miércoles 08 de diciembre de 2021
INTERNACIONAL En un estudio, trataron pacientes como “cobayos humanos”
01-10-2021 14:55
01-10-2021 14:55

Brasil: el escándalo del kit-Covid en la pandemia

Se revelaron acuerdos donde se probaba la cura del coronavirus con enfermos sin su consentimiento. A su vez Jair Bolsonaro enfrentará una demanda por "exterminio" por las muertes de Covid.

01-10-2021 14:55

https://www.perfil.com/noticias/internacional/eleonora-gosman-bolsonaro-enfrenta-riesgos-que-condicionan-su-reeleccion.phtml"Mil días de oscuridad” escribió ayer Rosángela Bittar, prestigiosa columnista del diario Estado de Sao Paulo. Se refería ni más ni menos al tiempo que acaba de cumplir Jair Bolsonaro en el comando de Brasil. “Algún día los historiadores se ocuparán del legado del presidente, pero hoy los brasileños nos ocupamos de sobrevivir entre los escombros al que fue reducido el país”. Lo cierto es que al jefe de Estado no tiene mucho para festejar; y por primera vez, hay testimonios de inquina en actos que fue a presidir en ciudades del interior.

La última semana quedaron expuestas con mordacidad inusual cuáles son las consecuencias de las conductas “negacionistas” de la figura presidencial frente a la pandemia. A manos de la Comisión Parlamentaria de Investigación del Covid, integrada por senadores, llegó un dossier firmado por 12 médicos, que trabajan en una prepaga. Allí revelaron que había acuerdos de la institución con el llamado Kit Covid para experimentar con los enfermos que llegaban a las clínicas de la institución. La abogada de los profesionales, Bruna Morato, relató ante los asombrados parlamentarios, que los sanatorios de esa aseguradora “usaban” a los pacientes como “cobayas humanas” para probar la supuesta eficacia de un conjunto de medicamentos: hidroxicloroquina, ivermectina, azitromicina, vitamina D y vitamina C, suministrados a personas con Convid-19. Ya en marzo de este año, la Organización Mundial de la Salud había emitido una “fuerte recomendación de no utilizar” ese compuesto de drogas.

20210918_bolsonaro_brasil_afp_g
En las últimas semanas quedaron expuestas las consecuencias de las conductas "negacionistas" del presidente frente a la pandemia

En los sanatorios de la prepaga Prevent se empleó, sin embargo, a título de experimento; pero sin avisar a los pacientes ni a sus familiares, que jamás firmaron su consentimiento. Según la abogada, la empresa no actuó sola; estaba vinculada al “gabinete paralelo” montado en el Palacio del Planalto para asesorar a Bolsonaro sobre el desafío del Coronavirus. Lo integraban los doctores Nisew Yamaguchi, especialista en inmunología; el epidemiólogo Paolo Zanotto y el toxicólogo Anthony Wong, fallecido luego por Covid. El grupo se reunía por fuera, sin invitar a los funcionarios del Ministerio de Salud.

El plan oficial, que explicitó Bolsonaro en más de una oportunidad, era administrar una serie de fármacos que oficiaran a modo de tratamiento preventivo, lo que llevaría a descartar las repercusiones “negativas” de las medidas de aislamiento social.

Morato fue concluyente en su declaración en el Senado: “Se quería evitar el cierre de la economía durante la pandemia, utilizando el tratamiento precoz para generar esperanza en la población”. Expuso, también, un interés especial del Ministerio de Economía, comandado por Paulo Guedes. “Dijeron que, si se entraba en el sistema de lock down, Brasil iba a sufrir una caída muy grande de la economía. El plan tenía que servir, entonces, para que la gente saliera a las calles sin miedo de contraer el virus”. En ese contexto, la Prevent Senior se avino a cumplir la misión de realizar la investigación sobre el Kit-Covid; pero sin seguir ninguno de los protocolos exigidos legalmente.

 Para el investigador brasileño, Pedro Hallal, la “mortalidad por Covid-19 fue de entre 4 y 5 veces mayor que la media mundial”

De acuerdo con el Consejo Federal de Farmacia, no había ninguna prueba científica sobre la utilidad de esos medicamentos para curar el Covid: “Además, los pacientes quedan expuestos a los riesgos asociados en el uso de esas drogas. En algunos casos, su empleo combinado puede potenciar daños cardíacos” subrayó la entidad.

La prestadora del servicio de salud indicó que “se realizaron 636 pruebas” y que sólo murió 7% de los pacientes que recibieron esa medicación. Pero se sospecha que fueron modificados los certificados de defunción de algunos pacientes fallecidos. Es el caso de la madre de un empresario, Luciano Hang, a quien se le administró el Kit y que murió de Covid. Pero Prevent no registró al virus como causa de ese óbito.

Como corolario de estos episodios, en breve Bolsonaro deberá enfrentar un pedido de juicio por “exterminio” en el Tribunal Internacional de La Haya. La demanda se basa en un estudio realizado por un investigador brasileño, Pedro Hallal, para quien la “mortalidad por Covid-19 fue de entre 4 y 5 veces mayor que la media mundial”. Los datos, recogidos hasta fines de agosto de este año, sugieren que “pudieron evitarse más de 450 mil fallecimientos” del total de los casi 600 mil registrados hasta ahora.

*Autora de Brasil 7 días. Desde San Pablo, Brasil.