jueves 01 de diciembre de 2022
INTERNACIONAL Violencia en el fútbol

Tragedia en Indonesia: una batalla campal en un estadio de fútbol dejó 174 muertos

El clásico entre Arema FC y Persebaya Surabaya tuvo un desenlace trágico, cuando una multitud de aficionados se introdujo en el campo de juego y tuvo que intervenir la policía con gases lacrimógenos.

01-10-2022 20:47

El fútbol de Indonesia se preparaba este sábado para un clásico de Java Oriental, pero todo se desvirtuó cuando los hinchas del conjunto Arema FC ingresaron al campo de juego del Estadio Kanjuruhan tras la derrota 3-2 ante el equipo adversario, Persebaya Surabaya. La policía local reportó esta mañana al menos 174 muertes y decenas de heridos, entre los que se encuentran al menos 17 niños, tras los violentos enfrentamientos entre los aficionados y las fuerzas de seguridad.

“En este incidente han muerto 127 personas, dos de las cuales son miembros de la Policía Nacional”, indicó anoche Nico Afinta, el inspector general en jefe de la Policía regional de Java Oriental. Por su parte, el gobernador adjunto de la provincia, Emil Dardak, dijo esta mañana a la cadena Kompas TV: A 09H30 hora local el balance pasó a 158 muertos y a las 10H30 subió a 174 muertos. Estos son los datos recogidos por la agencia de gestión de catástrofes de Java Oriental”.

El incidente tuvo lugar después de un partido en el que el club javanés Arema fue derrotado por su rival Persebaya Surabaya, el sábado por la noche. Los fanáticos del equipo perdedor irrumpieron en la cancha y las autoridades lanzaron gases lacrimógenos. Esto último provocó aplastamientos y algunos casos de asfixia, según los dichos del jefe de policía de Java Oriental, Nico Afinta. Además, entre las víctimas fatales se encuentran dos agentes de la Policía.

Afinta anunció las escalofriantes cifras en una conferencia de prensa en Malang, en declaraciones que luego fueron publicadas por los diarios Kompas y MediaIndonesia, entre otros.

Del total de las víctimas fatales, 34 murieron en el estadio, detalló el inspector, y habría 180 heridos -incluidos niños y mujeres- que fueron derivados a hospitales de la zona, aunque por el momento se desconoce si los casos revisten gravedad.

Más violencia en el fútbol argentino: los hinchas de Aldosivi quemaron los vehículos de los jugadores

Mientras se analizan medidas disciplinarias, el Arema FC informó que su equipo no volverá a jugar con público (ni siquiera en su estadio) por el resto de la temporada.

A través de las imágenes que algunos espectadores captaron con el teléfono móvil se observa una muchedumbre que irrumpe en el estadio y comienza una batalla sangrienta con las fuerzas de seguridad, que intentaron sofocar la embestida con gases lacrimógenos sobre el campo y las gradas.

Por su parte, los deportistas, los árbitros y el cuerpo técnico de ambos equipos escaparon a los vestuarios para evitar incidentes mayores.

Un antes y un después en el fútbol de Indonedia

La magnitud de los incidentes fue tal que intervinieron miembros de las Fuerzas Armadas de Indonesia para contener las peleas en el campo de juego y las puertas del estadio.

“Estamos preocupados y lamentamos profundamente este incidente. Compartimos nuestras condolencias y esperamos que esta sea una lección valiosa para todos nosotros”, comunicó Akhmad Hadian Lukita, presidente de la Liga Indonesia Baru (LIB).

Las víctimas se atribuyen, según el medio local Komas, a "la dificultad para respirar debido a los gases lacrimógenos lanzados por las fuerzas de seguridad”, mientras que otras "fueron producto de haber sido pisoteadas por otros simpatizantes".

El club Persebaya lamentó la tragedia en su cuenta de Twitter: “La familia extendida de Persebaya lamenta profundamente la pérdida de vidas después del partido Arema FC vs Persebaya. Ninguna vida sola vale fútbol. Oramos por las víctimas y que las familias que quedaron atrás reciban fortaleza”.

Por su parte, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, dijo que el de ayer fue “un día oscuro para todos los involucrados en el fútbol y una tragedia más allá de la comprensión”. “El mundo del fútbol está en estado de shock”, señaló. También agregó: “Expreso mis más profundas condolencias a las familias y amigos de las víctimas que perdieron la vida tras este trágico incidente”.

CA / MAR