente abrirá agujeros en el permafrost liberando grandes cantidades de patógenos. Pero lo peor: los trabajadores mineros entrarán y respirarán los virus, pudiendo propagar fácilmente la enfermedad al regresar a sus casas.