martes 21 de enero de 2020 | Suscribite
IDEAS / Opinión
martes 19 febrero, 2019

Donald Trump, el líder democrático

Con la situación de Venezuela, el presidente de los Estados Unidos se ha erigido como el paladín de la democracia en América Latina.

por Felipe Frydman

trump maduro Foto: AFP
martes 19 febrero, 2019

Nicolás Maduro lo hizo. De la mano del Senador Mario Rubio y de Elliot Abrams, el Presidente Trump se ha erigido en el paladín de la democracia en América Latina agitando la grave situación institucional por la cual atraviesa Venezuela. Mario Rubio enfrentó al Presidente Trump con duros epítetos durante las primarias del Partido Republicano en 2015 para convertirse en un leal converso después de los resultados de las elecciones. Elliot Abrams fue asesor de los Presidentes Reagan y Bush y dirigió las operaciones en apoyo de los gobiernos militares de Nicaragua, El Salvador y Guatemala. También tuvo participación en el golpe contra Hugo Chávez en 2002.

El Presidente Trump incluyó una referencia a Venezuela y al fracaso de las políticas socialistas que transformaron “la nación más rica en América del Sur en un Estado de pobreza y desesperación” en el discurso al Estado de la Unión el 5 de febrero. Los Estados Unidos fueron gestores del reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino seguido en forma inmediata por los países del Grupo de Lima y la aplicación de un bloqueo financiero para forzar la salida de Nicolás Maduro y la formación de un gobierno de transición. El bloqueo restringe las importaciones y profundiza el desabastecimiento.

Nicolás Maduro: "Sin lugar a dudas, Donald Trump ha dado la orden de matarme"

Las referencias al socialismo tuvieron el propósito de apuntar a los miembros del Partido Demócrata que en las elecciones de medio término se manifestaron a favor de esa tendencia palabra hasta ahora desterrada del vocabulario de los políticos con aspiraciones a cargos públicos. El Presidente Trump se mostró “alarmado” por los llamados a adoptar el socialismo recordando que los Estados Unidos fueron fundados sobre la base de la libertad y la independencia. Las miradas convergieron sobre el Senador Bernie Sanders por el Estado de Vermont y las electas Representantes Alexandria Ocasio-Cortez por Nueva York y Rashida Tlaib por Michigan. Bernie Sanders se pronunció por el socialismo democrático en un discurso de diciembre de 2017 y las Representantes Ocasio-Cortez y Tlaib están identificadas con la organización Socialistas Democráticos de América (DSA) que actúa dentro del Partido Demócrata. Los tres miembros rechazaron el reconocimiento de Juan Guaidó como Presidente interino, recordaron las intervenciones de los Estados Unidos en América Latina durante la Guerra Fría y adhirieron a la convocatoria de diálogo de México y Uruguay.

La presentación de Trump tuvo los ribetes de un discurso de campaña. Durante la campaña electoral de 2015, el Partido Demócrata optó por Hillary Clinton priorizando el centro a pesar del buen desempeño de Bernie Sanders en las primarias. El tema de Venezuela vuelve a mostrar esta división. Los principales líderes han apoyado el reconocimiento de Juan Guaidó para evitar una confrontación ideológica y pensando en la importancia del Estado de Florida donde el candidato demócrata a gobernador, Andrew Gillum, negro y progresista, y el candidato a Senador Bill Nelson no pudieron derrotar a los candidatos republicanos. El Estado de Florida con una fuerte presencia latina es importante en la carrera presidencial por el número de electores. Hillary Clinton perdió allí por escaso margen. La plataforma de los candidatos socialistas enumera como temas prioritarios el seguro de salud para todos, educación gratuita, fortalecimiento de los sindicatos y una política inmigratoria irrestricta.

Donald Trump utiliza diplomacia "a la perfección" para debilitar a Nicolás Maduro

El Presidente Trump durante sus dos años demostró escaso interés en la promoción de la democracia y defensa de los derechos humanos. En reiteradas oportunidades alabó a Vladimir Putin, Xi Jinping, Rodrigo Duterte y Kim Jong-un e hizo caso omiso a los llamados para condenar el asesinato de Jamal Khashoggi perpetrado por funcionarios devotos de Mohammad Bin Salam. Esa tarea estuvo en manos del Vicepresidente Mike Pence que representa al ala conservador evangélico del Partido Republicano. La campaña de Venezuela le ha permitido al Presidente Trump ocupar un sitial inesperado. Solo cabe esperar que impere la paciencia y no adopte ninguna acción que desemboque en un enfrentamiento armado.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4881

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.