jueves 16 de septiembre de 2021
INTERNACIONAL Perú
11-09-2021 23:55

Murió Abimael Guzmán, el líder y fundador de Sendero Luminoso

Tenía 86 años y había sido condenado a cadena perpetua. Desató un conflicto que duró veinte años y causó más de 70 mil muertos.

11-09-2021 23:55

El jefe histórico de la sangrienta guerrilla maoísta peruana Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, de 86 años, protagonista de uno de los más salvajes conflictos armados de la región, con más de 70 mil muertos y desaparecidos, murió ayer en la prisión de máxima seguridad donde cumplía cadena perpetua desde 1992, un día antes de que se cumplieran 29 años de su captura. 

Guzmán murió alrededor de las 6.40 de la mañana en la prisión de la Base Naval del Callao, explicó la directora del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), Susana Silva, “por complicaciones en su estado de salud”. 

Las causas de la muerte las determinará la morgue en su informe, añadió Silva, que explicó que Guzmán manifestaba un deterioro en su salud. El motivo del deterioro es que se negaba a ingerir alimentos desde el 13 de julio, según otras fuentes. Por ello fue trasladado a un centro hospitalario el 20 de julio para recibir atención geriátrica.

Guzmán recibió el alta médica el 5 agosto y desde entonces permanecía bajo observación en el Centro de Reclusión de la Base Naval del Callao. El jueves se informó que estaba débil y el viernes un médico del Ministerio de Salud lo atendió y estaba prevista una segunda atención para ayer.

Por su parte, su abogado, Alfredo Crespo, reveló que la esposa del líder guerrillero, Elena Iparraguirre, pidió que le entregaran el cuerpo. La esposa de Guzmán está presa en la cárcel Virgen de Fátima, en Lima, sentenciada a cadena perpetua por terrorismo. Era la número dos de Sendero Luminoso.

La muerte del líder de la guerrilla maoísta fue anunciada un día antes de que se cumpliera el 29 aniversario de su captura, el 12 de septiembre de 1992. 

“La muerte va a tener muchas consecuencias porque (Sendero Luminoso) se va a desmoronar, él era un semidiós (para sus seguidores), prácticamente Sendero se desintegra”, declaró el ex coronel de la policía Benedicto Jiménez, quien lideró la captura de Guzmán en 1992 en una vivienda de Lima.

Guzmán fue sentenciado a cadena perpetua por un tribunal militar. Sin embargo, el Tribunal Constitucional anuló la sentencia y ordenó un nuevo juicio civil. Finalmente, en 2006 fue sentenciado a la misma pena por el delito de terrorismo contra el Estado.

Repercusiones. Las principales autoridades políticas de país se pronunciaron sobre la muerte de Abimael Guzmán, como el presidente peruano, Pedro Castillo, acusado por la oposición de afinidad con la guerrilla.

“Falleció el cabecilla terrorista Abimael Guzmán, responsable de la pérdida de incontables vidas de nuestros compatriotas. Nuestra posición de condena al terrorismo es firme e indeclinable. Solo en democracia construiremos un Perú de justicia y desarrollo para nuestro pueblo”, tuitéo el mandatario. Por su parte, la presidenta del Congreso, la opositora María del Carmen Alva, recordó  a las víctimas de Sendero Luminoso. “Murió el terrorista Abimael Guzmán. Los testimonios de los huérfanos, viudas (que también perdieron hijos) y todos quienes vieron morir a alguien a manos de Sendero Luminoso nos desgarraron el alma. Pienso en ellos, en las víctimas del terrorismo, a quienes aún les debemos tanto”, afirmó. 

El ministro de Economía y Finanzas, Pedro Francke, destacó que “Sendero Luminoso asesinó a miles de inocentes y socavó la paz del país. El horror de esa época no lo olvidamos, y su muerte no borrará sus crímenes. Sigamos trabajando por superar la desigualdad y la discriminación, construyendo un país más justo, en democracia y con paz”, ha apuntado.