sábado 28 de enero de 2023
INTERNACIONAL Inesperado avance para destrabar constituyente

Cede Evo Morales ante las autonomías más ricas

Tras la ola de manifestaciones y huelgas de hambre de los opositores, el mandatario se manifestó dispuesto a negociar. Además, podría destrabarse el mecanismo de aprobación de la nueva Constitución.

20-12-2006 02:33

La Paz  - El presidente Evo Morales anunció su disposición de firmar acuerdos con gobernadores, líderes cívicos y movimientos sociales de regiones que luchan por la aplicación de un régimen autonómico en Bolivia.

"Para evitar cualquier susceptibilidad (estoy) dispuesto para firmar acuerdos con movimientos sociales en regiones donde se lucha por la autonomía", sostuvo el mandatario, cuatro días después que gobernadores y líderes cívicos de las provincias de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija exigieran en
multitudinarios mítines populares independencia política y administrativa.

"Sí, estamos dispuestos a profundizar, a debatir la autonomía", enfatizó el mandatario, un día después que el plenario de la Asamblea Constituyente resolvió reconsiderar el sistema de votación para la aprobación de una nueva Carta Magna, causa principal de la crisis política que agita el país desde noviembre.

"Será tarea de la Constituyente dar las atribuciones, las competencias a las autoridades a nivel de los departamentos" en el marco de las autonomías, acotó el gobernante que enfrenta una dura rremetida de la oposición regional y partidaria por su política supuestamente hegemónica en la Asamblea.

Ese gesto se suma al voto de la Asamblea Constituyente en favor de una revisión del sistema de votación de la nueva Carta Magna.

Contra todo pronóstico, oficialistas y opositores reunieron el consenso necesario para destrabar el tema y acordaron estudiar varias propuestas hasta el jueves.

El sistema de votación paraliza desde mediados de noviembre la Constituyente, que hasta agosto de 2007 a más tardar debe redactar un nuevo texto constitucional.

El oficialismo aprobó en noviembre que las decisiones de la Asamblea se tomen por mayoría absoluta (50%), mientras que la oposición pide que se tomen por dos tercios de los 255 constituyentes.

La pugna por el sistema de votación en la Constituyente llevó a que más de 2.000 personas -incluyendo cuatro gobernadores y un ex candidato presidencial- adoptaran una huelga de hambre para presionar en favor de los dos tercios.

En la práctica, el actual sistema de votación permite que el oficialismo apruebe reformas a la Constitución sin consensuar con la oposición. De cambiarse el sistema, por el contrario, la derecha tendría la capacidad de trabar las iniciativas del partido gobernante.

Los gobernadores y líderes civiles de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, resueltamente opuestos a Morales, enarbolaron también la bandera de los dos tercios. Por otro lado, exigen a Morales reconocimiento a la independencia política y administrativa de estas regiones bolivianas, donde ganó el "sí" en un referendo autonómico en julio.

Multitudinarios cabildos pro autonomía celebrados el viernes en estas cuatro provincias amenazaron con no reconocer una nueva Constitución que no goce del consenso de dos tercios del plenario.

En esta Nota