INTERNACIONAL
Xi visitará Moscú

China y Rusia anunciarán una “nueva era” en sus relaciones

2023_03_18_vladimir_putin_xi_jinping_china_rusia_afp_g
Panqueques. Un encuentro anterior entre ambos presidentes, cuando cocinaron juntos. | AFP

El presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo chino, Xi Jinping, firmarán la próxima semana en Moscú, durante una visita de Estado de dos días que realizará el líder chino, una serie de acuerdos que marcarán el inicio de una “nueva era”, aseguró el Kremlin ayer.

Xi estará en Rusia del lunes al miércoles, anunciaron la cancillería china y el Kremlin, para unas conversaciones con un aliado estratégico, un poco más de un año después del inicio de la ofensiva rusa de Ucrania.

Este anuncio diplomático se produjo unas horas antes de que la Corte Penal Internacional (CPI) anunciara que emitió una orden de detención contra el presidente ruso por la deportación de niños en zonas de Ucrania ocupadas por Rusia. 

Xi y Putin sostendrán un primer encuentro el lunes, antes de una jornada de negociaciones más formales el martes. “Los líderes firmarán una declaración conjunta sobre el fortalecimiento de nuestra asociación global y nuestra relación estratégica, que entrará en una nueva era”, indicó el consejero diplomático Yuri Ushakov, citado por las agencias de prensa rusas.

Ushakov también elogió la “moderación” de Xi sobre el conflicto en Ucrania, un tema en el cual China busca presentarse como mediador, pese al apoyo diplomático prestado a Rusia. 

El jueves, el canciller chino, Qin Gang, insistió en una conversación telefónica con el jefe de la diplomacia ucraniana, Dmytro Kuleba, en que Kiev y Moscú deben entablar conversaciones de paz “lo antes posible”.

Estados Unidos expresó ayer que se opone al llamado de un alto el fuego, ya que considera que consolidaría la “conquista rusa”, dijo a los periodistas John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional. 

Cooperación militar y técnica. La diplomacia china afirmó que la de Xi es una “visita por la paz”, destinada a “practicar el multilateralismo, mejorar la gobernanza global y contribuir al desarrollo y el progreso del mundo”.

El Kremlin indicó que Xi y Putin abordarán la “profundización de la colaboración exhaustiva y la cooperación estratégica entre Rusia y China”, sobre todo “en la escena internacional”, y añadió que “se firmarán documentos bilaterales importantes”. 

La visita de Xi se producirá casi 13 meses después del inicio de la campaña rusa en Ucrania, que en buena medida aisló a Moscú a nivel internacional. China no ha condenado la ofensiva militar y ha tratado de presentarse como un actor neutral en la contienda. Su posición ha sido criticada por líderes occidentales, que creen que la súper potencia asiática está dando a Moscú cobertura diplomática.

Estados Unidos acusó incluso a China de estar planteándose la entrega de armas a Rusia, lo que Beijing negó con firmeza. Pese a estas acusaciones, los dos dirigentes van a abordar la cooperación militar y técnica, según el Kremlin. 

Vassily Kashin, un experto en geopolítica radicado en Moscú, afirmó que la “agenda económica” es un tema dominante para Rusia, que “debe reorientar su economía hacia China frente a las sanciones económicas occidentales”, relacionadas con la ofensiva en Ucrania. 

China, por su parte, “se reivindica como una fuerza política importante en la escena internacional” y quiere tener “el mayor número posible de partidarios”, explicó.

China y Rusia estrecharon su colaboración en los últimos años a nivel económico, militar y político.Xi visitó Rusia por última vez en 2019. Putin asistió el año pasado a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing, y ambos líderes se reunieron en persona en una cumbre regional de seguridad el pasado septiembre en Uzbekistán.

¿Diálogo entre Xi y Zelenski? En un documento de doce puntos publicado el mes pasado a propósito del conflicto en Ucrania, China llamó al diálogo y a respetar la integridad territorial de todos los países.

En cualquier caso, el llamado chino a la paz parece lejos de materializarse. 

Este viernes, el Kremlin prometió que los cazas MiG-29 que Polonia y Eslovaquia entregarán a Ucrania serán “destruidos”, y denunció la “creciente implicación” de los países de la OTAN en el conflicto con Kiev.

Según Ja-Ian Chong, profesor asociado en la Universidad Nacional de Singapur, el alcance de los esfuerzos chinos de paz “dependerá de la sustancia de lo que proponga en las reuniones” con Putin y eventualmente con la clase gobernante ucraniana. “Su anterior plan de paz fue más una serie de principios generales que una propuesta aplicable”, declaró este especialista en política exterior china.

Desde el inicio del conflicto, el presidente chino no ha tenido ninguna entrevista con su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski. Según el Wall Street Journal, podría haber una conversación tras la visita de Xi a Moscú.