Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 21 de octubre de 2019 | Suscribite
INTERNACIONAL /
martes 30 julio, 2013

Las perversiones sexuales de Kadafi

Las cautivas, una investigación reveladora sobre las esclavas sexuales.

Galería de imágenes


Fotogalería
Foto: AFP
martes 30 julio, 2013

"Aunque lo cuente, nadie, nunca, sabrá de dónde vengo ni qué es lo que he he vivido. Nadie podrá imaginarlo. Nadie", dice Soraya, una joven esclava libia que durante años soportó violaciones y abusos de todo tipo por parte del dictador Muamar Kadafi.

"Muamar el Gadafi destruyó mi vida", le cuenta a la periodista Annick Cojean, autora del libro Las cautivas, una reciente investigación editada en Argentina por Editorial El Ateneo. Por primera vez desde el derrocamiento de Gadafi, amo y señor de Libia desde 1969 a 2011, una investigación se adentra sobre su harén oculto y sus perversiones sexuales.

"Annick Cojean alza el velo sobre los escalofriantes abusos de Kadafi. Un testimonio formidable", sentenció en su crítica la revista francesa L´Express. Cojean encontró esta investigación hace tres años cuando viajó a Libia enviada por Le Monde para cubrir los pormenores de la revuelta que derivó en la caída del dictador.

En el país, conoció a Soraya, una protagonista saliente que sirvió de "guía" para armar el rompecabezas: desentrañar, a partir de su historia en medio del silencio y del terror, los abusos y perversiones en lo más alto del poder.

Soraya tenía 15 años cuando fue "señalada" por Kadafi durante una visita a su escuela. Fue raptada al día siguiente, junto a otras compañeras, para ser esclava sexual en la residencia de Bal al Azizia, un cuartel situado en los suburbios al sur de Trípoli, la capital del país. Soraya fue golpeada, violada y expuesta durante cinco años a todas las perversidades de Kadafi: "No lo olvidaré nunca. Profanaba mi cuerpo, pero en realidad destrozó mi alma".

El dictador obligó a la adolescente y otras cientos de jóvenes a vivir en un sótano de su residencia donde eran obligadas a fumar, a beber, a ver pornografía y a drogarse. Cuando comenzó la revolución en el país, el dictador llegó a repartir Viagra a sus soldados y los alentó a abusar de mujeres.

Esos pedidos fueron grabados y rescatados, años después, tras su derrocamiento. La revista Paris Match publicó parte de esas desgrabaciones:

"El soldado debe medir 1,90 y pesar unos 100 kilos. Se ensaña, el pantalón abajo, sobre un cuerpo minúsculo que ya no se mueve. La pequeña parece muerta. Continúa hundiéndose en ella con una brutalidad que ni siquiera se ve en las películas porno. Debe estar muerta. Él y sus camaradas la rompen desde hace tres días. Ha sangrado tanto, ha sido tan golpeada y sacudida...De pronto, él parece darse cuenta que se está ensañando con un cadáver: 'Está muerta'. Cerca suyo, un jefe libio lo tranquiliza: 'Termina, no te preocupes...'".

Cojean es una reconocida escritora y directora de Empreintes en el canal cultural France 5, además de ser reportera destacada de Le Monde. Entre sus libros se destacan Cap sur le Grand Nord (1999), L´Échappée australienne (2001), Marc Riboud, 50 ans de protogophie (2004) y Martine Frank (2007). 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4789

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.