INTERNACIONAL
el grupo wagner

Los mercenarios rusos rompen con Moscú y se van del frente oriental

Yevgueni Prigozhin, el jefe de la milicia privada que combate en la ciudad de Bajmut, divulgó un video en el que exhibe cadáveres de sus combatientes, quienes, asegura, murieron porque el Ministerio de Defensa ruso no envió municiones suficientes. Dice que se retirarán el 10 de mayo, el día siguiente del aniversario de la victoria soviética ante la Alemania nazi.

2023_05_06_yevgueni_prigozhin_grupo_wagner_rusia_ucrania_afp_g
Grupo Wagner. | AFP

Yevgueni Prigozhin, el líder de los mercenarios rusos que desde hace meses libran la encarnizada batalla de Bajmut, en el este de Ucrania, símbolo de la resistencia ucraniana, rompieron ayer públicamente con Moscú y pusieron fecha a su retiro a posiciones de retaguardia: el 10 de mayo, al día siguiente del aniversario de la victoria soviética sobre los nazis, una de las fechas sagradas de la iconografía rusa moderna. 

Prigozhin, jefe del Grupo Wagner, divulgó un video en Telegram en el que declara que deberan entregar posiciones y reubicarse para “lamer sus heridas” porque “sin municiones, estamos condenados a una muerte inútil”.

El líder mercenario acusó a los mandos del ejército regular de ser responsables de “decenas de miles” de bajas en sus propias filas desde el inicio de la ofensiva en la exrepública soviética. “Cargarán con la responsabilidad de decenas de miles de muertos y heridos delante de sus madres e hijos”, dijoen un video, dirigido al Estado Mayor de Rusia.

Prigozhin acusa desde hace meses al ejército ruso de no suministrarle suficientes municiones, para que los paramilitares no se anoten una victoria en Bajmut, que eclipsaría a las tropas regulares.

Esa localidad del este de Ucrania concentra desde hace varios meses los combates. Las milicias han tomado muchos sectores, sin conseguir apoderarse de la totalidad de la ciudad ante la férrea resistencia ucraniana.

Las críticas de Prigozhin dejaron al descubierto las fuertes tensiones entre las fuerzas de Moscú.

Sus declaraciones, difundidas en tres videos, se producen en un momento en que Ucrania asegura que está ultimando sus preparativos para una gran contraofensiva. Rusia ordenó evacuar a familias con niños y a ancianos en 18 aldeas y ciudades que controla en el sur del país, aduciendo una intensificación de los bombardeos ucranianos. 

Las localidades afectadas por esa decisión incluyen Energodar, donde se halla la central nuclear de Zaporiyia, blanco de varios bombardeos desde el inicio de la ofensiva rusa de Ucrania, el 24 de febrero de 2022. Más de 70.000 personas serán evacuadas, anunciaron las autoridades instaladas por Moscú en esas zonas.

“¿Dónde está mi puta munición?” En uno de sus videos, Prigozhin aseguró que sus tropas tenían todo listo para “tomar Bajmut antes del 9 de mayo”, cuando Rusia celebra por todo lo alto el aniversario de la victoria soviética frente a la Alemania nazi, en 1945.

“Cuando vieron eso, los burócratas del ejército detuvieron las entregas” de municiones, a fin de privar a las milicias de esa victoria prestigiosa, aseveró.

“Por lo tanto, el 10 de mayo de 2023 nos retiraremos de Bajmut”, agregó, explicando que no estaba dispuesto a que sus hombres, “sin municiones, sufran bajas inútiles e injustificadas”. Queda por saber si esas declaraciones son un anuncio o un ultimátum. 

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, al ser interrogado al respecto, afirmó que había “visto esas declaraciones en los medios de comunicación”, pero declinó comentar. 

En otro video, Prigozhin ataca directamente al ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, y al jefe del Estado Mayor, Valery Gerasimov. Caminando de noche entre decenas de cadáveres presentados como miembros de Wagner, afirmó: “Estos tipos son de Wagner. Murieron hoy, su sangre aún está caliente .) ¡Murieron para que puedan engordar en sus despachos!. “¡Ustedes se sientan en sus clubes caros y sus hijos disfrutan de la vida, hacen videos en YouTube!”, fustigó Prigozhin.

“¡Shoigú! ¡Gerasimov! ¿Dónde está mi puta munición?”, gritó.

¿Nueva táctica? El Kremlin niega cualquier tensión en el seno de las fuerzas rusas.  El Ministerio ruso de Defensa se limitó a mencionar las “ofensivas” de Wagner en Bajmut y afirmó que contaban con el “respaldo” de “las unidades aerotransportadas” del ejército regular.

Según la viceministra ucraniana de Defensa, Ganna Maliar, Rusia confía en conquistar Bajmut el martes a más tardar, para dar lustre a la gran fiesta patriótica rusa. La viceministra cree que la nueva táctica de Moscú consiste en “retirar hombres de Wagner” para “reemplazarlos por unidades de asalto paracaidistas” del ejército.

Moscú prepara ese día un gran desfile, pero las celebraciones fueron suspendidas en regiones fronterizas con Ucrania, que últimamente fueron blanco de actos de sabotaje, como incendios de refinerías y descarrilamientos de trenes.

Rusia imputa esos hechos a Ucrania, que nunca los reivindicó. También acusa a Ucrania de haber intentado asesinar el miércoles al presidente Vladimir Putin en el Kremlin, en un atentado con drones orquestado por Estados Unidos, que negó cualquier implicación en ningún hecho semejante.

Pero el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, reiteró este viernes que un plan de ese tipo era impensable sin el apoyo de Washington y avisó que Moscú responderá con “acciones concretas”.

Oferta. Por su parte, el líder de la región rusa de Chechenia, Ramzan Kadirov, se ofreció a enviar sus tropas a la ciudad ucraniana de Bajmut para sustituir a los mercenarios del Grupo Wagner. “Si el hermano mayor Prigozhin y Wagner se van, entonces el Estado Mayor General perderá una unidad de combate experimentada, y el hermano menor Kadirov y (las fuerzas especiales) Ajmat ocuparán su lugar en Bajmut”, manifestó en Telegram el líder checheno, uno de los principales hombres de confianza deVladimir Putin.

Kadirov aseveró que las tropas bajo su mando son capaces de tomar los dos kilómetros cuadrados de Bajmut que según Moscú aún quedan bajo control de las autoridades de Ucrania, si bien ha abogado por salvar “la vida de los soldados” y avanzar “como resultado del entendimiento mutuo” de las ramas militares rusas.

“Los intereses del Estado y la seguridad del país deben ser lo primero. Y cuando termine la operación militar especial (eufemismo con el que Moscú se refiere a la invasión de Ucrania), me gustaría que todos nosotros, cada combatiente, cada comandante, cada patriota ruso, seamos ganadores. Juntos”, añadió Kadirov.