INTERNACIONAL
Internacional

212 días con cero homicidios: Nayib Bukele logra otro récord mundial en la lucha contra la inseguridad en El Salvador

El Gobierno de este país lanzó un plan mediante el cual anunció la captura de 54.518 terroristas, entre los que se encuentran más de 722 cabecillas. Pero la CIDH expreso su preocupación por el modo en que los maras y demás pandilleros capturados son tratados.

 Nayib Bukele 20220513
Presidente de El Salvador, Nayib Bukele. | AFP NA

Según se informa su gobierno y muestran los resultados el “Plan Control Territorial” en el periodo de excepción sigue sumando cifras históricas en el combate contra la criminalidad y en lo que va de su gestión ya alcanza 212 días sin homicidios, pese a la emergencia generada por el paso de la tormenta tropical Julia en la que estuvieron empeñadas las fuerzas de seguridad, sigue dando señales de éxito rotundo y es el motivo por el cual el Presidente de El Salvador se mantiene primero en imagen positiva con el 88% según la encuesta bimestral del Directorio Legislativo.  Alberto Fernández posee el 8% según informa Giacobbe Consultores

“Un día trágico para nuestro país, pero al menos no se sumaron homicidios a la tragedia. Gracias a Dios”, sentenció el Presidente Nayib Bukele, al destacar que el lunes 10 de octubre no hubo asesinatos en el país. Este régimen de excepción fue autorizado por el Congreso de dicho país y lleva más de seis meses de acción con resultados que marcan récords históricos  

“Desde el momento en que se declaró la guerra contra las pandillas, sus fuerzas de seguridad han dado captura a 54.518 de estos terroristas, entre los que se encuentran más de 722 cabecillas y se han desmantelado más de 190 campamentos clandestinos de estos grupos instalados en la zona rural del país en un intento por escapar de la justicia”,  informa el gobierno en un comunicado oficial.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, también se sumó al furor por las figuritas del Mundial

A esto puede sumarse que "han incautado 1820 armas de fuego, 2001 vehículos, 13.392 celulares decomisados y 1.420 millones de dólares en efectivo en diferentes operativos”. 

Muy a pesar de ello y a posteriori del mismo, la CIDH expreso su preocupación por el modo en que los maras y demás pandilleros capturados son tratados por el gobierno como puede leerse es su sitio oficial en el texto del informe emitido el 11 de octubre donde dice textualmente: 

“Washington, D.C. - A siete meses de vigencia del régimen de excepción en El Salvador, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresa preocupación por la persistencia de detenciones masivas y presuntamente arbitrarias, y el incumplimiento de las garantías judiciales; por lo que llama al Estado a implementar acciones de seguridad ciudadana que garanticen los derechos y libertades que están establecidas en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y en consonancia con los estándares interamericanos”. 

Entre el bitcoin y las pandillas: quién es Nayib Bukele, el "dictador más cool del mundo"

El presidente Bukele no demoró en contestar en su cuenta de Twitter: "Si la @CIDH fuera un verdadero organismo de Derechos Humanos estaría feliz de que en El Salvador se proteja tan fuertemente el derecho humano más importante: el derecho a la vida. Seguimos la guerra contra las pandillas".

Todo ello es a raíz de la eficiencia de los planes de seguridad que el Gobierno implementado de manera táctica y ha llevado altos niveles de paz y seguridad a las calles, a las zonas turísticas y a las comunidades del país, reduciendo los indicadores de extorsiones y pandillas, peajes y otros delitos de alto impacto.

El Salvador reportó, según la CIDH, más de 116.000 muertos producto de la actividad criminal de las pandillas.

Por eso los salvadoreños han probado con su opinión en diferentes medios y redes sociales que dan aprobación a las medidas de seguridad del Gobierno del presidente Nayib Bukele y que esperan que puedan seguir para evitar que esos pandilleros terroristas regresen a las calles a causar dolor y muerte.

*Periodista y analista político.