sábado 01 de octubre de 2022
INTERNACIONAL Terrorismo

Atacaron con drones explosivos la casa del premier iraquí Al-Kazhimi en plena 'Green Zone' de Bagdad

Los aparatos eran tres, y dos fueron abatidos por guardias de seguridad, pero el tercero hirió a dos de ellos y provocó algunos daños. El funcionario y sus familiares resultaron ilesos.

07-11-2021 09:25

El primer ministro de Irak, Mustafá Al-Kazhimi, fue atacado por tres drones explosivos en la madrugada de este domingo en la militarizada "Green Zone" de Bagdad, pero ileso luego de que su personal seguridad personal derribara a dos de esos aparatos que intentaban asesinarlo. Fuentes del gobierno iraquí detallaron que dos de los guardaespaldas del mandatario fueron heridos por la explosión del tercer vehículo no tripulado, que consiguió llegar hasta la entrada de la residencia de Al Kazhimi. 

Los profesionales de seguridad calificaron el hecho como "intento de asesinato" y aclararon que "dos miembros de la guardia personal presidencial resultaron heridos". El futuro llegó hace rato y en este caso, el ataque con estas naves no tripuladas apuntaba a enviar explosivos a domicilio del premier iraki mientras se encontraba en su residencia en la capital del país. 

Lo cierto es que Al-Kazhimi estuvo muy cerca de la muerte y fue su guardia personal la que le salvó la vida. El ataque fue diagramado para que los aparatos llegaran a la casa del funcionario y estallaran entrando al lugar. Fuentes de seguridad indicaron que el ataque fue llevado a cabo por "tres drones, dos de los cuales fueron derribados".

También se especificó que "fueron lanzados desde un lugar cercano al puente de la República", antes de dirigirse a la residencia. Los guardaespaldas lograron batir a dos de los vehículos voladores pero un tercero consiguió seguir con su trayecto e hirió a dos guardias. Desde Estados Unidos hablaron de "aparente acto de terrorismo" y el presidente de Irak, Barham Salih, habló de un "intento de derrocar el orden constitucional".

Daños en la residencia del premier iraquí Mustafá al Kazimi, atacada por drones con explosivos en la madrugada.

En la cuenta oficial de la oficina del premier se publicó un encuentro con el presidente iraki esta mañana, donde el mandatario habló de "actos fallidos" que quieren desestabilizar a la región. "El primer ministro Mustafá al Kazimi recibe hoy domingo por la mañana al Presidente de la República Barham Salih. El presidente de la República afirmó su condena del cobarde atentado terrorista contra el primer ministro Mustafa Al-Kazemi, denunciando estos actos fallidos que intentan desestabilizar la seguridad y estabilidad de Irak", escribieron. 

Las declaraciones de Al-Kazhimi

Luego del fallido ataque con explosivos, Al-Kazhimi utilizó las redes sociales para publicar un video y manifestar su opinión. "Mi residencia ha sido blanco de una agresión cobarde. Estoy bien, gracias a Dios, así como quienes trabajan conmigo", expresó. 

Según explico AFP, el lugar donde está ubicada la residencia ministerial, denominada Zona Verde, forma parte de un anillo ultraprotegido donde también se encuentra la embajada norteamericana, además de otros edificios del gobierno iraquí. Inmediatamente después del ataque se llevó adelante un despliegue de fuerzas de seguridad en el lugar y su perímetro. 

Hace siete días, un barrio cercano a esa zona central llamado Mansur, fue atacado por tres cohetes que no causaron heridos. Además, en los últimos meses las agresiones mediante drones han aumentado significativamente. 

Daños en la residencia del premier iraquí Mustafá al Kazimi, atacada por drones con explosivos en la madrugada.

"Nos alivia saber que el primer ministro está ileso. Este aparente acto de terrorismo, que condenamos fuertemente, apuntaba al corazón del Estado iraquí", dijo el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price.

Elecciones legislativas en Irak

El intento de atentado contra el primer ministro Al-Kazhimi se da en un clima político candente luego de la celebración de las elecciones de medio término del pasado 10 de octubre y las acusaciones de fraude en los comicios.

La coalición Hashd al Shaabi puso en tela de juicio los resultados de la votación y lo manifestó con dos términos contundentes: "fraude" y "estafa". Se trata de una coalición pro iraní que anteriormente se conformaba por grupos paramilitares. Descontentos con los efectos que dejaron los comicios de octubre, llevaron adelante protestas contra el oficialismo.

Los primeros resultados dieron como ganador de las elecciones al líder chiita Moqtada Sadr, que obtuvo más de 70 escaños de los 329 de la cámara mermando el número de congresistas de Hashd al Shaabi. En las semanas consiguientes se darán a conocer los resultados finales.