miércoles 25 de mayo de 2022
INTERNACIONAL Guerra en Europa
27-02-2022 06:19

Kiev resiste y le quita fuerza a una ofensiva rusa que ya emplea a más de 100 mil soldados

Los defensores rechazaron un primer intento de las fuerzas de Moscú de tomar la capital, donde rige el toque de queda. El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó ampliar el ataque “en todas las direcciones”, acusando a Ucrania de haber rechazado una oferta para negociar un cese del fuego. “No depondremos las armas”, proclamó el líder ucraniano, Volodimir Zelenski.

27-02-2022 06:19

Superadas en número y en armamento, las fuerzas de defensa ucranianas combatían ayer fieramente al menos en tres ciudades y, según analistas occidentales, habían logrado al menos reducir el ritmo de la invasión rusa ordenada por Vladimir Putin.

Hacia la tarde del ayer, la velocidad del avance ruso en Ucrania había disminuido por la “intensa resistencia ucraniana” y también por dificultades logísticas”, sostuvo el ministerio británico de Defensa, en base a sus informaciones de inteligencia. 

Por su parte, un oficial del Pentágono afirmó que al menos el 50% de los 150 mil soldados que Rusia había concentrado en la frontera con Ucrania ya habían entrado en combate, pero esas tropas “están cada vez más frustradas” porque el efecto sorpresa demora su avance.

Ofensiva. El gobierno ruso ordenó ayer ampliar la ofensiva contra Ucrania “en todas las direcciones”, tras el fracaso de una tentativa inicial de tomar Kiev, la capital, donde rige un toque de queda total.

En el tercer día de la invasión, los habitantes de Kiev viven al ritmo de las sirenas y corren a los sótanos para ponerse al abrigo de las explosiones.

El ejército ucraniano anunció que había rechazado un asalto a la capital pero que seguía luchando contra “grupos de saboteadores” rusos infiltrados en la ciudad. Su alcalde, Vitali Klitschko, decretó un toque de queda total hasta el lunes a las ocho de la mañana. 

En un mensaje en Telegram, el alcalde advirtió que “todos los civiles que se encuentren en la calle serán considerados miembros del grupo de sabotaje del enemigo”, advirtió. “El metro se ha convertido en modo refugio”, agregó Klitschko, un ex campeón de boxeo de los pesos pesados, que explicó que el servicio de transporte ya no está asegurado, por lo que instó a los ciudadanos a que “permanezcan en los refugios antiaéreos. “No salgan”, ordenó.

En tanto, según la prensa ucraniana se han establecido varios puestos de control alrededor de la ciudad de Leópolis, en el oeste de Ucrania, según una nota del alcalde de la ciudad.

“Se han establecido puntos de control en el centro de Leópolis y en toda la región. Se colocarán en todas las entradas y salidas de la comunidad territorial para controlar a todas las personas que ingresan al territorio”, explicó una nota de Andriy Sadovyi. “Los puestos de control se establecieron en colaboración con la policía y las fuerzas de defensa territorial para garantizar la seguridad”, agregó.

Algunos de estos puestos de control aún están en construcción en las principales vías que conducen a la ciudad.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, juró que su país no se rendiría ante el Kremlin.

“Estoy aquí. No depondremos las armas. Defenderemos nuestro estado porque nuestras armas son la verdad”, afirmó el mandatario, de 44 años. Zelenski sostuvo que había “desbaratado” el plan de Rusia de derrocarlo y llamó a los rusos a presionar a Putin para frenar la guerra.

El Ministerio de Defensa ruso informó que Rusia disparó misiles de crucero contra objetivos militares y ordenó “ampliar la ofensiva en todas las direcciones”, alegando que Ucrania “rechazó” entablar negociaciones.

El ejército ruso tomó además “el control total de la ciudad de Melitópol”, en el sur de Ucrania, cerca de Crimea, la península anexada por Moscú en 2014, agregó el portavoz ministerial, Igor Konashenkov.

Según Konashenkov las fuerzas separatistas de los territorios de Donetsk y Lugansk, apoyadas por Rusia, ganaron terreno. Esta afirmación no ha podido ser verificada por fuentes independientes.

Largas colas en la frontera. Un total de 198 civiles ucranianos murieron y 1.115 resultaron heridos desde que Rusia lanzó su ataque, indicó el ministro de Salud de Ucrania, Viktor Liashko.

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, estimó ayer que más de 150 mil refugiados han abandonado ya Ucrania ante la invasión rusa, la mitad de ellos con destino a Polonia. 

“150 mil refugiados ucranianos ya han cruzado a los países vecinos, la mitad de ellos a Polonia y muchos a Hungría, Moldavia, Rumania y más allá”, declaró el máximo responsable de Acnur a través de su cuenta de Twitter.

El Ministerio del Interior de Polonia había informado a primera hora de ayer que ya son más de 100 mil las personas han cruzado la frontera desde Ucrania tras la invasión de Rusia. “Desde el inicio de las hostilidades en Ucrania hasta hoy, 100 mil personas han cruzado la frontera de Ucrania a Polonia”, indicó el jefe adjunto del Ministerio del Interior polaco, Pavel Bossernaker, según recogió la agencia de noticias PAP.

Asimismo, Grandi indicó que la organización ha registrado un crecimiento en el desplazamiento interno de la población ucraniana dentro del país, “pero la situación militar hace que sea difícil estimar el número y proporcionar ayuda”.

En Mostyska, una ciudad cerca de la frontera con Polonia, miles de ucranianos intentaban dejar el país, formando colas en la carretera de hasta 20 kilómetros. “Llevamos aquí mucho tiempo, puede que seis o siete horas ya, es de locos. No quiero dejar mi país pero, por los invasores, tengo que huir”, dijo Tamara Kulman, de 34 años.

En las últimas horas se produjo también la llegada del primer tren especial con refugiados de Ucrania a la estación ferroviaria de Bohumin, en el este de la República Checa, informó la compañía ferroviaria estatal Ceske Drahy (CD) en su página web. Desde Bohumin, a los refugiados les será posible “continuar otras conexiones en toda República Checa, por ejemplo, a Breclav, Olomouc, o la capital, Praga”.

Inicialmente, solo viajaban a bordo un poco más de una docena de mujeres y niños. La razón dada por el bajo número fue el caos de información y los problemas de tráfico en la frontera entre Ucrania y Polonia.

Ayuda militar. Varios países occidentales, entre ellos Estados Unidos, anunciaron ayer el envío de armamento a Ucrania. Zelenski escribió en Twitter un agradecimiento a sus “socios” por los envíos. 

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, anunció 350 millones de dólares) suplementarios en asistencia militar a Ucrania.

Alemania confirmó que entregará a Ucrania mil lanzacohetes antitanque y 500 misiles tierra-aire Stinger, rompiendo con su política tradicional de no exportar armas letales a zonas en conflicto.

La OTAN informó del despliegue en el este de Europa de su Fuerza de Respuesta Rápida, compuesta por 40 mil soldados. Una medida inédita, aunque la Alianza afirmó que no enviaría tropas a Ucrania. 

En las primeras horas del sábado, en el centro de Kiev se escucharon explosiones identificadas por soldados ucranianos como fuego de artillería y misiles Grad disparados desde zonas al noroeste de la capital.

Los ciudadanos corrían a cobijarse en los sótanos de las casas y en el metro. Zelenski anunció el nacimiento de un bebé en un refugio. También había un camión militar ucraniano destrozado en el centro de la ciudad.

Los servicios de emergencia afirmaron que una residencia había sido alcanzada por los bombardeos por la noche y mostraron una foto de un agujero que cubría cinco pisos de un edificio. “El enemigo está tratando de penetrar en la ciudad, en concreto desde Gostomel y Zhytómir (oeste y noroeste de la ciudad), donde se ha neutralizado a los agresores”, dijo el alcalde Klitschko.

Veto ruso y sanciones. Como Francia la víspera, Italia prometió su pleno apoyo a las sanciones contra Rusia, incluyendo la posibilidad de excluirla de la mensajería de transacciones financieras internacionales Swift. Alemania, que hasta ahora se mostraba reticente, se dijo dispuesta a aceptar una limitación “focalizada y funcional” del acceso de Rusia al Swift.

Ayer, varios países vecinos de Rusia anunciaron el cierre de su espacio aéreo a aerolíneas rusas, entre ellos Suecia, Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa y Rumania. También Alemania cerró su espacio aéreo a los aviones rusos.

Ayer, las autoridades de Suecia y Finlandia impidieron que el avión del presidente de la Duma, la Cámara baja rusa, Viacheslav Volodin, que regresaba de una visita oficial a Cuba y Nicaragua, sobrevolara sus espacios aéreos, lo que obligó al piloto dar un largo rodeo para ingresar a Rusia por el norte del país. 

El viernes, la cancillería rusa advirtió a Finlandia y a Suecia que su eventual adhesión a la OTAN comportaría “graves repercusiones”. 

En otros incidentes, las fuerzas navales francesas interceptaron en el Canal de la Mancha un barco de bandera rusa con un cargamento de autos que se dirigía a San Petersburgo, y que pertenecería a una de las compañías castigadas por la Unión Europea (UE), indicaron las autoridades francesas.

Por su parte, diez civiles de “origen griego” murieron en bombardeos rusos cerca de la ciudad de Mariupol, lamentó en Twitter el primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis. “Detengan los bombardeos ya”, pidió en su mensaje.