martes 03 de agosto de 2021
INTERNACIONAL Rusia
06-11-2020 03:44

Vladimir Putin ya consiguió la "eternidad", ahora va por la inmunidad

El actual mandatario de la federación rusa, que cumple dos décadas en el poder, se decide entre el retiro inmunizado o el poder sin límites.

06-11-2020 03:44

El parlamento ruso impulsó un proyecto de ley que le permitiría al actual mandatario Vladimir Putin gozar de un posible retiro del poder político sin tener de qué preocuparse.

Se trata del segundo planteo en tan solo una semana dentro del recito referido a brindar completa inmunidad para tanto a los ex presidentes como al actual. En caso de ser así, el presidente de Rusia no podría ser enjuiciado por ninguno de los delitos que haya cometido.

A partir de la disposición de este plan dentro parlamento, según pudo averiguar el diario The Guardian, comenzó a correrse la voz en los pasillos del recinto respecto de si Vladimir Putin, de 68 años, estaría pensando en dejar vacante el poder tras más de 20 años en el Kremlin. Sin embargo, no se descarta la posibilidad de que continúe extendiendo su mandato.

"El presidente estaría pensando en dejar vacante el poder o continuar extendiendo su mandato de manera indefinida"

Esta última idea surge de un paquete de medidas, que fueron presentadas en julio de este año, con carácter modificatorio en la constitución. Luego de aprobado dicho paquete, se le otorgó a Putin la posibilidad de mantenerse como máximo referente de la federación rusa, por lo menos, durante 16 años más.

Según los analistas, el hombre de 68 años de edad se encuentra más cerca del retiro que de una consolidación ilimitada en el poder. A lo largo de su amplia trayectoria como máximo mandatario, Putin no hizo más que prepararse para este día. En el 2001, a tan solo un año de haberse sido consagrado presidente electo, decidió aprobar la inmunidad presidencial por ley.

"Según los analistas, Putin está más cerca del retiro que de una consolidación ilimitada en el poder"

Por ende, se trata de una de las tantas pruebas suficientes como para evidenciar que el actual presidente ruso, antes que someterse a una constante reelección indefinida, prefiere salir impune ante cualquier acto criminal y/o fraudulento que alguna vez haya ocasionado. Solo el tiempo dirá si Putin sucumbe ante la ambición del poder o, por lo contrario, opta por un “pacífico” retiro.

JFG / DS