sábado 08 de mayo de 2021
INTERNACIONAL Galería de Fotos
26-01-2021 13:51

Los perros de Joe Biden, "Major" y "Champ" ya se mudaron a la Casa Blanca

Los pastores alemanes del Presidente estadounidense se mudaron el pasado domingo, unos días después que sus dueños. Las fotos de las mascotas presidenciales.

26-01-2021 13:51

Luego de una pausa de cuatro años, los perros regresaron a la Casa Blanca con la llegada de Major y Champ, los pastores alemanes del presidente Joe Biden y la primera dama Jill. Además, la esposa del nuevo mandatario estadounidense hizo alusión a una posible adopción de un gato en un futuro cercano. Por su parte, la vicepresidenta electa Kamala Harris y su esposo no tienen mascotas.

Se trata de una larga tradición de más de 100 años, interrumpida solamente durante el gobierno del mandatario saliente, Donald Trump, en la cual los presidentes de Estados Unidos acostumbran a mudarse a la residencia presidencial con sus mascotas, quienes rápidamente se convierten en las favoritas de todo el país. Por su parte, Trump fue el primer presidente desde Andrew Johnson en la década de 1860 en no compartir la residencia presidencial con un perro o un gato.

"De cachorro rescatado en la Asociación Protectora de Animales de Delaware a transformarse en el Primer Perro en la Casa Blanca, Major Biden demuestra que todos los perros pueden vivir el sueño americano", expresó desde la Asociación Protectora de Animales, en donde la familia Biden adoptó el can en noviembre de 2018. Además, el refugio, en conjunto con Pumpkin Pet Insurance, organizaron una recaudación de fondos de "investidura perruna" en línea el 17 de enero para celebrar la mudanza de Major a la Casa Blanca.

 los perros de Biden

Champ, también pastor alemán, se unió a la familia en 2008, semanas después de que Biden se convirtiera en el vicepresidente electo de Barack Obama. “La Primera Familia quería establecerse antes de llevar a los perros a Washington desde Delaware. Champ está disfrutando de su nueva cama para perros junto a la chimenea, y a Major le encantaba correr por el jardín sur”, dijo a CNN el secretario de Prensa de la primera dama, Michael LaRosa, en un comunicado el lunes 25 de enero.

Además, Jill Biden confesó que “le encantaría tener un gato”, y en diálogo con Fox 5 en Washington expresó que “me encanta tener animales en la casa”. En tanto, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el domingo que no tenía noticias sobre el gato. “Yo también me pregunto sobre el gato, porque dominará Internet una vez que se anuncie su llegada”, afirmó con humor Psaki en un video respondiendo preguntas hechas en Twitter.

La tradición de tener mascotas en la Casa Blanca se remonta a Thomas Jefferson, el tercer Presidente de Estados Unidos, quien tuvo un ruiseñor y un par de cachorros de oso durante su presidencia. A lo largo de los años, las mascotas presidenciales se han convertido en una especie de celebridades.

 los perros de Biden

Las mascotas de los ex Presidentes

En el caso del expresidente Barack Obama, quien no tenía perros mientras hacía campaña, le prometió un cachorro a sus hijas Sasha y Malia durante su discurso de aceptación, luego de ganar las elecciones de 2008. Un perro de agua portugués llamado Bo se mudó a la Casa Blanca en abril de 2009, como regalo del difunto senador Ted Kennedy. Luego, los Obama adoptaron a Sunny, una perra de la misma raza, en 2013

Día del animal: las tiernas mascotas influencers de Alberto Fernández

Por su lado, Barney, el Scottish Terrier de George W. Bush, voló en el Air Force One y protagonizó los videos de "Barney Cam" para celebrar la temporada navideña. "Nunca habló de política y siempre fue un amigo fiel", recordó el republicano cuando el perro murió en 2013. Asimismo, la familia tenía varios perros en la Casa Blanca, incluyendo a Millie, la estrella de un libro infantil escrito por la esposa de Bush, Barbara.

En cuanto a la familia Clinton, vivía en la residencia presidencial con Buddy, un labrador retriever y con un gato llamado Socks.

CT CP