jueves 22 de abril de 2021
INTERNACIONAL Pandemia de coronavirus
11-06-2020 02:00

Bolivia tendrá elecciones en pandemia y Evo Morales será responsabilizado de las consecuencias

Las acusaciones surgen de Jeanine Áñez, presidenta interina. Sostiene que Morales deberá hacerse responsable por los daños en salud que puedan surgir del acto electoral del 6 de septiembre.

11-06-2020 02:00

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, confirmó este miércoles que ratificará la ley aprobada el martes por las cámaras para celebrar las próximas elecciones el 6 de septiembre, pero ha responsabilizado al expresidente Evo Morales de cualquier consecuencia sanitaria que pueda darse, ya que los comicios tendrán lugar "en el momento más grave de la pandemia".

Las acusaciones de Áñez fueron transmitidas por el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, quien leyó un comunicado de la presidenta interina en el que recalcó que "por respeto a las instituciones democráticas" se promulgará la ley con la nueva fecha para los comicios, previstos en un primer momento para el 3 de mayo. A su vez, Núñez insistió en que el actual Gobierno no pretende "generar la más mínima duda" de que no se está intentando "alargar la actual gestión de modo innecesario", pero considera que ante todo está la salud de la población, pues, las elecciones se celebrarán en el momento más grave de la pandemia".

"Finalmente, queremos pedir a los políticos y autoridades que decidieron el 6 de septiembre como fecha de elecciones, al señor Evo Morales Ayma, que se hagan públicamente responsables de las consecuencias y los daños en salud que puedan generarse con la realización de elecciones en el momento más grave de la pandemia", insistió.

Juntos, la alianza que encabeza Áñez, fue una de las que se opuso a celebrar las elecciones en el mes de septiembre y se encargó de defender que se lleven a cabo una vez haya finalizado la emergencia sanitaria en Bolivia, donde hasta el momento se registran 14.644 casos y 487 víctimas mortales por el nuevo coronavirus.

El Proyecto de Ley 691, fruto de un acuerdo entre los partidos políticos representados en el arco parlamentario, fue aprobado por mayoría absoluta el martes en sesiones celebradas en la Cámara de Diputados y en el Senado ante la presencia del jefe del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero. Esta ley contemplaba la celebración de los comicios en un plazo no superior a 90 días después de que la fecha fijada anteriormente para la cita, el 3 de mayo, se viera aplazada por la crisis de la COVID-19. En consecuencia, con esta nueva legislación, las elecciones deberían haberse celebrado antes del 2 de agosto.

Las acusaciones de Áñez fueron transmitidas por el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, quien leyó un comunicado

Con estos comicios, Bolivia aspira a zanjar la crisis política en la que se encuentra inmersa por las "irregularidades" detectadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre. El entonces presidente, Evo Morales, tuvo que dimitir y más de 30 personas murieron por enfrentamientos entre sus simpatizantes y detractores y con las fuerzas de seguridad. Actualmente, está refugiado en Argentina y, conforme a un acuerdo político alcanzado para calmar las calles, no podrá participar en las nuevas elecciones presidenciales.

Según las encuestas de intención de voto que se realizaron antes de que surgiera la crisis sanitaria, el candidato del MAS de Morales, el ex ministro de Economía, Luis Arce, partía con una amplia ventaja sobre el resto de competidores, incluida Áñez.