viernes 03 de febrero de 2023
INTERNACIONAL El gobierno de Olmert crea una colonia considerada "ilegal"

Quejas a Israel por un nuevo asentamiento

La Casa Blanca y la Unión Europea (UE) sugirieron que una nueva colonia en Cisjordania garantiza el fracaso de las débiles posibilidades de acuerdo. Olmert dispuso crear un enclave para que vivan ex colonos de Gaza.

28-12-2006 02:42
Washington y Jerusalén - El Ministerio de Defensa israelí autorizó el martes la construcción de 30 casas en Maskiyot, un antiguo puesto militar mayormente abandonado, que es utilizado para el entrenamiento de cadetes.  Las nuevas viviendas están pensadas para que vivan unas 30 familias, que fueron evacuadas de sus casas en el marco del histórico repliegue israelí de la Franja de Gaza, en agosto y septiembre de 2005.

El portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Gonzalo Gallegos, dijo que el establecimiento de la nueva colonia contraviene las obligaciones israelíes según el plan de paz internacional conocido como "hoja de ruta", promovido por Estados Unidos, la Unión Europea, las Naciones Unidas y Rusia.

"Buscamos una explicación por parte del gobierno israelí respecto a esto. Los Estados Unidos llama a Israel a cumplir con sus obligaciones según la "hoja de ruta" y evitar dar pasos que puedan ser vistos como una forma de predeterminar el resultado de las negociaciones sobre un estatus final", afirmó.

La UE también expresó hoy una "profunda preocupación" por la decisión israelí de autorizar los planes de construcción de un nuevo asentamiento en el este de Cisjordania, unos 20 kilómetros al noreste de la ciudad de Nablus. Es "ilegal según la ley internacional y podría hacer físicamente imposible de implementación la solución de dos Estados, uno israelí y otro palestino conviviendo pacíficamente”, dijo el comunicado de la UE, que indica que el momento para la construcción es "desafortunado", dado que tiene lugar poco después de la reunión del sábado entre el primer ministro israelí, Ehud Olmert, y el presidente palestino, Mahmud Abbas.

Una fuente de Defensa israelí, hablando bajo condición de anonimato, dijo que el ministro de la cartera, Amir Peretz, del centroizquierdista Partido Laborista, autorizó el plan porque “no podía romper una promesa hecha por su predecesor Shaul Mofaz a antiguos colonos de Gaza”.

Mofaz se desempeña actualmente como ministro de Transporte y es miembro del partido de centro Kadima, al que pertenece Olmert, pero en ese momento era miembro del conservador Likud.

Esta sería la primera vez en una década que Israel construye un nuevo asentamiento, con autorización gubernamental, en Cisjordania. Los colonos han establecido decenas de puestos de avanzada improvisados, pero sin aprobación formal de las autoridades. Maskiyot está situado en el Valle del Jordán, un área estratégica atravesada por el río Jordan. Israel ha dicho que no tiene intención de retirarse de la zona, incluso tampoco como parte de un futuro acuerdo con los palestinos.

Según la organización de derechos humanos israelí Betselem, el gobierno israelí ya ha anexado de facto el Valle del Jordán estableciendo una red de bloqueos de ruta, que permiten la libre circulación entre esa zona e Israel pero obstruyen el movimiento entre esa zona y Cisjordania.

A pesar de que los asentamientos israelíes en Cisjordania son considerados ilegales bajo el derecho internacional, para Israel una carta enviada por el presidente estadounidense George W. Bush en abril de 2004 al entonces primer ministro israelí Ariel Sharon es tácitamente una luz verde para mantener algunas de las colonias como parte de un futuro acuerdo de paz.

En este concepto se incluyen más de 50 asentamientos situados cerca de la denominada "línea verde", entre Israel y Cisjordania, y unos 26 más en el Valle del Jordán. Mientras que Israel sigue desarrollando esos asentamientos, el gobierno de Olmert ha congelado ampliamente la construcción de las demás colonias, ubicadas en el corazón de Cisjordania.

Los palestinos estiman que perderían al menos el 20 por ciento de su territorio si Israel sigue adelante con las anexiones. Nabil Amr, alto funcionario del gobierno de Abbas, dijo hoy que las decisiones israelíes de interrumpir parcialmente la tregua
con los palestinos y aprobar la construcción de este asentamiento van a "afectar negativamente los esfuerzos por revivir el proceso de paz israel-palestino”.


Fuente: DPA y AFP

En esta Nota