jueves 17 de junio de 2021
INTERNACIONAL ALEMANIA
23-12-2019 08:23

Estuvo desaparecido dos años y lo encontraron en el placard de un sospechoso de pedofilia

Se trata de un adolescente de 15 años que fue hallado con la misma ropa que tenía cuando fue visto por última vez en junio de 2017. Hay un detenido por el hecho.

23-12-2019 08:23

Un adolescente que estuvo desaparecido durante dos años y medio fue encontrado con vida en el armario de un sospechoso de distribuir pornografía infantil. El hecho ocurrió en Alemania. El menor de 15 años fue hallado el viernes 20 de diciembre durante un registro policial en Recklinghausen, en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia. Hasta allí llegaron los agentes para realizar un allanamiento en la casa de un hombre de 44 años, sospechoso de distribuir pornografía infantil, según consignó la CNN.

“Los oficiales descubrieron a un menor en el armario. Una investigación mostró que se trataba de un menor de 15 años que había estado desaparecido durante mucho tiempo”, aseguró la Policía de Recklinghausen mediante un comunicado. Se comprobó más tarde que  el adolescente —al momento del hallazgo— llevaba puesta la misma ropa con la que fue visto por última vez y se encontraba con un aspecto físico deteriorado.

Más de 100 detenidos implicados en red de pedofilia: muchos estaban en Argentina

Para los oficiales, no hay indicios de que el menor fuera retenido en el departamento contra su voluntad. Ahora, el chico permanece bajo protección policial y no se dio a conocer su identidad por razones legales.

Investigación. El portavoz de la fuerza de seguridad detalló que el dueño de la propiedad y otro hombre que se encontraba en el lugar en el momento del allanamiento fueron arrestados de inmediato. Además se comprobó que allí reside también el padre de uno de ellos, de 77 años, que no estaba en la propiedad cuando se realizó el operativo.

El sábado 21, un juez concedió una solicitud de la oficina del fiscal público y emitió una orden de arresto por un delito sexual grave contra el menor de los dos hombres. Así lo confirmó la Policía en otro comunicado. Por su parte, el mayor de ellos recuperó su libertad.

Durante la búsqueda, un perro rastreador entrenado para detectar dispositivos electrónicos encontró varias unidades de almacenamiento de datos en el departamento. Ahora los especialistas investigan su contenido.  

Misterio. La última vez que habían visto al chico fue el 11 de junio de 2017 cuando, tras la muerte de su padre, fue trasladado a un centro de menores. Ese día, había arreglado con un amigo para encontrarse en el centro de la ciudad pero nunca llegó a destino.

FDS/FF