7th de March de 2021
INTERNACIONAL Coronavirus
04-01-2021 08:24

Jair Bolsonaro se tiró al mar y provocó una aglomeración de turistas en San Pablo

Mientras en la Argentina se analiza la aplicación de un "toque de queda sanitario" el presidente de Brasil sigue generando escenas irracionales.

04-01-2021 08:24

Mientras en la Argentina las imágenes de cientos de jóvenes reunidos en las playas de Pinamar generan miedo e incertidumbre por la propagación del coronavirus, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro sigue protagonizando escenas irrracionales en plena pandemia al arrojarse de un barco y reunirse con cientos de bañistas en una playa de San Pablo.

Sin barbijo, el mandatario se acercó a simpatizantes, saludó a los veraneantes, alzó a un chico y posó para las fotos. “En la playa con el pueblo”, escribió el jefe de Estado brasileño junto al video en su cuenta en Instagram. Bolsonaro saludó a las personas que se encontraban en las costas y luego tomó la decisión de tirarse al mar junto su equipo de seguridad.

Bolsonaro, que lucía una camiseta del Santos, nadó hasta la playa donde lo rodearon cientos de personas muchas de los cuales ingresaron al agua desde la playa para sacarse una foto con el mandatario lo que generó una gran concentración de personas sin barbijo ni distanciamiento social. El jefe de Estado brasilero celebró el Año Nuevo en Forte dos Andradas, en Guarujá, una ciudad que queda cerca de Praia Grande. 

Después de Estados Unidos, Brasil es el país con más víctimas fatales por coronavirus con 195.725 muertos y 7.716.405 casos. La negación de la realidad del presidente brasilero llega a tal punto que desconoce los números y sostiene: "Nuestro Gobierno, comparado con otros países, fue el que mejor éxito tuvo o uno de los mejores, en salir de la pandemia”, afirmó Bolsonaro el 10 de diciembre durante un acto oficial en Porto Alegre, capital del estado de Río Grande do Sul. 

Brasil espera en el primer semestre, con una combinación de vacunas importadas y otras producidas en el país, alcanzar las 110 millones de dosis, equivalentes a la mitad de la población del país. El Gobierno ya reservó los recursos en su presupuesto estatal para poder costearlas.

 

FeL/FF

En esta Nota