INTERNACIONAL
negociaciones

Maduro se reunirá con el presidente de Guyana por el Esequibo bajo el auspicio de la CELAC

El presidente venezolano se encontrará con Irfaan Ali en San Vicente y las Granadinas, país que ejerce la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe. El gobierno chavista aceptó ayer mantener un diálogo directo con su vecino luego de que el presidente brasileño llamara a su colega venezolano para advertirle que no tomara “acciones unilaterales” en un conflicto que “causa mucha preocupación” en los países sudamericanos. Maduro también dialogó con el secretario general de la Celac, cuya mediación propuso Brasil y con el titular de la ONU, Antonio Guterres.

2023_12_10_venezuela_esequibo_mapa_afp_g
Despliegue. Campaña en las calles y el nuevo mapa oficial de Venezuela con el Esequibo. Brasil refuerza sus fronteras. | afp

Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y su par guyanés, Irfaan Ali, se reunirán el próximo jueves en San Vicente y las Granadinas para discutir “asuntos relacionados a la controversia fronteriza” por el Esequibo, un territorio rico en petróleo, informó ayer el país anfitrión, que ejercer la presidente pro témpore de la Celac, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe.

“Ambos han acordado que dicha reunión se celebre bajo los auspicios de la Celac y del Caricom”, la Comunidad del Caribe, indicó el texto firmado por el primer ministro Ralph Gonsalves, que indicó que el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, también fue invitado al encuentro.

Antes del anuncio, el gobierno venezolano se había mostrado dispuesto a una reunión de “de alto nivel” con Guyana en medio de las tensiones por la disputa territorial entre ambos países y cuya fecha “será anunciada en los próximos días”, indicó un comunicado de la cancillería.

El anuncio se produjo poco después de que Lula da Silva advirtiera a Maduro que no tomara “medidas unilaterales” en el diferendo con su vecino por el territorio del Esequibo, un conflicto que provoca una “creciente preocupación” en los países sudamericanos, sostuvo, tras lo cual propuso una mediación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac).

Maduro, informó la cancillería venezolana, sostuvo ayer “conversaciones telefónicas con el presidente (de Brasil) Luiz Inácio da Silva y con el primer ministro de San Vicente y las Granadinas”, Ralph Gonsalves, que ejerce la presidencia de turno de la Celac. En esas reuniones, hizo una “propuesta de realizar una reunión de alto nivel con la República Cooperativa de Guyana, que será anunciada en los próximos días”, señaló el texto de Caracas, sin precisar el beneplácito de Georgetown.

El gobierno chavista reafirma en el comunicado “nuestra aspiración de mantener América Latina y el Caribe como una zona de paz, sin interferencia de actores externos, de acuerdo con lo convenido por ambos países en el seno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac)”.

El presidente venezolano, revela el comunicado, también conversó con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, “quien se comprometió en impulsar los esfuerzos en favor del diálogo directo entre las partes, y recordó que siempre ha ofrecido sus buenos oficios para la solución de la controversia”.

Región preocupada. Según Brasilia, en su llamada, Lula instó a Maduro a no tomar “medidas unilaterales” que intensificarían la disputa fronteriza que mantiene con la vecina Guyana.

“Lula enfatizó la importancia de evitar medidas unilaterales que podrían agravar la situación” en la disputada región del Esequibo, un área sumamente rica en petróleo, indicó la Presidencia brasileña en un comunicado, en el que añadió que el mandatario había expresado la “creciente preocupación” de los países sudamericanos ante el conflicto y llamado al diálogo para resolver el diferendo.

Se indicó que Lula expresó a Maduro la “creciente preocupación” de ocho países sudamericanos, citando una declaración conjunta del jueves acordada al margen de una cumbre del Mercosur en Río de Janeiro –firmada por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay– que pedía que “ambas partes negocien para buscar una solución pacífica” al diferendo territorial.

Lula reiteró ese llamado en su conversación con Maduro, a quien propuso que el jefe de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) contacte a ambas partes para iniciar conversaciones sobre la disputa, según su oficina. Según la nota, Lula le dijo al gobernante venezolano: “Somos una región de paz”.

La tensión sobre el Esequibo se ha disparado desde que el gobierno de Maduro celebró un controvertido referendo el domingo en el que el 95% de los votantes apoyó declarar a Venezuela como el legítimo dueño de la región, según los resultados oficiales.

Debido a las tensiones, Brasil decidió reforzar días atrás su presencia militar en la frontera con Venezuela y Guyana. Estados Unidos anunció el jueves ejercicios aéreos militares en Guyana.

Decretos. A última hora del viernes, Maduro firmó los seis decretos anticipados a lo largo de esta semana que representan un plan de incorporación del Esequivo al mapa político de Venezuela, en un anuncio formulado una semana después del referéndum sobre el territorio.

Poco despues del plebiscito, el presidente de Venezuela presentó ante la Asamblea Nacional una Ley Orgánica para la creación del estado de Guayana Esequiba tras los resultados del referéndum, que a ojos de Caracas pasó de ser consultivo a vinculante.

El conflicto territorial se remonta al siglo XIX, cuando un fallo de 1899, defendido desde Georgetown, estipulaba que Venezuela renunciaba al Esequibo, aunque más tarde se retractó de ello. Por su parte, Caracas se apoya en el Acuerdo de Ginebra de 1966 firmado entre Reino Unido (antigua potencia colonial de Guyana) y Venezuela, en el que reconocían al Esequibo como un territorio en disputa.

El presidente de Guyana, Irfaan Ali, instó por su parte a Maduro a respetar el derecho internacional y a evitar cualquier posible “paso en falso” en relación al territorio del Esequibo. El mandatario advirtió que las Fuerzas Armadas guyanesas están ya en “máxima alerta” y, a nivel político, hay contactos tanto con la ONU como con Estados Unidos.

El primero de los decretos designa oficialmente al mayor general Alexis Rodríguez Cabello, un militar de 58 años, como la “autoridad única” del Esequibo acompañado, de un segundo decreto que crea “una Alta Comisión Nacional para la defensa y recuperación” del territorio encabezada por la vicepresidenta del país, Delcy Rodríguez, según el comunicado recogido por la cadena oficial de televisión VTV.

La sede político-administrativa de esta “autoridad única” se encontrará en Tumeremo, en el este del país y junto a la frontera con Guyana, anunció el gobierno venezolano durante la semana. 

El tercer decreto presenta un nuevo mapa de Venezuela que incorpora efectivamente el territorio. “Hay que llevarlo a escuelas, liceos, en un lugar especial del hogar”, advirtió Maduro durante su presentación. Y un cuarto decreto anuncia la creación inmediata de la división para el Esequibo de la petrolera estatal venezolana, PVDSA.

El quinto de los decretos se refiere a la creación de una “zona de defensa” para el territorio, la llamada Zona de Defensa Integral la Guayana Esequiba (ZODI). “Un tema clave, han destruido el ambiente, toda la biodiversidad, la belleza y tenemos que recuperarla”, aseveró Maduro. El sexto decreto, relacionado con el anterior, da por iniciada “la declaración de los nuevos parques nacionales, Zona Protectora de Defensa y monumentos naturales de la Guayana Esequiba”.