domingo 29 de enero de 2023
INTERNACIONAL La muerte del dictador iraqu

La comunidad internacional rechazó la pena de muerte

El Vaticano aseguró que se trata de una “noticia trágica” y sostuvo que hay riesgo de “venganza”. La Unión Europea también condenó el ahorcamiento. Francia pidió a los iraquíes que miren hacia el futuro.

30-12-2006 11:40

La comunidad internacional no pudo ser ajena a la ejecución en la horca del ex dictador iraquí Sadam Hussein, y entre las reacciones predominó el rechazo, aunque también manifestaron el respeto por la decisión tomada por el tribunal.

El Vaticano condenó duramente la ejecución de Saddam. Se trata de una "noticia trágica" y existe "el riesgo de que se incite aún más el espíritu de la venganza y se siembre nueva violencia", dijo el vocero del Vaticano, Federico Lombardi.

La ejecución de la pena de muerte constituye además "una razón para la tristeza porque se trata de una persona que es culpable de graves crímenes".

La postura de la Iglesia Católica, que ya ha subrayado en diversas ocasiones su rechazo a la pena de muerte, es clara, agregó Lombardi. "La muerte de los culpables no es el camino para restablecer la justicia y unir a la sociedad".

La Unión Europea condenó los crímenes del ex dictador así como la pena de muerte.

"La UE condena los crímenes cometidos por Saddam y también la pena de
muerte", indicó a la agencia AFP, Cristina Gallach.

Francia comunicó hoy que toma nota de la ejecución y pide a todos los iraquíes "que miren hacia el futuro y trabajen por la reconciliación y la unidad nacional".

En el comunicado emitido por el Ministerio de Asuntos Exteriores francés se señala que París, al igual que todos sus socios europeos aboga por una abolición de la pena de muerte.

No obstante, agrega, la decisión fue del pueblo iraquí y de la cúpula política del país. "Más que nunca, ahora la meta debe ser el regreso a la plena soberanía y a la estabilidad del país", afirma el ministerio.

En Alemania, rechazaron en forma general la pena de muerte pero expresaron su respeto por la decisión de las autoridades de ese país.

Gernot Erler, subsecretario de Estado en el ministerio del Exterior alemán, dijo hoy en una entrevista radial que el gobierno alemán siempre había expresado que no había dudas sobre los crímenes cometidos por Saddam.

"Pero rechazamos la pena de muerte, sea cual sea el lugar donde sea aplicada", expresó.

Por su parte Werner Hoyer, vicepresidente del grupo parlamentario del partido liberal (DFP), declaró: "Aún tratándose de Saddam Hussein, la pena de muerte es inaceptable".

Hussein "era un criminal despiadado" pero "no había que matarlo", estimó el sábado el secretario general del Consejo de Europa, Terry Davis, en un comunicado
difundido en Estrasburgo.

El ex dictador iraquí "era un criminal despiadado que merecía ser castigado pero no había que matarlo. Saddam Hussein no paga por sus crímenes, simplemente está muerto, mientras los iraquíes siguen enfrentando diariamente la violencia y el caos", agregó.

Los iraquíes "necesitan justicia, reconciliación y paz, no ahorcamientos ni venganzas", señaló Davis, quien estima que Irak perdió la ocasión de "unirse al mundo civilizado".

"La pena de muerte es cruel y bárbara y llamo a las autoridades iraquíes a abolirla. Es tarde, pero no demasiado tarde para que Irak se una a la gran mayoría de países civilizados y democráticos (...) que ya abolieron la pena de muerte", sentenció.

Japón, un aliado cercano de Estados Unidos, dijo que respetaba la decisión de Irak de ejecutar a Hussein.

"Japón espera que Irak se convierta en un país estable y seguirá apoyando al país junto con la comunidad internacional", dijo el primer ministro Shinzo Abe, según la agencia Kyodo News.

"Esta es una decisión adoptada por el nuevo gobierno de Irak basado en el Estado de Derecho. La respetamos", dijo a su vez un funcionario del ministerio de Relaciones Exteriores.

Fuente: AFP y DPA

En esta Nota