martes 07 de julio de 2020 | Suscribite
INTERNACIONAL / Muerte de George Floyd
jueves 4 junio, 2020

Antifascistas y antisupremacistas blancos: la ideología de las protestas contra Trump

Mark Bray, un historiador que participó del movimiento Ocupa, autor del libro Antifa y Cornel West, un filósofo profesor de Harvard que además es músico, son dos de las voces más polémicas que le dieron sustento a la protesta.

Cornel West y de Mark Bray Foto: Twiter
jueves 4 junio, 2020

Donald Trump y Jair Bolsonaro trajeron a la discusión política algunos conceptos que estaban en desuso en la política global. El presidente brasileño cree ver al ‘comunismo’, por ejemplo, detrás de las políticas de género. Trump habló estos días de ‘terroristas’ para definir a cierta parte de quienes se manifestaron luego del asesinato de George Floyd. Incluso dijo que instruiría a las fuerzas de seguridad de su país para reprimir a los Antifa, los grupos antifascistas que participaron en las elecciones. Ambos presidentes agitan un fantasma que, como todos los fantasmas, suele ser más imaginario que real, pero parece asustar a ciertos sectores medios de la población de sus países.

La fracasada candidatura de Bernie Sanders a la presidencia del país habla de la que representación de izquierda aún no consigue entrar de lleno en la estructura del partido Demócrata —Joe Biden, quien finalmente será el candidato, representa el centro de esa fuerza política—, la única alternativa de vencer en las elecciones. 

Sin embargo, la izquierda en los Estados Unidos existe. Incluso, paradojas o no de la historia, en el país, el Partido Comunista es más fuerte que en la Rusia de Vladimir Putin. Y en una opción más cerca de lo que podría definirse como progresismo, Alexandria Ocasio-Cortez es una política con posibilidades reales de liderar en el futuro a quienes se oponen a la radicalización de derecha a la que se dirige con cada vez más fuerza Donald Trump.

Estados Unidos en llamas: Trump se refugió en su búnker mientras el caos se apodera de las calles

Antifascismo y anti supremacía blanca son dos conceptos que tienen seguidores en un país en el que hace un tiempo surgió el Tea Party y las ideas libertarias de ultraderecha. Y Mark Bray y Cornel West, entre otros son pensadores que expresan parte de esa oposición. Ambos opinaron sobre la situación actual de las protestas y fueron tejiendo un marco teórico que es seguramente el que acompaña a la decisión de muchos de salir a las calles.

Bray. “Querría que este libro no fuese necesario. Pero alguien prendió fuego al Centro Islámico local de Victoria (Texas) pocas horas después de que la administración de Trump anunciase su veto migratorio a los musulmanes. Y algunas semanas después de la presentación de una avalancha de más de 100 leyes contra el colectivo LGTBQ, a principios de 2017, un hombre echó abajo la puerta principal de Casa Ruby, un centro de defensa de los derechos de las personas transgénero en Washington D. C. y agredió a una transexual mientras gritaba: «¡Te voy a matar, maricón!». Un día después de la victoria electoral de Donald Trump, los estudiantes de ascendencia latinoamericana del Instituto de Secundaria Royal Oak, en Míchigan, acabaron por llorar cuando sus compañeros de clase empezaron a corear: «¡Construye el muro!». Más tarde, en marzo, un antiguo soldado y supremacista blanco se fue en autobús a Nueva York para «atacar a hombres negros». Apuñaló y mató a Timothy Caughman, un indigente de raza negra. Ese mismo mes, alguien derribó y pintarrajeó una docena de lápidas en el cementerio judío de Waad Hakolel, en Rochester (Nueva York). Entre quienes yacen allí se encuentra Ida Braiman, una prima de mi abuela. Ida fue asesinada de un disparo en 1913 por un patrón, apenas unos meses después de haber llegado a Estados Unidos desde Ucrania, mientras participaba en un piquete junto con otros trabajadores textiles, también inmigrantes judíos. La reciente oleada de profanaciones en cementerios hebreos en Brooklyn, Filadelfia y otros lugares, se ha producido bajo la administración de Trump. Este omitió toda mención a los judíos en sus declaraciones sobre el Holocausto, su secretario de prensa negó que Hitler hubiese gaseado a nadie y su consejero jefe fue una de las figuras más destacadas de la derecha alter-nativa, una corriente notoriamente antisemita. Como escribió Walter Benjamin en el momento álgido del fascismo de entreguerras: «Ni siquiera los muertos estarán seguros, si el enemigo vence»”. 

Así comienza su libro Antifa, Manual de Antifascismo. Se trata de una historia de las tradiciones de lucha contra las manifestaciones que tomó a lo largo del tiempo el pensamiento autoritario. El huevo de una serpiente que parece estar incubándose en su país. Mark Bray es un profesor universitario de historia que sintetizó en ese libro algunas corrientes de un pensamiento cuyos ecos pueden encontrarse en los ocupas y en el partido Podemos de España. Sostiene que el rol de su trabajo es investigar quiénes son los fascistas y hacerlo público.

Un artículo de Nicholas Bogel-Burroughs y Sandra E. Garcia, publicado en New York Times describe alguna de las ideas y la composición social del movimiento: “Los miembros de antifa hacen campaña contra acciones que consideran autoritarias, homofóbicas, racistas o xenófobas. Aunque antifa no está afiliado a otros movimientos de izquierda —y a veces es visto como una distracción por otros organizadores— sus miembros a veces trabajan con otras redes activistas locales que se están uniendo en torno a los mismos temas, como el movimiento Occupy o Black Lives Matter”.

Los pañuelos rojos y negros (los colores del comunismo y del anarquismo) de muchos de los manifestantes expresan adhesión a esas ideas. Ideas que no tienen un líder, ni una manifestación política concreta. Pero sí cuentan con un pensador que las sintetiza.

Caso Floyd: saqueos, disturbios y protestas en Estados Unidos contra la violencia policial

West. Los anti supremacía blanca tienen en Cornel West un personaje público que defiende sus ideas. Cornel West en profesor emérito de la Universidad de Princeton. Enseña filosofía en Harvard y fue uno de los ideólogos de la postulación de Bernie Sanders. No termina ahí su labor. Es músico y tiene discos de rap y hip hop grabados y participó en algunas películas. Su tarea académica es también militante. Hace años firmó un petitorio en favor de que el 1ro de mayo sea considerado feriado en los Estados Unidos. No dejó de opinar una vez que Sanders dio un paso al costado y también lo hizo ante la represión de estos días. 

En declaraciones a la cadena CNN dijo: “lo que vive Estados Unidos es una experiencia social fallida. La historia de los negros durante más de 200 años ha sido la del fracaso de los Estados Unidos. Su economía capitalista no ha logrado producir ni ofrecer adecuadamente lo que la gente necesita para vivir una vida decente. El Estado-nación, su sistema de justicia penal y su sistema jurídico son incapaces de garantizar la protección de los derechos y las libertades. Y ahora, nuestra cultura, por supuesto, está tan manejada por el mercado – todo está en venta, todo el mundo está en venta – que no puede siquiera darle al alma aquellos alimentos que necesita para darle un significado y un objetivo”.

El hecho de la muerte de George Floyd, sumado a que gran parte de los muertos y desantendidos durante la pandemia sean negros y pobres puede haber sido del comienzo de una serie de manifestaciones que quizás tengan tanto que ver con lo sucedido en Chile previo a la cuarentena como con la situación sanitaria y el accionar racista de los policías de Minnesota


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5049

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.